Señor intendente, Sergio Gallia; María Alejandra, ingeniero Federico Braun, Inés, a todos los concejales, autoridades municipales, trabajadores del municipio, de la provincia, proveedores, obreros que construyeron este edificio, trabajadores de este nuevo establecimiento, me sumo a las palabras de Sergio en el sentimiento del honor que significa estar inaugurando obras, como decía Federico Braun. Construir es un largo proceso, destruir es sencillo y lleva muy poco tiempo. Incluso en las relaciones humanas. Construir relaciones humanas es un trabajo de años, de toda la vida; destruirlas, se pueden destruir en un segundo.

Por eso me sumo a esta fiesta popular de Plottier, de un Plottier que crece, que compite en cantidad de habitantes con las demás ciudades de la provincia, pero que la calidad de sus habitantes es la calidad y el temple del habitante patagónico, del habitante neuquino, solidario, generoso y buen vecino. Por eso todo lo que represente llevar al ciudadano nuevos servicios, servicios de calidad, abastecimiento de servicios y mercadería que tengan la impronta que en estos 101 años La Anónima le ha dado en esta última gestión de Federico desde el año 1979 hasta la fecha la impronta del servicio, de la solidaridad, también del buen vecino corporativo, que eso en definitiva es la responsabilidad social empresaria, que las empresas sean buenos vecinos corporativos, preocupados no solamente en la economía de la ciudad, no solamente en la economía de la empresa, su subsistencia, el cumplimiento de normas, normas laborales, de seguridad, sino también la responsabilidad solidaria, voluntaria y abierta hacia una comunidad que necesita la presencia de las empresas en lo que tiene que ver con la educación, con el sostenimiento de un ambiente cada vez más complicado en su tratamiento y en su trato.

Debemos cuidar el planeta y esto es una responsabilidad corporativa de todos, de las empresas y es una responsabilidad ciudadana de todos los habitantes. Una sucursal más, Federico, en la provincia del Neuquén. Una sucursal más que se suma, el otro día me olvidaba alguna. El otro día inaugurada por La Anónima en Villa La Angostura, hoy aquí en Plottier. También en Plaza Huincul, en Rincón de los Sauces, en Zapala, en Neuquén y en la región, en toda la Patagonia, y en la provincia de Buenos Aires, en Santa Fe, tuve la oportunidad de estar en Ituzaingó. Me debo haber olvidado de alguna, ¿no? ¿San Martín de los Andes la mencioné? En Ituzaingó tuve oportunidad de ver el centro de distribución y recién veíamos en las imágenes la tecnología que se implementa y la organización necesaria para llevar adelante un supermercado. Realmente creo que el éxito va de la mano de la organización.

Y él decía, el ingeniero Federico Braun, que no hay casualidades. Hay un libro que habla sobre la buena suerte y allí se habla que la buena suerte también se construye, la buena suerte no es simple casualidad, la buena suerte se puede acompañar. Por supuesto que existe la fortuna, la buena fortuna, la buena estrella. Pero uno tiene que ayudarla con acciones, con concreciones, con lo que decía el video. Me quedo con dos partes del video: una que habla de los pioneros y del espíritu pionero, lo que significa ser pionero, que nosotros en la Patagonia lo sabemos que es ese temple, esa voluntad, ese coraje, esas ganas de salir adelante, vencer las adversidades y por otro lado hacer que las cosas pasen. El video dice: los trabajadores de La Anónima hacen que las cosas pasen.

Y en esto me quiero referir, brevemente y para terminar. Esto de hacer que las cosas pasen. Max Weber hablaba de la ética de la responsabilidad, de la ética de las convicciones, pero también hablaba de la ética de la acción. Todas las empresas tienen la responsabilidad de accionar para además de ser duraderas en el tiempo, asegurar la fuente de trabajo y respetar a los trabajadores. Las organizaciones sociales también tenemos esa responsabilidad. Los municipios, las provincias, la Nación, tenemos la gran responsabilidad de hacer que las cosas pasen y de gestionar.

Y me quiero referir a esto porque y lo quiero coordinar con una noticia que leía hoy en los diarios nacionales y con otra noticia que leía en los diarios provinciales. Los diarios nacionales miran con preocupación un informe de geólogos que dicen que la Cordillera de los Andes, así como sube en San Juan, está perdiendo algunos metros en el sur de Mendoza y el norte de la provincia del Neuquén. Son hechos geológicos, son hechos de la naturaleza, que se dan. Y en diarios regionales veo noticias de dirigentes políticos, candidatos, algunos, otros dirigentes de organizaciones de la sociedad, que echan siempre la culpa a los demás de lo que pasa. Siempre le echan la culpa a los demás y por supuesto cuando encuentran al gobernador, buscan hacerlo responsable de todo lo que pasa.

Se olvidan del marco de las grandes dificultades que está atravesando el mundo con la crisis que se vive. Y aquí es donde quiero destacar el coraje que significa construir, hacer y hacer que las cosas pasen y tener la ética de las convicciones, de la responsabilidad y la acción en medio de la crisis. Lo que decía Sergio: a pesar de la crisis esta inversión se hace y se toma la decisión de ir para adelante. Y lo mismo en la vida de los pueblos. En la vida de los pueblos no hay que perder la altura. Y a esto me quiero referir con la Cordillera de los Andes. Los dirigentes tenemos que estar a la altura de las responsabilidades que delega la ciudadanía en nosotros con el voto popular. Y en este sentido, quiero ratificar mi compromiso de que voy a hacer lo imposible para estar a la altura de las responsabilidades que en el 2007 la ciudadanía me delegó por amplia mayoría.

Y a mis adversarios, a los que lo fueron y a los que lo son hoy, les pido que tengan la misma altura, que no les pase lo que pasa con la Cordillera de los Andes en el norte de la provincia del Neuquén, que no pierdan altura, que estén a la altura de las responsabilidades con compromiso, con acción y no solamente con protestas, sino con propuestas. Y que no haya una simple especulación electoral de cara al 28 de junio, porque después el mundo sigue andando, la provincia de Neuquén sigue andando, tenemos que seguir andando, la provincia del Neuquén sigue andando y estoy seguro que si hay unidad de voluntades de todos los neuquinos, con el ejemplo de los pioneros, el coraje para salir adelante y fundamentalmente el principio de la acción y hacer que las cosas pasen, las cosas van a suceder, vamos a atravesar la crisis y, si Dios quiere, vamos a ver cómo el progreso y la calidad de vida van creciendo en una provincia querida como la provincia del Neuquén. Muchísimas gracias y felicitaciones.