Buenos días a todos, felicito esta iniciativa de los concejales, Hablando con la Ciudad, hablando con el vecino, hablando con el ciudadano. Y los felicito no solamente porque proviene de una iniciativa de nuestro partido, el Movimiento Popular Neuquino (MPN), sino que parte de concejales que son representantes del pueblo neuquino y además porque este contacto con la ciudad y el ciudadano es el nacimiento de la política en su verdadera acepción. La palabra política ha sufrido muchas transformaciones, muy distinto es cuando uno habla de política que cuando habla de ciencia política. Y yo creo que, si la escribimos con mayúscula, la palabra política viene de polis, que es ciudad, es la vida en la ciudad y en definitiva es lo que da razón de ser a la vida cívica. La vida compartida por los ciudadanos con problemas comunes es lo que da razón de ser a la existencia de esta función pública de servidores públicos. En las palabras de los concejales que hablaron está resumido el concepto claro de lo que un representante popular tiene que hacer en contacto con el ciudadano. Lo que decía Ana (Pechen) de esta interrelación entre el dirigente y el ciudadano en un diálogo que tiene que ser creativo y receptivo.

Dicen que lo más difícil del ser humano es escuchar. Dicen generalmente que, cuando uno habla y dice un discurso, solamente se escucha el 10 o el 15 por ciento de los conceptos que uno trata de reflejar, porque a veces el transmisor no trasmite bien y el receptor a veces no tiene interés. Marcelo (Marchetti, concejal organizador del encuentro) decía algo muy importante, nosotros tenemos la vocación de hacer cosas y hacerlas en silencio, tenemos tantas cosas que hacer que esa vorágine nos lleva a no transmitir bien. Yo voy a citar un ejemplo. Hace pocos días, en un diario de la región, se publicó media página a un ciudadano intolerante de San Martín de los Andes que reflejaba agravios e insultos al gobierno de la provincia y al gobernador. Quizás porque en su actividad turística ha sido un año malo, poca nieve, cortes de rutas, pandemia que suprimió todas las reservas de Brasil, crisis internacional y demás. No me quiero quedar con lo anecdótico del agravio descalificante, que no sirve para construir política ni para construir ciudadanía, sino que me quiero quedar con que lo que nos falta a nosotros es comunicación de todo lo que se hace. Porque en materia de vida cívica y vida ciudadana procuramos llevar a cada ciudad las mejores soluciones en el marco de esa crisis de la que hablaba Julio (Ocampo, concejal organizador del encuentro) también, una crisis profunda que hace muy difícil gobernar, cuando no se tienen recursos es muy complicado.

Es muy lindo decir para un médico no hay gas en Manzano Amargo pero lo que no explica tal vez es el esfuerzo que tuvo que hacer el gobierno para pagar buenos sueldos a médicos a enfermeros y que ese hospital esté bien atendido. Entonces por allí llega tarde o porque el Estado está retrasado o porque los proveedores están disconformes porque nuestros pagos están demorados. Entonces se hace muy difícil hacer el equilibrio porque nuestros adversarios en general toman los errores, los defectos, lo que no se hizo, o lo que se hizo mal porque tenemos nuestros errores pero no se toma en el balance todas las cosas que se hacen y se hacen bien. Todas las cosas que se han hecho en salud en estos dos años, lo hablábamos con Ana (Pechen), lo reflejamos en un video que tratamos de hacer conocer a todos, que tiene que llegar a todos los concejales, diputados, comisiones vecinales para que se refleje todo lo que se está haciendo. Se compraron tantas ambulancias en estos dos años, más que en los últimos diez o quince años, como producto de las renegociaciones hidrocarburíferas que nos permitieron tener recursos para llevar estas soluciones o en los municipios.

Estamos distribuyendo por la ley de las renegociaciones una cifra en el orden de los 300 millones de pesos, que da lugar a más de 600 obras en todos los municipios. En Neuquén capital la obra del canal de Mari Menuco que va a traer agua para los próximos 30 años a la Neuquén, Centenario, Plottier, Vista Alegre, es una obra de 280 millones de pesos más los nexos, más las plantas de tratamiento, más la posibilidad de riego de unas 15 mil hectáreas y otras 15 mil. Uno hace la difusión, uno hace la propaganda, pero por allí tenemos que personalizarlas más y hacer este tipo de reuniones donde uno además de publicar y poner en conocimiento las cosas que se hacen poder explicar las que no se hacen y justificar cuales fueron los motivos y errores. Además escuchar a la gente esto es fundamental y cuando uno está en la función pública la vorágine, lo cotidiano, los problemas hacen que sea muy difícil este contacto popular.

Esto es lo que hay que recrear y yo felicito esta iniciativa el contacto con la gente en la escuela, en el hospital, en la comisión vecinal, en el barrio, en la casa del ciudadano. Esto es muy importante para poder recrear no solamente la gestión sino también recrear un partido político. Los movimientos populares tienen que recrearse todos los días por eso son movimientos populares, son dinámicos, no tienen el corsé de un partido. Muchos dicen el partido que tiene que renovar sus autoridades. Es mucho más importante la vigencia de un movimiento que la vida de un partido, por ahí el partido dice no quisimos llamar a internas porque en realidad otra interna más en el marco de lo que ocurrió en el 2009, no era bueno para el partido, no era bueno para el movimiento, entonces veámoslo en el 2010 tranquilos, procuremos la unidad en la diversidad.

Procuremos generar nueva dirigencia, procuremos llenar esas listas con concejales, con diputados, con intendentes, con presidentes de comisiones de fomentos, que le den vida al partido, a cada seccional, a la junta de gobierno, a la convención.

Eso es fundamental hacerlo en contacto con la gente. También seguramente en esas reuniones habrá catarsis, Marcelo, habrá cachetazos que recibir. Lo importante es que el diagnóstico se haga, pero lo más importante es las medidas de acción directa que se implementen a partir de los diagnósticos.

Y vuelvo al ejemplo de las cosas que ocurren, por ejemplo con el tema gas. Nosotros tenemos que aprender a comunicar, yo todavía no acierto a elegir las palabras exactas para lo que queremos decir respecto al gas. Neuquén es una fabrica, una gran fábrica de gas y resulta que muchos adversarios nuestros dicen `Jorge Sapag está propiciando el aumento del gas, y usted vecino cómo ve esta medida´.

Y en realidad son dos cosas distintas. Nosotros queremos para Neuquén una tarifa preferencial de gas, por ser provincia productora, provincia fría, patagónica. Pero producimos el 50 por ciento, el 51 por ciento del gas de la República, y consumimos el uno por ciento. Entonces nuestros adversarios focalizan en el uno por ciento del consumo, y yo me veo obligado como gobierno a focalizar en el 51 por ciento de la producción.

¿Por qué? Porque estamos mal vendiendo a la República nuestro gas. ¿Por qué? Porque el gas quedó congelado por siete años, el gas de consumo domiciliario se congeló por siete años, y fue decisión del gobierno nacional, tengo obligación de decírselo al gobierno nacional, se equivocaron.

Ahora tienen que corregir ese rumbo. Entonces tienen que hacer una escala creciente del gas, para valorizar nuestro gas en boca de pozo. ¿Y por qué, por un capricho, porque nosotros queremos en la provincia del Neuquén vivir diferente que en las demás provincias? No, porque es un recurso no renovable. Porque a partir de la Constitución del 94´ese recurso es propiedad de las provincias, porque necesitamos generar recursos para explorar. Hay más gas en Neuquén, pero hay que explorarlo.

El otro días fuimos a Aguada Pichana, 3 mil metros de profundidad un solo pozo, 1.200.000 metros cúbicos, es el uno por ciento de la producción de la República, un solo pozo. Pero hay que explorarlo ese pozo, costó con toda la infraestructura 250 millones de pesos de inversión. Hay que invertir, hay que explorar, hay que ir a buscarlo, porque eso nos permite generar fuentes de trabajo, porque la renta del gas y del petróleo nos permite generar riqueza y contar con recursos ¿para qué? para atender la salud, la educación, la seguridad, la justicia, la promoción de nuestra economía.

Y al mismo tiempo trabajar en energías alternativas como la geotermia que estamos a punto de recibir propuestas para Copahue, o que se va a explorar el Domuyo, o la energía solar o la eólica. Tenemos tanto para hacer en Neuquén, pero para eso necesitamos poner en valor el gas y el petróleo de nuestra cuenca. Y esto lo tenemos que transmitir bien, porque por allí aparece algún pícaro, adversario, que dice `no, no se puede aumentar el gas, no hay que aumentar el gas en los domicilios´.

Y bueno, es un argumento muy interesante pero cuidado con la demagogia que se puede esconder detrás de ese argumento. Porque a nosotros como neuquinos nos conviene cobrar bien nuestro gas valor boca de pozo al resto de la República y después subsidiar a quien tengamos que subsidiar nosotros, por un concepto de equidad social.

La garrafa social la subsidiamos nosotros los neuquinos, no necesitamos de Nación, o subsidiar a las personas de bajos ingresos, los subsidiamos nosotros, Nación no se preocupe, en la provincia del Neuquén nos ocupamos nosotros. Pero usted Nación ocúpese de tener una política tarifaria y de precios adecuada para que nuestro gas no se regale ni se mal venda, porque de eso dependemos.

Entonces esto ¿cómo se genera esta comunicación? con el diálogo, o que decían ustedes `no hay nada que reemplace el diálogo interpersonal´. Uno puede sacar una solicitada en el diario, puede hablar por la radio, puede estar en mil discursos, pero nada reemplaza el diálogo interpersonal. ¿Ahora es posible que lo haga una sola persona? es imposible, esto hay que generar masa crítica. Entonces los concejales se lo transmiten a las comisiones vecinales, las comisiones vecinales a los ciudadanos, los diputados provinciales a otros ciudadanos, los intendentes de las ciudades lo tienen que transmitir en asambleas populares. Esto es irremplazable. Y esto hace a la participación y a la vida de un partido.

Y un partido para que esté vivo tiene que estar activo. No puede estar esperando en una concepción verticalista las decisiones de su gobernador, o de la vicegobernadora, tiene que estar autoconvocado permanentemente para generar masa crítica y generar concepto de defensa de lo neuquino. De defensa de nuestro partido, y de defensa de nuestra bandera, y de defensa de nuestra causa, y de defensa de la generación de nuevos dirigentes, de nuevo conductores, que levanten esas banderas bien en alto y las lleven a buen destino.

Por eso felicito esta iniciativa, realmente va a ser muy bueno para la ciudad hablar de transporte público, hablar de la seguridad en el Consejo de Seguridad, hablar del mejoramiento urbano, de los mejoramientos barriales, hablar de todos los temas que hacen a la vida del Concejo Deliberante.

Un Concejo Deliberante que tuvo en los últimos diez años la responsabilidad de trabajar desde la oposición, y desde una oposición constructiva. Solamente desde una oposición constructiva es posible generar progreso y generar trabajo.

Y es lo que le pedimos nosotros también a todos los legisladores, que la oposición sea constructiva. Que no nos detengamos en los pequeños problemas o en las grandes confrontaciones, que sepamos que los ciudadanos nos están mirando, nos están mirando y tal vez a muchos de ellos no les importa de qué partido político somos, lo que les importa es que tengamos grandeza, seriedad y mucha responsabilidad a la hora del trabajo. Muchísimas gracias, los felicito y los invito a continuar en esta tarea.