Señor ministro y (ministro de Planificación Federal, Infraestructura y Servicios Públicos) Julio (De Vido), señora vicegobernadora (Ana Pechen), presidentes de las empresas, intendentes, señor secretario del sindicato de petróleo y gas, demás dirigentes sindicales que nos acompañan, autoridades nacionales, provinciales y municipales.Creo que hoy es una jornada donde todo está dicho y que fundamentalmente está dicho por las obras. Los discursos pueden ser muy bonitos, pero las realidades que se levantan en la Patagonia son contundentes.

Nuestras palabras las repetimos de reconocimiento a la señora presidenta de la Nación (Cristina Fernández) porque con el programa Refino Plus, Gas Plus y Petróleo Plus se puede cristalizar esta realidad soñada por tantos dirigentes; por tantos dirigentes nacionales y provinciales, por Néstor Kirchner, que siempre bregaron por la industrialización en origen, y que siempre bregaron para que trabajemos para generar más trabajo a nuestras familias.

Nuestro reconocimiento a esta decisión de la Presidenta de la Nación, nuestro reconocimiento inquebrantable de los empresarios de desarrollar la economía de la provincia. Hace 20 años yo los recibía a Emilio Carosio y Carlos Grimaldi, cuando recién iniciaban este sueño de Gas Medanito y los recibía en la Casa de Neuquén (Buenos Aires); yo estaba trabajando como representante de de la provincia de Neuquén en Buenos Aires, me decían que ellos querían trabajar en yacimientos marginales, que querían trabajar con gas y petróleo. Y en 20 años han construido una empresa que es felicidad para 350 familias que trabajan en ellas, además de todos los que trabajan en forma indirecta.

Y hace 10 años, lo recibía también a Miguel (Schvartzbaum) en Buenos Aires cuando yo era vicegobernador de la provincia, y Miguel me decía que quería instalar una refinería en Neuquén y yo lo miraba y miraba en sus ojos la firme e inquebrantable decisión de querer hacerla y se fueron articulando acciones para llegar a este momento. Como decía él (Miguel) y como decía Emilio, no sin dificultades, no sin problemas, no sin adversidades, fueron años muy difíciles para la República Argentina, y llegamos a la crisis del 2001 como decía la Presidenta de la Nación, y cuando asumió Néstor Kirchner en 2003 la presidencia de la República, había un 50 por ciento de pobreza, 30 por ciento de indigencia, y un 30 por ciento de desocupación.

Y hoy estamos vislumbrando otra Argentina, una Argentina diferente, distinta. Creo que debemos trabajar con el espíritu patriótico y de vocación para resolver los problemas sociales.

A poca distancia de aquí, Julio (De Vido), está el pozo Nº1, el primer pozo que en 1918 se encontró en la zona de Plaza Huincul y Cutral Co. Ese pozo se encontró con la vocación del ingeniero Enrique Cánepa y de los trabajadores que estaban con él en el pozo, porque se les dio la orden desde Buenos Aires de abandonar la tarea. A 580 metros se les dijo ‘no sigan’. Y siguieron a su costo, y siguieron con sus trabajos durante tres meses sin recibir paga y el equipo perforador que estaban utilizando se llamaba equipo Patria. Y creo que hoy hay un equipo Patria conducido por la Presidenta de la Nación que está construyendo una nación sólida con provincia que tienen que ser indestructibles y con un pueblo que merece esta igualdad de oportunidades. Gracias por esta decisión del gobierno nacional y gracias no solamente por este presente de realidades, sino por las próximas obras que se van a encarar como estas dos nuevas refinerías que van a generar inversión y trabajo para todos los neuquinos y patagónicos y en definitiva, energía para que la República Argentina tenga en su industria, en sus hogares, en su transporte, tenga esta energía neuquina, con sus recursos, con su gas, con su petróleo, para poder desarrollar la República y generar justicia social entre todos los argentinos, sin exclusión. Un abrazo para todos.