Señor presidente de la comisión de fomento de Chorriaca, José Burnes; loco de la comunidad Quilapi, Mariano Quilapi; señor representante de la empresa Duke Energy, John Stowell, aquí presente por tercera vez mi amigo John; a Mariana Schoua; al coordinador del proyecto por la Fundación GSEP; Bruno Menard; a José Tierno a Leandro y Cecilia.

Para mí es un verdadero honor y placer estar hoy en Chorriaca. Les quiero confesar que muchos actos y muchas reuniones quiero que pasen rápido, porque por allí hay una agenda nutrida, por allí hay muchas cosas que haces y empiezo a mirar el reloj pero hoy, es un caso distinto, quisiera que este acto no se terminara nunca; porque son esos hechos en la vida en los que a uno les toca ser protagonista; como decía Bruno (Menard) la energía está en el aire, la fuerza está en el ambiente, la buena onda; en mapuche la expresión es Raquisuan: la fuerza del buen pensamiento; y es lo que está hoy aquí presente.

Hay un pensador que dice que las grandes obras las sueñan los sabios locos, las analizan los ejecutores natos, las disfrutan los felices pueblos y las critican invariablemente los inútiles crónicos. Hoy podemos articular las tres primeras partes, voy a dejar la última porque no me voy a dedicar a los inútiles porque la sociedad sola los margina, pero si acá tenemos un sabio loco. Un sabio loco que diseño la idea en algún momento y loco en el sentido lindo, esos hombres bohemios que aman su tierra, que aman a la gente, que fue Gustavo Vanucci.

Gustavo trabajó tanto tiempo en Hidronor y trabajo tanto tiempo en la región que fue un neuquino más; tenía casa en Andacollo, tiene su terreno en Huinganco y tiene por allí algunas vacas, algunos caballos, algunos chivos, algunos pavos, es decir, que ha dejado en cada puesto, emprendimientos. Justamente como emprendedor, para ser emprendedor hay que soñar y muchas veces hay que dejar volar la imaginación y eso fue lo que hizo Gustavo cuando fue al EPEN y lo vio a Carloncho y le dijo: ¿Qué proyecto hay que podamos hacer y soñar y mejorarle la calidad de vida a la gente? Carloncho saco algunos proyecto del EPEN y Gustavo en conversaciones con Duke, en conversaciones luego con la GSEP, se conformó una fundación en la provincia de Neuquén, estuvimos trabajando juntos en la constitución de esa fundación; y la GSEP formada por la empresas hidroeléctricas más grande del mundo, una fundación de la energía justamente para buscar energía limpias y renovables, decidido donarle a la provincia del Neuquén, a sus habitantes, a su gente, a la comunidad de Chorriaca, a la comunidad de Cochico-Coyuco: 2 millones y medio de dólares.

Estamos hablando de una cifra muy importante que demuestra que para las empresas que conforman la GSEP –Duke incluida- la responsabilidad social empresaria no es una cuestión de palabra, es una cuestión -como decía el intendente José en su palabras- de hechos, de realidad y hoy lo estamos viviendo. Es así como se articulo este parque eólico.

Para dimensionar lo que significa para la comunidad -Cristina, Santiago que están aquí presentes- el sueño de Gustavo se ve reflejado en cada uno de estos vecinos; hay 140 familias en Chorriaca que van a tener electricidad segura, limpia a partir de este momento y lo mismo que en Coyuco Cochico. Para simplificarlo le voy a contar que el otro día fue el aniversario de Chorriaca, estuvimos aquí, se acercó una señora Juanita Herrera de 91 años jóvenes años, estábamos con mi hermana Chani que está aquí presente charlando con ella, y ella estaba muy agradecida. Les quiero trasmitir, quizá es muy difícil transmitir con palabras todos los sentimientos que ella volcaba en esa charla, de agradecimiento, de un sentimiento emocionado; y ella decía gracias por el regalo. Ella vive a cuatro kilómetros de aquí de Chorriaca, o sea que todavía tiene una extensión más de energía, el EPEN le llevo una línea, entonces bueno le decimos: la electricidad es muy importante para usted.

Ella nos miraba con sus ojitos sabios de la sabiduría de los que han vivido muchos años, ella decía yo por 91 años viví sin heladera, por primera vez en mi vida tengo heladera y espero y voy a vivir muchos años más, para disfrutarla. Y ahí mencionaba uno lo importante que es tener electricidad para calidad de vida, para guardar alimentos, para cuidar la salud, para tener medicamentos, para tener la posibilidad de un hielito para una bebida fresca, para poder tener un equipo de música, para poder tener luz a la noche para tejer; para simplemente poder disfrutar una charla con los hijos que viven con ella. Ese testimonio muestra una familia y una persona agradecida.

Cuando veo tanto reclamos, en todos el país, no solo en Neuquén, muchos reclamos desde el voluntarismo, desde la dificultad de poder satisfacer todos los reclamos, muchas veces desde la comodidad: anda vos y busca los recursos total es problema tuyo; y veo estas familias y recompongo mi espíritu, porque es el espíritu de los pioneros. Veo en las familias de la comunidad Quilapi, de Coyuco Cochico, la distancia y el esfuerzo y los valores de los pioneros que son compromisos, sacrificios, contracción al trabajo, saber que el que no trabaja es muy difícil que pueda sobrevivir, aquí si no se trabaja y si no se realizan tareas cotidianamente es muy difícil enfrentar las adversidades y además en comunidades pequeñas es donde crece más la polaridad y el trabajo en equipo.

Por eso quiero a la GSEP, a la Duke Energy, en la persona de John agradecer a todo el directorio de la empresa, agradecer el tiempo que le han dedicado. Ustedes tienen actividades muy importantes a los ancho de todo el mundo y dedican su tiempo y vienen, no solamente cumpliendo formalmente con solidaridad y responsabilidad sino, cumpliéndolo de corazón, con verdadero sentimiento. Sé que fueron por tierra de Chos Malas a Coyuco Cochico, son 3 horas largas de viajes, luego de Coyuco Cochico a Chorriaca; esto demuestra el compromiso.

Y yo soy una persona reconocida. He aprendido en mi vida que la lealtad es un camino de ida y vuelta, no es un camino solamente de ida. Sé que las empresas que son concesionaria de las represas hidroeléctrica en la provincia del Neuquén están pasando momentos difíciles, momentos donde ni siquiera ganan, trabajan a perdidas. Nosotros a partir de la construcción de nuevas represas sobre el rio Neuquén, queremos trabajar firmemente para ver de qué manera en aquellos emprendimientos que los que somos socios como en El Chocón o Piedra del Águila y los que no somos socios como en Cerros Colorados que lo fuimos en su momento, colaborar desde la provincia estrechamente en esa lealtad, en esa conjunción de esfuerzo e ideas para que la energía, el rio Neuquén y nuestras empresas le reporten a la provincia los recursos que la provincia necesita.

Para eso tenemos que hacer que los negocios hidroeléctrico también sean rentables, por lo menos que tengan punto de equilibro y vamos a trabajar fuertemente, codo a codo, y hombro con hombro con Duke porque estos gestos demuestran una empresa comprometida con la provincia. Así como Duke se compromete con la provincia y se juega por la provincia, sepan que el gobierno de la provincia del Neuquén también se la va a jugar por Duke, en los estrados y en los lugares que haya que hacerlos para que ustedes tengan las satisfacciones que deben tener, como una empresa operadora de una represa tan importante que en el caso de Cerros Colorados, que no solamente abastase de electricidad de República sino, que además da mucha seguridad agua abajo a las ciudad que están aguas abajo. Sabemos que ustedes no solo cumplen funciones de generación eléctrica sino también de sostener todo un sistema que está muy disperso en Cerros Colorados por el rio Neuquén.

En esta tarea queridos habitantes de Chorriaca hemos estados todos empeñados, también el Ente Provincial de Energía del Neuquén aportando lo suyo y cada uno de ustedes, cada uno de los habitantes. José Burnes gracias por toda la tarea que han desarrollado.

Ha llegado recientemente la fibra óptica a Chorriaca, de la mano de Argentina Satelital (ARSAT), gracias por ello a Rodolfo Laffitte, secretario de Gestión Pública de la provincia y a todo tu equipo, por tener conectado con fibra óptica a Chorriaca; lo que permitirá traer diez canales de aire, internet, que permitirá la posibilidad que los chicos, los jóvenes y los adultos de Chorriaca puedan aprender, aprender jugando, o que tengan igualdad de oportunidad que los chicos que viven en la ciudades.

También quiero agradecerle a Dios esta posibilidad de estar en esta reunión, agradecerle al viento ese capital tan importante que tenemos los patagónicos, que a veces nos hemos quejado o renegado de él, no reneguemos de él; ya que este acontecimiento tan importante le permite ahorrar 80 mil litros de combustible a la provincia y al mismo tiempo, vamos a ahorrar la emisión de 240 toneladas de Co2 a la atmosfera, lo que significa colaborar con un granito de arena a que no haya calentamiento global. Queremos colaborar con la energía limpia de la provincia de Neuquén, el viento, el sol, el agua a que se reduzca el calentamiento del planeta. Y esta es tarea que nos hermana con las GSEP, que nos hermana con la Duke, con la comunidad Quilapi, con la provincia del Neuquén de trabajar todos juntos para tener un planeta mejor y dejarle a las generaciones que vienen un planeta distinto, no aquel planeta con el que estamos luchando todos nosotros.

Estamos trabajando con el Banco Mundial; falta la última decisión para llevar 600 kilómetros de líneas rurales eléctricas a todos los rincositos de la República; por eso el sueño de Mariana (Schoua) de ir llevándole este tipo de emprendimiento y este tipo de eléctrica a otros lugares, también lo vamos a continuar. Aquí la tarea comienza. Como dicía Teresa de Calcuta: no hay punto de llegada en la vida de los pueblos, siempre la llegada es un nuevo punto de partida para nuevas realizaciones; ella decía y se preguntaba muchas veces cuál es el mejor día, el mejor día es hoy decía ella. Para mí el mejor día es hoy y poder compartirlo con todos ustedes y poder decirle a Dios en mapuche, en Mapudungun: que Dios nos de mucha energía, que nos de mucha fuerza, buen pensamiento, que Dios nos de muchas esperanzas. Si tenemos mucho suyai mucho nehuen que viene de Neuquén que viene de energía, fuerza y mucho raquisuan vamos a lograr muchas cosas para nuestra provincia y para nuestro querido país.

Queridos amigos disfrutemos este día porque es un día histórico, la provincia del Neuquén inaugura una planta de energía eólica que le va a dar energía a 140 familias de una comunidad mapuche, de la comunidad Quilapi. Hoy es un día de fiesta y nuestro agradecimiento a todos y en particular a Gustavo, Cristina y Santiago por haberlo soñado. Es un acto de justicia haberle dado el nombre a este parque (el de Gustavo Vanucci) y agradecer a Dios esta posibilidad tener en una comunidad mapuche la igualdad de oportunidades, un abrazo para todos y queridos amigos que esta energía llegue a cada hogar para darle fortaleza a nuestra provincia, para darle fortaleza a nuestras familias, a cada niño y cada joven que vive en esta querida comunidad. Muchísimas gracias.