“Soy casi un vicepresidente honorario porque él (Daniel David, presidente del Centro) es el que carga con todo el trabajo y toda la responsabilidad de las tareas que se llevan adelante. Y quiero sumarme a las felicitaciones a toda esta construcción y me alegra ver como dejaron los fierros preparados para enganchar con el próximo encadenado para lo que se viene. Esto es soñar en grande y esto es bueno porque significa que para una realización. Hemos construido con un granito de arena, yo le decía a David, si con los fondos que aportamos nosotros hicieron esto, los podemos nombrar ministros de Economía a todos ustedes (risas) por que hacen maravillas y esto tiene que ver con el compromiso y el laburo puesto. Y lo que decía a David, acá hay mucho trabajo que es anónimo, solidario, absolutamente honorario y eso es lo que vale, porque aquí se ha consolidado un espacio como decía Pechi (Horacio Quiroga, intendente de la ciudad de Neuquén), de memoria y de reconocimiento.

Es un espacio donde ustedes van a poder realizar sus actividades con mucha dignidad, como lo han hecho siempre. Pero este es un espacio también digno. Mi abuelo Cannaán (Sapag) me decía y acá está Rodolfo (Laffitte, secretario de Gestión Pública) presente, nuestro abuelo Luis decía un dicho en árabe: “Podemos construir muchas murallas y fortalezas para defender nuestras ciudades, pero no hay nada más importante para defenderlas que los hombres y las mujeres que están en ellas defendiéndolas”.

Los hombres y las mujeres son los verdaderos adalides, los soldados, los verdaderos combatientes de defender los edificios, las instituciones, el Estado, la sociedad civil y esto es lo que hay que rescatar. Creo que un día como hoy, donde ustedes inauguran esta sede de este centro con tanto esfuerzo y sacrificio, tenemos que hacer honor y gala a la memoria de los que estamos todos aquí convocados para defender.

En primer lugar las razones que tienen que ver con lo que vos decías en tus últimas palabras David, las Malvinas son argentinas. Nosotros sufrimos la usurpación en 1833 y desde entonces Argentina ha reclamado en todos los ámbitos internacionales con todos los argumentos a nuestro favor, los de proximidad continental, los geológicos, los geográficos, los históricos y además el reconocimiento de las grandes naciones con respecto a nuestros derechos.

Las Naciones Unidas en la década del ´60 reconocieron que las Islas Malvinas eran una situación colonial, entendiendo como situación colonial un desmembramiento, un resquebrajamiento, una limitación a nuestro poder soberano sobre nuestro territorio, esto lo dijo las Naciones Unidas que después los ingleses quieran disfrazar y hacernos creer que fueron y que vinieron, nos piratearon, pueden decir cualquier cosa, pero las Malvinas son Argentinas entonces a esto hay que resolverlo y no vamos a aflojar los argentinos hasta que las Malvinas queridas formen parte del continente argentino amado.

Esta es una tarea que tenemos que recordar siempre en estos actos y saber que la memoria se construye con palabras y con hechos pero las dos cosas van a de la mano. Y por otro lado creo que los combatientes, los héroes de Malvinas nos han dejado por un lado un testimonio que hoy lo cantamos y quizás eso te emocionó David y a mí también, con la emoción con que se cantó aquí los juremos con gloria morir.

Esto tiene un sentido muy profundo y ustedes lo cumplieron con creces. Fueron y allí quedaron combatientes y los que volvieron, ya sea heridos, mutilados o enteros, pero volvieron enteros pero también mutilados en lo que decía Pechi de la desmalvinización. Volvieron a un país esperando una recepción honrosa y recibieron la espalda, entonces ahí hay un testimonio, un testimonio de argentinos que fueron y cumplieron y no sólo con el himno, cumplieron con la Nación y todo lo que tiene que ver con los deberes de un verdadero patriota y eso es un testimonio, pero por otro lado significa también un mensaje a todos los argentinos y que trasciende las épocas históricas.

Hablábamos hoy de Belgrano, Belgrano como bien decían fue uno de nuestros verdaderos padres de la patria y aunque a él le gustaba decir que le bastaba con que lo consideraran un buen hijo de esta tierra y no padre de la patria, el dijo esto exactamente así: “Yo no quiero que me llamen padre de la patria, solamente basta con haber sido un buen hijo de esta tierra” y Belgrano fue un verdadero modelo de arquetipo de una persona sencilla, honesta, transparente, comprometida que la cuerpeó donde le toco, era abogado pero le tocó guerrear, ganar y perder y se festeja la batalla de Tucumán como una fecha gloriosa, como se lo recuerda a Belgrano que también ha cuerpeado cuando le tocó perder en Vilcapugio y Ayohúma.

Así que creo que tenemos un mensaje que trasciende el tiempo y que tiene que transmitirse de generación en generación que es el mensaje de cumplir con nuestra patria, cumplir con nuestra nación, cumplir con la celeste y blanca que no solamente nos debe convocar para un partido de fútbol como nos convocó en el año ´82 que mientras estábamos enfrentando a las potencias más importantes de fondo era una guerra tremenda, nosotros estábamos festejando un campeonato de fútbol y hablando más de fútbol que de Malvinas. Entonces esto tiene que ser un mensaje para todos nosotros, para las generaciones y para las generaciones que vienen.

Así que inaugurar un centro de Malvinas representa mucho más que un lugar para realizar actividades, significa un lugar de memoria y como es un lugar de memoria vale la pena recordar nuestros derechos, recordar el testimonio de todos ustedes y de los que quedaron allá, mandarles nuestro abrazo fraterno a todos los familiares. Y saber que nuestros sentimientos y compromisos están con toda esa tarea de ustedes. Y al mismo tiempo saber que en esa tarea de construir una nación grande y gloriosa, es una tarea absolutamente de todos y no solamente de los combatientes que fueron y volvieron con dignidad. Todos tenemos que ser ciudadanos de dignidad y ciudadanos construyendo una democracia y una sociedad con dignidad, con justicia y reconociendo nuestros valores que nos vienen desde el fondo de la historia.

Yo los felicito a todos a los trabajadores que levantaron estas paredes, a los vecinos del barrio que albergaron a cada uno de ustedes, a los vecinos que nos saludan con admiración y respeto. Y también felicito a todos los que colaboraron desde Pechi como intendente con las tierras, la vicegobernadora (Ana Pechen) desde la Legislatura, cada trabajador y combatiente con su aporte de dinero, el arquitecto con sus planos, los que hicieron la estructura y el cálculo de estructura. Todos aportaron, estoy seguro que todos aportaron, les sacudieron los bolsillos para que siguieran aportando, y bueno nos convocamos todos para seguir construyendo para arriba y para el costado. Un abrazo para todos.