Señor Intendente, Juan Carlos, a los loncos de las comunidades de Colipilli, también Quillapi, Intendentes, presidentes de comisiones de fomento, autoridades de la provincia, Policía, banda de música, a la comunidad educativa, a los representantes de gendarmería, reinas y princesas, a todos los vecinos de la región, al pastor Fabián, a don Domingo que tiene sus jóvenes 95 años, tiene la misma edad de mi madre que todavía gracias a Dios vive y que con la familia Fuentealba, Canale, con la familia Jofré, a tantos, que trabajaron en la región. Un homenaje a ellos y también sumo a las palabras de homenaje a todos los crianceros, a los trabajadores rurales, a los trabajadores de Taquimilán, a los trabajadores municipales. Es una mañana patagónica, bien cordillerana, bien neuquina, de invierno. Una mañana fría pero muy cálida. Muy cálida por el cariño y el afecto de todo un pueblo.

En una fiesta popular, compartiendo este nuevo aniversario, compartiendo la entrega de viviendas, de lotes, de tierras. Y también compartiendo con Juan Carlos todas las obras que se están haciendo en Taquimilán, todas las acciones de gobierno, por las cuales yo los quiero felicitar y particularmente por estas dos o tres obras centrales, la escuela que se terminó y que ya está siendo utilizado, el nuevo edificio. La línea sobre la cual vamos a trabajar, tenemos los fondos disponibles, los fondos para el funcionamiento del albergue, la obra del montaje de la nueva planta para Taquimilán, hecha con Hidrocarburos del Neuquén, Hidenesa.

Quiero agradecer a Hidenesa y a todos sus trabajadores, a Sergio, porque no es fácil, no es sencillo. Es remar y a veces tenemos que remar en el dulce de leche, los trámites a veces son lentos, las autorizaciones. Ya tenemos las dos etapas, la obra de planta por un lado y la obra de red por otro, hemos dado el inicio a los zanjones, hemos hecho el cerco perimetral, ya ejecutamos 3.300.000 pesos, la rehabilitación de tanques, se compraron los materiales, muchos de ellos ya están aquí en Taquimilán y los han visto. Se contrató el impacto ambiental, se obtuvo en Camuzzi, Enargas, se obtuvo de la secretaría de Energía de Nación, las autorizaciones correspondientes y vamos a licitar el montaje de la planta. Es una inversión de la orden de los 15 millones de pesos, 11 millones vienen de los fondos aprobados en la Legislatura y el resto de financiamientos, de la tesorería de la provincia.

Esta obra muy esperada, porque se refiere al gas. Los neuquinos producimos el 50 por ciento de gas que produce la República y tenemos que tener en cada localidad, en cada paraje, donde tenemos plantas urbanas, tener el beneficio, de este gas que produce Neuquén para toda la República. El pastor Fabián hacía referencia a una figura muy importante, la figura de la torre de Babel, cuando los hombres en su soberbia quisieron construir una torre para llegar al cielo y Dios los confundió con distintas lenguas. Qué imagen Fabián, una imagen que nos está llamando a la reflexión para estar unidos, unidos con objetivos que no sean vanos, objetivos que sean con contenidos, con objetividad. Y cuando no hacemos obras que tengan contenidos, nos confunden con distintas lenguas. Por eso nosotros en la provincia de Neuquén, junto a las provincias hermanas, a Nación, unificar el idioma. Hablar el mismo idioma, confundimos con idiomas distintos. Nosotros vamos a ser fieles defensores de una nación soberana pero construida sobre unas bases de provincias fuertes, autónomas y federales.

No vamos a trabajar en torres de Babel, no vamos a trabajar sino en contenidos que sean para el beneficio y la calidad de vida de estos habitantes y en el debido respeto a todos los poderes, recursos y facultades que tiene las provincias que desde el 94, son dueñas del recurso. Marité Berbel, nos deleitó con el himno de la provincia, también con una letra de gran contenido, Neuquén es compromiso, que lo diga la patria si no tiene compromiso Neuquén.

Y el papá de Marité, Don Marcelo, decía que los neuquinos hemos visto como nos han construido gasoductos, oleoductos, electroductos; y don Marcelo Berbel decía: sólo falta que construyan sudoructos para llevarse el sudor de nuestra gente.

Tiene que haber una debida compensación en un marco federal, y si nos entendemos en el idioma vamos a encontrar caminos de encuentro para facilitar las inversiones y la generación de nuevas fuentes de trabajo. Estoy seguro que seremos capaces de no construir la Torre de Babel ni hablar distintos idiomas si hablamos el idioma de la democracia, si hablamos el idioma del federalismo, si hablamos el idioma de la grandeza, si hablamos el idioma del respeto que nos debemos.

Hay temas que son conducentes y procedentes, y otros que a veces nos proponen que son absolutamente improcedentes, no vamos a permitir cuestiones improcedentes. Lo quiero decir desde aquí desde Taquimilán a los cuatro vientos de la República, y no solo de la provincia, que como gobernador de la provincia voy acompañar a Nación en todos los temas que sean procedentes, correctos y justos; y acompañando a la construcción de una Nación soberana que debe tener educación, trabajo, alimentos y energía. Por eso el gas de los neuquinos sea primero para los neuquinos y después para toda la República; por eso traemos el gas a Taquimilán. Esto significa trabajar en armonía y coordinación, no significa más que eso.

Nosotros no nos enojamos con las personas, somos duros con los problemas; con las personas somos respetuosos, si nos respetan por supuesto, cuando uno no nos respeta nos ponemos mal, pero cuando nos respetan somos respetuosos. Y nunca agraviamos ni atacamos a las personas. Siempre trabajamos para resolver los problemas. Taquimilán tenía un problema de gas, bueno aquí estamos trabajando en las zanjas, trabajando en los nichos, y con la paciencia y tolerancia de los vecinos seguramente el frío de Taquimilán en los hogares para ser calentados por leñas será historia del pasado, en algún momento tendremos el gas de nuestro subsuelo aquí también en Taquimilán.

Al mismo tiempo estamos haciendo una obra de electrificación rural con un crédito del Banco Mundial, 600 kilómetros de líneas rurales eléctricas para llevar electricidad a más de 600 familias en los rincones más alejados de nuestra provincia. Recién un vecino decía: Y para cuando la luz? Ya empezamos, ya están las obras iniciadas, ya están las empresas contratadas, son 200 millones de pesos de inversión, y vamos a llevar la electrificación a muchos lugares en esta zona; a Trailathue para 44 beneficiarios, a Naunauco para 29, y así podría seguir en el Norte neuquino. Para el Norte tenemos La Matancilla y Colo Michi Co.

Vamos a seguir trabajando porque hace al desarrollo productivo. Vamos a seguir trabajando en el apoyo de la cadena vitivinícola. Y con el Proderpa vamos a trabajar en el desarrollo de los productores de Taquimilán aportando recursos, con proyectos de agricultura popular para inclusión social, con el mejoramiento de agua y producción de forraje; trabajando con todos los productores; acompañando a los productores en su arraigo, pertenencia y amor a la tierra.

Queridos amigos, vamos a dejar lugar al desfile, ya las obras las señaló el intendente, el camión, lo mismo la combi; pero quiero dejarle a Juan Carlos (Montesino) un decreto que firmé en estos días donde se otorga a la municipalidad de Taquimilán un aporte de 287 mil pesos para el albergue, para el funcionamiento del albergue. Y al mismo tiempo 70 mil pesos de un aporte a la municipalidad de Taquimilán para afrontar los gastos de la adquisición de los carteles nomencladores, felicitando el trabajo de la Escuela, trabajo que es muy importante para seguir realizando.

Queridos amigos, en una convocatoria a todos a continuar en el camino del respeto, del trabajo, del compromiso y del esfuerzo. Les dejo a todos un fuerte abrazo, vamos a seguir compartiendo de esta fiesta, participando del desfile, deseándoles a todos un muy feliz cumpleaños. Muchísimas gracias.