Realmente es una alegría poder compartir con todos ustedes este fin de año entregando más vehículos que tienen que ver con funciones tan importantes: bomberos voluntarios, el Instituto (de Seguridad Social del Neuquén). Funciones centrales que hacen a la columna vertebral del funcionamiento de la provincia.Por un lado, un reconocimiento especial a los bomberos voluntarios, a todos ellos, porque realmente es emocionante la vocación de servicio, es emocionante la disposición de tiempo y de esfuerzo. Están siempre al pie del cañón. Y la comunidad que tiene bomberos voluntarios se siente respaldada, se siente protegida, cuando ustedes también cuentan con elementos apropiados.

Yo leía hoy un resumen de la historia de los bomberos en la provincia del Neuquén, donde el primer atisbo de su organización fue por allá por el 20. Pero hasta que no fue 1940 no tuvieron un equipo contra incendios. Me acuerdo, viene en el informe, la marca, porque yo tenía un compañero de estudio que era nieto de esa organización, (…). Y hoy tener la posibilidad de entregar cada tres o cuatro meses una autobomba, haber entregado doce en el año, es muy importante. Vamos a tener que seguir adquiriendo. Necesitamos una ahora para el aeropuerto de Zapala, por ejemplo.

Quiero hacer un pequeño párrafo sobre los aeropuertos, si bien salió hoy la aclaración. En el tema de aeropuertos tenemos toda una estrategia. En su momento el gobierno provincial tuvo una estrategia de hacer aeropuertos en todas las localidades de la provincia, hasta en Las Ovejas había un pequeño aeropuerto. Pero hoy nosotros tenemos que potenciar aeropuertos que están y que están funcionando, operables, como son el aeropuerto de Neuquén, por supuesto, donde estamos terminando de construir la torre del aeropuerto. Un anhelo del ingeniero Ricardo Esteves, que él se lo tomó personalmente al tema porque era necesaria esa torre. Y además hemos firmado un convenio con el Orsna (Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos) para hacer la pista de rodaje, que tiene ya un desgate. Esto se va a licitar en el año 2012. Y al mismo tiempo el aeropuerto de Chapelco, que necesita la iluminación y arreglar las cabeceras. También lo va a hacer el Orsna en el año 2012.

Nosotros tenemos aeropuertos provinciales como Loncopué, Zapala, Rincón de los Sauces, que están operables. Son aeropuertos que se utilizan. Y aeropuertos, como el de Cutral Co, que necesitan mayor inversión. Y las aerolíneas, privadas y estatal, necesitan un aeropuerto alternativo en la provincia. Nos han pedido Zapala. Han sido las aerolíneas las que nos pidieron, por su ubicación geoestratégica, por las instalaciones que tiene, poner en operaciones Zapala con más inversión. Inversión significa equipo de radio ayuda, significa hangares, significa una inversión del orden de los 8 ó 10 millones de pesos que pondría en marcha el aeropuerto de Zapala, que además movilizaría desde el centro de la provincia, con distancias equidistantes a los 200 kilómetros San Martín (de los Andes), Junín (de los Andes), el norte desde Loncopué a Caviahue-Copahue y Chos Malal; y por supuesto, la ciudad de Neuquén. Cuando estén en reparaciones las instalaciones y la pista de rodaje del aeropuerto de Neuquén, necesitamos aeropuertos de alternativa.

Yo entiendo que todos los intendentes quieran defender su localidad, pero no tenemos la posibilidad económica y financiera de poner en marcha todos los aeropuertos. Tenemos que elegir. Las autoridades nacionales que están vinculadas a aeropuertos, la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) y el Orsna, nos han señalado también Zapala. Y lo mismo la Fuerza Aérea. Porque después hay que tener torre, equipos de bomberos, las máquinas, las herramientas, las instalaciones apropiadas. Es decir, no se puede improvisar en aeropuertos, no se puede sino hacer las cosas bien, porque necesita un apoyo adecuado.

El aeropuerto de Cutral Co también está en nuestros planes, pero necesita mucha más inversión y es muy probable que necesite un aeropuerto nuevo, por el uso alternativo que se le fue dando al aeropuerto de Cutral Co. Esto no significa que uno elija porque se le ocurrió. Uno cuando tiene que administrar y tomar decisiones elige con un análisis previo, con intervención de las autoridades nacionales correspondientes y para eso nos eligieron, para gobernar. Cada uno tiene que asumir sus responsabilidades en el ámbito que tiene. Y cada uno tiene que defender. Tiene que hacerlo con respeto. Yo lo único que pido es un marco de respeto y que cuando el gobierno provincial tome una decisión nadie se sienta ofendido ni menoscabado. Porque no hay aquí postergaciones, sino al contrario, hay buenas noticias acerca de potenciar determinados lugares. Y cuando hemos comprado una autobomba para el aeropuerto de Chapelco, lo hicimos porque pasó de ser una categoría cinco a una siete.

Por supuesto que ahora nos están complicando las rutas aéreas. No la operación en sí, porque si hay cenizas en el aire, hay cenizas en el aeropuerto. En el aeropuerto de Neuquén se ha hecho un trabajo enorme para disipar las cenizas. Se riega permanentemente. Y lo mismo hay que hacer con los aeropuertos que están operando. En Loncopué lo hacemos, donde está yendo el avión de American Jet. Y en Chos Malal, a pesar de que las cenizas llegan y poco. Pero en esa tarea los bomberos voluntarios y los bomberos de la Policía tienen una tarea importante en el tema de aeropuertos.

El día 22 vamos a estar en Villa La Angostura. Va a estar Raúl Di Blasio con un festival. Estamos haciendo la organización a costa de la provincia, pero Raúl Di Blasio lo hace en forma él gratuita. Pero obviamente tenemos que llevar los equipos, tenemos que organizar el evento para que tenga éxito.

Y yo quería comprometer a los bomberos voluntarios, a los bomberos de la Policía, a los ministros, a que veamos cómo podemos hacer antes de Navidad, hacerle un regalo a Villa La Angostura, adicional, combinado con la Unidad Ejecutora, de llevar los camiones de bomberos, las autobombas, para que hagan una tarea de limpieza fina. Yo he notado mucha arena que no se puede sacar fácil, que está entre el guardrail y la ruta, que queda allí apilada. Sería muy bonito, ya que estamos recuperando el verde, estamos recuperando el color de las flores, estamos recuperando el color del lago, recuperando los senderos, los paseos, los miradores, el Bosque de Arrayanes, los puertos. Con un trabajo hidráulico creo que podemos darle una mirada distinta a la localidad, que está recuperando su belleza y su color.

Y de paso los invito a propalar y difundir el turismo hacia el sur y el norte de la provincia. Yo sé que a muchos neuquinos les gusta Las Grutas y les gusta ir al mar, y pueden hacerlo. Pero no dejen de tener en sus planes y alentar a todos los empresarios y comerciantes de la región a ir a Villa La Angostura, ir a Junín (de los Andes), a San Martín (de los Andes), a Aluminé y a Villa Pehuenia. Nosotros vamos a implementar un sistema promocional. Lo vamos a crear rápidamente para que en el verano se recupere el destino turístico, porque es mucho el daño que se ha hecho desde los medios nacionales a nuestro destino turístico hablando del volcán, hablando de las bombas nucleares. Una cosa es que el volcán haya liberado energía que se compara… Para entenderlo, se los comparaba con la energía desplegada por una bomba. Pero claro, al decirle a la gente bomba, lleva a sus hijos a otro destino.

Entonces ha sido mucho el daño que se ha hecho desde medios nacionales hablando de aludes, de aluviones, del volcán, de la lava. Parece que fuera Krakatoa. El volcán ya se está disipando, ya despacito se va a ir apagando. Ojalá la lava se vaya solidificando y vaya sellando una grieta que sí, la grieta tenía cinco kilómetros. Una grieta que no es el volcán Puyehue, quiero aclarárselo a algunos medios, es el Cordón Caulle. Es el complejo Cordón Caulle-Puyehue. Pero el que entró en erupción no es el volcán Puyehue. Es un volcán que está en el Cordón Caulle.

En este sentido, tenemos que propiciar la visita turística a nuestra provincia. Porque va a ser un año difícil el 2012, a la luz de las crisis internacionales. El turismo internacional va a ser poco. Entonces tenemos que potenciar el turismo interno. Yo creo que cada uno, desde su ámbito de responsabilidad, del Instituto, de los ministerios, (debe) fomentar y propiciar el turismo interno y generar mecanismos de promoción. Decir: bueno, el dos por uno, que pasen dos noches y se cobre una. Tener pasajes disponibles para los que tengan una reserva en una hostería o en un hotel de la zona sur.

Estamos construyendo hosterías en la zona norte. Vamos a fomentar mucho el turismo. Nosotros hicimos una licitación para fomentar el turismo en el norte neuquino, que es tan lindo. Y no hubo interés por parte de empresarios privados, entonces la provincia encaró la construcción de tres hosterías y ya estamos iniciando. Una en Las Ovejas, una en Varvarco y otra en Huinganco. Van a tener la posibilidad pronto de tener esa disponibilidad de camas que faltaba en el norte.

Quiero también decir que el Instituto es una herramienta fundamental que vamos a defender, que vamos a potenciar y que creo de estar discutiendo y confrontando con sectores sindicales, lo que tenemos que hacer es unirnos. La provincia del Neuquén, yo lo dije el 10 de diciembre en la Legislatura, tiene por delante un porvenir maravilloso. Tiene un destino de grandeza y de progreso, pero eso se hace con trabajo, con esfuerzo y con sacrificio. No se hace con opinólogos o con críticos. Los argentinos somos muy propensos a… sabemos de todo. Cuando hay un director técnico de fútbol, sabemos más que él. Cuando hay un director técnico de cualquier deporte, nosotros sabemos más que él: “pero, mirá, ¿cómo lo puso a éste y no lo puso a éste otro?”. Cuando se trata de economía, somos expertos en economía. Lo mismo cuando se trata… y está bien, está bien que sea así la opinión.

Pero no basta con la opinión, no basta con la protesta, tiene que haber propuestas. La protesta sin propuesta es siempre especulativa. Pero está bien, puede haber opinólogos, lo que no puede haber es violentos en la sociedad. No hay motivos para que haya violencia y si la violencia se ejerce para extorsionar a las autoridades para obtener lo que cada uno quiere, ¿para qué funciona el contrato social? ¿Para qué funciona esta acción mancomunada?

Esta mañana cuando estaba pensando que me iba a tocar hablar aquí, se me cruzó por la mente la palabra comunidad. La palabra comunidad se compone de dos palabras: común unidad. Es una unidad común y si es unidad común podemos tener diversas ideas, pero si hemos todos celebrado tácitamente un contrato social, que es dinámico, que se construye todos los días, que es pluralista, que es para construir una sociedad abierta, no una sociedad cerrado. O sea, común unidad significa tolerancia, respeto, diálogo, discusión. Pero buscando objetivos comunes. No podemos estar peleándonos. Yo a veces me sorprendo. Cortan la ruta, cortan un puente, prenden fuego o gomas frente a la Casa de Gobierno.

El presupuesto que uno administra es el presupuesto de la sociedad. Existe la sociedad civil y el gobierno. La sociedad civil es la que le delega al gobierno administrar los fondos de la sociedad. Entonces si hay un sector de la sociedad que no está conforme y dice: quiero más recursos. Lo puede peticionar y puede ejercer acciones legislativas hasta judiciales. Lo que no puede ejercer es violencia. El otro día también un mapuche, porque no es, digamos, una comunidad organizada ni con tierras comunitarias reclamando él participación en las ganancias de una actividad hidrocarburífera. Pero ya esto llegó a un nivel de que cada uno puede presionar para obtener sus objetivos.

El Estado es el que administra. El Estado es el que conduce. El Estado es el que dirige. El Estado es el que tiene la potencia y el poder de administrar, por ejemplo, el sector hidrocarburífero, a través de las regalías, a través de los impuestos. Luego cada ciudadano puede peticionar al Estado la distribución de esos recursos en forma solidaria, mancomunada, adecuada para que todos –criollos, mapuches, ocupados, desocupados, hombres, mujeres y los distintos sectores de la sociedad- tengan posibilidades de igualdad de oportunidades. ¿Si falta? Por supuesto. Yo no voy a decir que hemos llegado a una sociedad igualitaria, digna y justa. No. Se tiene que construir, tenemos mucho para hacer.

Ustedes acuérdense de la crisis de 2001. La crisis de 2001, hace diez años nomás. Prácticamente el Estado se desintegraba. Yo me acuerdo, llegué a pensar que las Provincias Unidas del Río de la Plata y las que se sumaron después iban a volver a ser cada una sálvese quien pueda. Porque fue un año realmente de posible disgregación social y nacional. Cincuenta por ciento de pobreza. No hay que olvidarse. Hace diez años. El cincuenta por ciento de los habitantes de la República Argentina, es decir 20 millones de habitantes estaba debajo de la línea de pobreza. El 25 (por ciento) en indigencia. Y había un 25 por ciento de desocupación. Entonces, hubo que recorrer estos diez años con mucho esfuerzo, sacrificio. Mucho esfuerzo, porque todos pusimos esfuerzo. Desde el Corralón, Corralito, hasta el helicóptero que se fue de la Casa Rosada con un ex presidente, recordemos todo lo que pasó en estos diez años. Yo no quiero volver a eso. Entonces seamos prudentes, seamos serios, seamos responsables. No podemos ejercer la violencia. Y vamos a poder construir.

Porque además los neuquinos tenemos la posibilidad de construir algo diferente. Lo que tenemos que tener es paciencia. No podemos lograr todos los objetivos mañana. Por eso hemos creado Gas y Petróleo del Neuquén sociedad anónima. Estoy seguro que esa empresa va a empezar a crecer, crecer, crecer. Y pretendemos ser una empresa pública que cotice en bolsa. Una empresa que genere renta de petróleo, renta de gas, y que participe con las otras operadoras. No va a significar que va a ser la única. Va a haber otras. Hemos invitado y convocado a otras. Hoy sale en los diarios. Está presente Shell, está presente Exxon, está presente EOG. EOG es uno de los principales productores de gas no convencional de Estados Unidos. Está presente Wintershall. Hemos firmado la prórroga con Chevron.

Mencionó Rodolfo (Laffitte, secretario de Gestión Pública) el tema de las prórrogas. Las prórrogas representaron 2.000 millones de pesos entre lo que hemos cobrado y lo que vamos a cobrar, a valores actuales. Fueron 500 millones de dólares. Esa prórroga o extensión de plazo, que fue criticado por algunos pero apoyado por la mayoría en la cámara de diputados, permitió equipamiento -como el de hoy- y permitió construir obras. ¿Con qué dinero, sino con ese dinero, terminamos las obras que se habían iniciado con el crédito de los 250 millones de dólares que se había tomado en la gestión anterior? No solo se terminaron las obras, se requirieron además de los 250 millones de dólares, otros 150 millones de dólares, para terminar nada más que esas obras. Y aparte hubo que pagar los 250 millones de dólares.

Entonces, hay que generar ingresos. Por eso les exigimos a los funcionarios, a los que administran las distintas empresas del Estado, ser muy buenos administradores y tratar de generar recursos. Ir acompañando. Los municipios, por ejemplo. Hoy hay varios municipios que tienen problemas. Pero muchos de ellos, la ordenanza tarifaria en un caso desde el año (19)92 que no se actualiza. O sea que pagan los mismos impuestos que pagaban los ciudadanos en el año (19)92. O sea, por recolección de basura o alumbrado, barrido y limpieza: cinco pesos, cuatro pesos por mes, una familia.

El Estado se nutre de la contribución de los ciudadanos. Los municipios y los gobiernos tienen que ser autosustentables. Si tienen problemas porque crecieron… Por ejemplo, me decía el intendente de Rincón (de los Sauces, Marcelo Rucci), las finanzas de Rincón estaban previstas en la coparticipación para 4 mil o 5 mil habitantes y hoy tiene 23 mil, 24 mil, 25 mil. Bueno, hay que mirar y hay que ver. Pero no puede ser, el otro día me preguntaban por ejemplo en una localidad si los ciudadanos de esas ciudades tenían que pagar o no el agua. Bueno, pero si no la pagan ellos, la tienen que pagar otros, otro ciudadano, no yo; porque yo administro, yo soy administrador.

Ustedes saben que en la Constitución de la Provincia del Neuquén, cuando dice facultades del Poder Ejecutivo dice: “inciso a) Administrar los recursos de la provincia”. O sea que la ciudadanía me elige para administrar los recursos de la sociedad en su conjunto. Entonces por más que me presionen, no me pueden sacar lo que la sociedad no puede dar. En una oportunidad, antes de asumir y ya electo gobernador, estuve en la ciudad de Vancouver, en Canadá, recorriendo el estado de Alberta, recorriendo Vancouver, recorriendo distintas ciudades en Canadá. Ellos me hablaron de los yacimientos no convencionales también, en Alberta.

Y después en Vancouver, una ciudad muy limpia, muy ordenada, hablando con algunos vecinos de Vancouver me decían: ‘los recolectores de basura están de huelga’. Y yo había recorrido la ciudad y brillaba. ‘¿Cómo de huelga?’ ‘Sí, sí. Están de huelga y no están dispuestos a recoger la basura porque quieren aumento de sueldo’. ‘¿Y qué van a hacer?’ ‘El gobierno no puede darles aumento, porque no tiene la plata para darle aumento’. ‘Bueno, ¿qué van a hacer con la basura?’. ‘No, no hay problema, los vecinos la estamos llevando a los depósitos de basura que corresponden. Nos organizamos los vecinos en cada manzana para recoger nosotros la basura, porque no queremos que nos aumenten los impuestos, porque ya la presión tributaria es tal que no la soportamos’.

Yo pensaba, ¡qué extraordinario! ¿No? Qué extraordinario, porque en realidad eso es lo que hay que pensar. Si hay que aumentar salarios, hay que saber con qué impuestos se va a contribuir al Estado para aumentar esos salarios. El Estado tiene un ingreso. El Estado provincial tiene el 25 por ciento de sus ingresos, o el 30 por ciento de sus ingresos, son impuestos nacionales; el 25 o 30, impuestos provinciales; y el otro 40 ó 50, son distintos ingresos, entre ellos el 30 por ciento, regalías de gas y petróleo. Las regalías de gas y petróleo tienen un precio interno, no hay un precio internacional. Porque dicen: ‘¡Uy! El petróleo está en 100 dólares’. Sí, pero en dos días bajó a 90, y en el mercado interno está en 70. Por eso hay que contarle todas las cosas a la sociedad. El gas, sí a Bolivia le pagamos 10 dólares, el buque metanero vale 15 ó 16, pero en el mercado interno el valor es 2,50 dólares. Cuando uno piensa en la presión tributaria, tiene que ser solidaria, equitativa, justa, y todos los sectores tienen que estar bien remunerados.

Ojalá uno pudiera tener más recursos para poder ir llevando la masa salarial de acuerdo al ritmo que marca la inflación, al ritmo que marcan los precios. Hay empresas que pueden trasladar sus costos al precio y el Estado Provincial no puede trasladar sus costos más que a la percepción de cuánto va a recaudar en impuestos provinciales, nacionales y regalías.

Es bueno tener recursos y poder equipar, poder hacer obras. Y hay que tomarse su tiempo. Nosotros creemos que estamos en el buen camino, en el buen sendero. Creemos que la provincia del Neuquén tiene mucho para crecer en sus ingresos. Nosotros podemos duplicar la producción de petróleo en los próximos dos o tres años en una escala ascendente. Nosotros producimos 145 mil barriles por día, de los cuales ya 6, 7 u 8 mil barriles vienen del shale oil, del petróleo de yacimientos no convencionales, este petróleo de alta calidad y nuevo. Yo pienso que esto va a ir creciendo todos los años. El dato es muy importante, no es menor. En los últimos diez años, Argentina y Neuquén hemos ido decreciendo a un ritmo del 4, el 5, el 6 por ciento en la producción de gas y de petróleo. Y en este año pudimos a la curva darle una inflexión hacia arriba en petróleo.

En gas todavía tenemos mucho camino para recorrer. Tenemos mucho que hablar con Nación para generar un mercado distinto para el gas nuevo, para poder atraer miles de millones de dólares de inversiones que están dispuestas a invertir en la provincia del Neuquén, considerado hoy uno de los descubrimientos, con nuevas tecnologías, yacimientos de los más importantes del mundo. Por lo menos estamos a escala mundial compitiendo en magnitud y en calidad con yacimientos de China y Estados Unidos. En tercer lugar, la República Argentina y dentro de la República Argentina, Neuquén.

Creo que tenemos un porvenir brillante y es responsabilidad de todos concretarlo. Para eso hay que trabajar. No se resuelve con huelgas, no se resuelve con brazos caídos, no se resuelve con licencias porque viene un fin de semana largo y me quiero tomar un día más o dos días más.

Hablando de licencias, vamos a sumarnos a la decisión nacional de que el día 23 va a ser de licencia, no como el gobierno nacional desde las 12 horas. Creemos que si se da licencia debe ser el día completo. Hasta el día 26 inclusive. El día 26 también es un día de licencia. El día 30 también es licencia, no desde las 12 sino el día completo. Y el día 2 también es de licencia. Pero que sean para tomar envión para trabajar con mucho esfuerzo por la grandeza de la provincia.

Muchas gracias. Les dejo un abrazo.