Bueno, muchísimas gracias, en primer lugar al Diario Río Negro en tu persona, (Aleardo Laría) por esta invitación y esta posibilidad de compartir con los vecinos de la provincia y de las provincias, porque también las provincias hermanas están presentes y con Nicolás (Gadano) y con Daniel (Montamat) para poder desarrollar temas que son vitales para la vida de nuestros pueblos, y yo lo quiero hacer desde la mirada de gobernador electo en su momento y luego asumir en una provincia donde el horizonte de reservas -Daniel- de gas y petróleo era de 8 años y esto se renueva siempre, pero en diciembre de 2007, cuando llegamos al gobierno, el horizonte de reservas de gas y petróleo de la provincia de Neuquén era de 8 años.

Hice un viaje, como gobernador electo, en 2007 a Canadá para buscar inversores para gas y petróleo y yo en un momento decía “pero qué hago acá”, porque el precio era de 40 dólares para el petróleo y de 2 dólares para el gas. Yo decía a quién voy a enganchar para que vengan a invertir, y después de hablar en el Club del Petróleo en el Estado de Alberta, un empresario canadiense pidió hablar conmigo, y me dijo si no me molestaba que habláramos de los recursos no convencionales. Yo lo miré sorprendido y le dije que me explicara de qué se trataba. Y me contó lo que se estaba viviendo en Estado Unidos, sus vecinos, y en Canadá con respecto a la declinación de los yacimientos convencionales y de la producción y la euforia que había con este descubrimiento del señor Williams, 20 años antes, que había desarrollado en escala piloto en laboratorio la posibilidad de fracturar la roca generadora que es la que ha ido, durante millones de años, generando en la roca almacén el gas y el petróleo.

Y como acelerar el proceso que hace la naturaleza y hacerlo por vía tecnológica con nuevas tecnologías. Me interesé mucho en el tema y yo allí empecé a hablar en la provincia de Neuquén de la búsqueda de nuevas reservas, nuevos recursos en horizontes geológicos más profundos y más complejos, también lo empecé a hablar con las empresas que operaban en la provincia y con la YPF, en ese momento de Repsol, y pedíamos insistentemente que se hicieran inversiones en exploración porque no podíamos resignarnos a que el 80 por ciento de la economía que la movía el gas y el petróleo de golpe tendríamos una situación de colapso que ya los neuquinos y los argentinos hemos vivido en ciudades como Plaza Huincul, Cutral Co, Tartagal, tantas ciudades patagónicas en que hemos vivido el síndrome del abandono o del agotamiento de los recursos.

Ya en el año 2007 el ex presidente Néstor Kirchner había mandado al Congreso de la Nación la Ley Corta, la ley de Hidrocarburos, una ley de pocos artículos que le da a las provincias fundamentalmente el poder concedente y administrar las concesiones complementando con esta ley, el paso que se había dado con la Constitución del año 94 de provincializar los recursos que se encontraran en territorios provinciales. Quiero recordar que en esa Convención Constituyente del 94 fueron convencionales constituyentes, entre otras personas, la actual presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, que fue defensora de esta posición, y también Luz María (Sapag), mi hermana, quién acompañó y estaba en la delantera de solicitar dominio y jurisdicción para las provincias. Las dos convencionales pedían dominio y jurisdicción para las provincias; se hizo una moción en ese sentido y salió aprobada en la Convención Constituyente solamente el dominio, como bien decía Daniel y lo señalaba también Nicolás en la historia de la propiedad de los recursos se diferenció dominio y jurisdicción, luego vivimos la Ley de Soberanía Hidrocarburífera con la expropiación de YPF y en este tiempo, en el ínterin, nosotros hacíamos nacer en el año 2008, a Gas y Petróleo de Neuquén (GyP) con concesiones que tenía Hidenesa (Hidrocarburos del Neuquén SA) y con concesiones que le dimos.

¿Cuál era el objetivo? Era la búsqueda de inversores; y lo hicimos con dos herramientas, una ley provincial de extensión de las concesiones que vencían en el año 2017, la mayoría, les dimos 10 años de plazo, obtuvimos una apropiación de renta de casi 500 millones de dólares por esos 10 años de ampliación, que coparticipamos con los municipios para obras de infraestructura y al mismo tiempo le aplicamos un extra canon en función de las reservas que quedaban remanentes de convencionales, con lo cual hoy las arcas fiscales se están nutriendo de ese extra canon y de dos reformas fiscales que hicimos durante nuestra gestión.

La creación de Gas y Petróleo del Neuquén permitió que viajáramos en el año 2009 a Houston (Estado Unidos). Hicimos tres rondas como señalaban en un periódico, hicimos rondas transparentes en las que podían participar absolutamente todos los empresarios y con la figura de reservar el 10 por ciento para GyP en la UTE con el sistema de acarreo se hicieron varios permisos de exploración y algunas áreas quedaron también desiertas, que en Houston negociamos en un caso la empresa Exxon, lo señalo porque una de esas áreas desiertas fue la que dio lugar al anuncio de hace diez días de un pozo no convencional donde Exxon está ensayando un pozo horizontal con 770 barriles de producción estabilizados en los últimos 30 días.

El objetivo central, tanto de la extensión de los plazos de los contratos, como de la creación de GyP era generar mayor producción, mayor inversión en el convencional y en el no convencional porque nosotros estamos convencidos de que tenemos que seguir desarrollando Vaca Muerta, pero tenemos otros horizontes no convencionales, Molles, Punta Rosada, tenemos en distintas formaciones la presencia de tight gas como en Lajas, tenemos recuperación secundaria y terciaria, tenemos mucho para hacer en convencionales.

En primer lugar quiero definir nuestra mirada filosófica con respecto al tema de los hidrocarburos. Nosotros como provincia energética, Neuquén produce el 50 por ciento del gas, el 22 por ciento del petróleo, y el 22 por ciento de la energía hidroeléctrica. Lo que queremos es cambiar la matriz energética argentina, pero esto va a llevar décadas.

La matriz energética argentina tiene un 90 por ciento de dependencia del gas y el petróleo y el 56 por ciento depende del gas, como bien decía Nicolás, un país gasífero y ahora tenemos que importar por barcos para atender esta realidad, entonces esta matriz energética nos obliga a seguir trabajando en la hidroelectricidad, nosotros insistimos mucho en Chihuido, se abrieron cuatro ofertas el otro día, ojalá podamos iniciar pronto el proceso de construcción. Nación lideró este proceso, y al mismo tiempo estamos con varios proyectos de energía eólica o energía solar o microcentrales, pero va a llevar mucho tiempo, por lo tanto tenemos una realidad, la realidad de los hidrocarburos.

Y como señalaba Nicolás y Daniel también en Estados Unidos la revolución también que se hizo con el tight gas y con el shale gas fue tan grande que alteraron los parámetros geopolíticos, a tal punto que hoy Estados Unidos está preparado para exportar gas y además fue el único país que cumplió con el Protocolo de Kioto del año pasado y redujo la emisión de CO2 a la atmósfera porque reemplazó con gas el carbón, y además el precio del gas que estaba a 8 o 9 dólares esta hoy en 4,50 dólares cuando llegó a tocar los 2 dólares. Creo que tenemos que mirar esto, en Estado Unidos se crearon en cinco años 1 millón de puestos de trabajo, se aumentó en un punto o más el producto bruto interno de un país como es Estados Unidos que es una de las locomotoras del sistema económico mundial, nos guste o no nos guste y lo mismo China, que está buscando urgente gas, porque firmó este contrato con Rusia ahora pagando fortunas porque la emisión de CO2 que tiene China con el carbón es fenomenal y nos atañe a todos los que vivimos en este planeta. Entonces es un tema central y lo digo porque hay un discurso ideológico fundamentalista ecologista de medio ambiente que establece que no hay que ir a sacar el gas y el petróleo. Hay que ir a sacarlo con cuidado, con cuidado del ambiente. Entonces nosotros hemos propuesto una ley provincial ambiental con parámetros provinciales y hemos pedido que en el proyecto de ley que se está elaborando en Nación se incluya este capítulo de medidas ambientales.

Rápidamente, nosotros en la provincia de Neuquén tenemos la producción del 40% del agua potable de la república. Creemos que tenemos suficientes acuíferos superficiales como para ir al subsuelo. No permitimos el uso del agua potable del subsuelo, no se puede perforar para hacer fractura. Se obliga a tratar el agua de reflujo y a utilizar el agua de reflujo en las próximas fracturas. Y se obliga a depositar el agua en los reservorios que el Estado determine. Esto lo tenemos que establecer en la normativa nacional, ahí hay un hueco que tenemos que llenar rápidamente, o sea que la Ley nacional se puede complementar con esto. Después podemos hablar también de la Ley nacional, pero la decisión de la Provincia fue ir en varios andariveles; Gas y Petróleo como herramienta, YPF como herramienta, apuntalándola y apoyándola en todo sentido.

Nos jugamos enteros el año pasado aprobando el convenio de Chevron e YPF. Salieron a castigarnos por todos los medios y a acusarnos por una empresa como Chevron que es una empresa que honra con su presencia a la provincia, porque está hace más de 20 años explotando el yacimiento El Trapial y que por un evento que hubo en Ecuador donde Chevron nunca estuvo, sino que compró a la empresa Texaco, tuvo un juicio donde nos quisieron cobrar la factura el año pasado cuando aprobamos la ley.

Quiero comentar aquí que a nosotros se nos pedía que hiciéramos la concesión de Loma Campana por un decreto provincial en base a un decreto nacional, y dimos los fundamentos acabados y completos de por qué un decreto no podía ser. Tenía que ser una ley. En medio de un proceso electoral lo decidimos y lo hicimos porque creíamos que era bueno para la provincia de Neuquén que se hiciera el primer cluster en la provincia de Neuquén y así resultó, es el primer cluster desde México a Tierra del Fuego en la provincia de Neuquén, el que está haciendo Chevron con YPF o YPF con Chevron.

Entonces, nosotros nos manejamos por las demostraciones de la realidad. El discurso y los discursos que se hicieron el año pasado en protesta por lo de Chevron – YPF o por lo de YPF – Chevron pueden tener un efecto electoralista o un sentido electoralista, pero la realidad es que Argentina necesita inversiones como decía Daniel. Miles y miles de millones de dólares.

El proyecto de Chevron habla de un proyecto de 16.000 millones de dólares. Un cluster. Necesitamos seis. Necesitamos 6 clusters para poder lograr el autoabastecimiento. 100.000 millones de dólares. Y en esto teníamos que dar el puntapié inicial. Así lo hicimos y las encuestas lo revelan. En noviembre en las encuestas, la imagen que yo tenía como gobernante bajó varios escalones pero ahora en abril – mayo están recuperados porque la sociedad empieza a percibir qué es lo que sucedió con este impacto económico en la provincia de Neuquén, donde además en todo el país y en todo el mundo se habla de Vaca Muerta. Bienvenido sea, pero como bien se dijo aquí, no hay que gastar a cuenta, esto recién empieza, esto se va a ver en los próximos cinco o en los próximos diez años. Pero era bueno dar el puntapié inicial. Puntapié inicial que comenzamos en el año 2008. Quiero recordar, porque estas vivencias que uno tiene son muy fuertes. En el año 2008 con 3.000 telegramas de despidos de trabajadores petroleros – Oscar (Vicente) vos te acordarás- nos fuimos a Buenos Aires con Guillermo Pereyra y el Chiqui Arévalo, que debe estar por allí, es director también en nuestra empresa de Gas y Petróleo representando a los petroleros jerárquicos. Nos fuimos a Buenos Aires al ministerio de Trabajo a reclamar por esta situación. A las 4 de la mañana estábamos discutiendo con Guillermo Coco, ministro, y en contacto con Rubén Etcheverry que por allá lo veo, por lo que sucedió y que les voy a contar. Estábamos tratando de levantar 10 equipos de perforación. Levantar quiere decir ponerlos en marcha para que cada equipo con 300 trabajadores nos permitieran recuperar esos 3.000 despidos. Las empresas estaban reticentes, yo levanto uno, el otro levantaba uno, el otro dos, y levantaron 9 equipos, faltaba levantar el décimo equipo para levantar la nómina de los 3.000 trabajadores y nadie lo hacía. Y en un acto de corajeada, 4 de la mañana, 5 de la mañana, lo miro a Julio De Vido y le digo ¿ustedes tienen plata disponible? , porque nosotros tenemos un yacimiento. ¿Y qué tal el yacimiento? Ehh… el mejor. Y yo lo llamé a Rubén y le digo: ¿tenemos el mejor yacimiento?, y me dice: “quedate tranquilo que vamos a poner el mejor yacimiento”.

Y así hicimos una combinación entre Gas y Petróleo y Enarsa que después de muchas inversiones, alrededor de 120 millones de dólares de inversión, se pone en marcha en agosto la inyección al caño de alrededor de 500.000 metros cúbicos para llevarlo a un millón de metros cúbicos y vamos a reemplazar con eso 5, 10 barcos. Cada barco cuesta 40 millones de dólares.

Si todos nos ponemos en esa campaña y todos hacemos nuestro trabajo y todos vemos la manera de desarrollar el gas y el petróleo vamos a encontrar la respuesta a los problemas que se están presentando. Así nació GyP en su asociación con Enarsa. No era la pretensión de GyP de en las rondas ver cómo se montaba a la mochila de otro para ser especulativo o ser un parásito, de ninguna manera. Gas y Petróleo del Neuquén en estos cinco años, del 2012 al 2016 va a haber logrado, y lo está haciendo porque estamos transitando el camino de las inversiones, 3.000 millones de dólares en inversiones. Y en este año son mil. Tres mil millones de dólares y ya llevamos mil. En los próximos dos años van a ser otros mil.

Entonces, cuando se cuestiona a las empresas públicas provinciales hay que tener mucho cuidado porque hay lugar para todos. El tema no es quién lo hace o cómo lo hace, sino quién tiene el dinero, quién tiene la capacidad tecnológica, quién tiene los capitales para hacerlo.

Nos fuimos a Alemania el año pasado a hablar con Wintershall y negociamos Aguada Federal. Habíamos hecho un pozo, había que tener coraje para hacer un pozo no convencional como empresa pública provincial. 17 millones de dólares.

Quiero aclarar algo sobre Gas y Petróleo de Neuquén. Guillermo Coco me dijo cuando se fundó: ¿la vamos a capitalizar, no? ¿Le vamos a mandar plata de Tesorería? Yo saqué un peso del bolsillo, una moneda de un peso y se la di. Esto es todo el capital que te puedo dar, tenés los activos, tenemos que trabajar con los activos, no podemos mandarle plata de Tesorería, nunca recibió plata de Tesorería, al contrario ahora la Tesorería recibe doscientos millones de pesos de bonos de Gas y Petróleo del Neuquén, que también es una herramienta financiera.

¿Qué hicimos con Wintershall? Hicimos un un contrato de operación compartida, donde tenemos el 50 y el 50 por ciento. En el piloto le dijimos, usted tiene que pagar el canon de ingreso, un canon de ingreso a la provincia. Parte de ese canon, la mayor parte la invierten en un piloto, un piloto de 20 pozos, lo empiezan ahora en agosto a hacer los pozos verticales y el año que viene cuatro horizontales. Para hacer una inversión del orden de los 100 millones de dólares en un piloto y después nace una inversión por partes iguales de 3.000 millones de dólares, 50 y 50, en 10 años. ¿Cómo Gas y Petróleo va a conseguir el capital? Cuando se descubra en el piloto todo el petróleo que hay los bancos ya nos están viendo y nos están buscando para darnos dinero, entonces Gas y Petróleo no tiene la intención de ser especulativo, ni de estar mañereando, ni ser mañosos, no. Gas y Petróleo ha venido como una empresa chica provincial a aceptar aquel desafío de 2008 donde ninguna empresa quería levantar un equipo de perforación, y tuvimos el coraje – Gas y Petróleo, y Enarsa- de levantarlo, y algunos que ya no están en este mercado nos miraban y se reían diciendo “¿ustedes van a ir a perforar?”.

Gracias a Dios tanto en el convencional como en el no convencional nos fue bien y el pozo no convencional que hicimos en Aguada Federal costó 17 millones de dólares que se obtuvieron de una negociación con Shell, se invirtieron en ese pozo y se hizo un pozo liderado por EOG, que es una de las empresas que más sabe de no convencional en Estados Unidos. No nos tiramos a la pileta porque dijimos lo vamos a hacer nosotros que somos los que más sabemos.

Quiero decir con esto que Gas y Petróleo tiene una actitud proactiva, creativa, de venir a apoyar.

En ese momento en que echaron a los 3.000 trabajadores había 40 equipos de torre en la provincia de Neuquén. Hoy hay 140 equipos de torre. Ha habido una evolución tremenda. Y quiero destacar que en el año 2009 se invirtieron 750 millones de dólares en gas y petróleo, en el 2013 fueron 4 mil millones y este año serán 5.500 millones de dólares. Quiere decir que se ha notado el efecto y aquí YPF es palanca y motor de toda esta inversión, ¿por qué? porque nacionalizada se le están dedicando muchos recursos para tener éxito en la soberanía hidrocarburífera.

Por supuesto que este crecimiento genera ruidos, y va a generar ruidos y discusiones y muchas. No solamente con respecto a la renta, sino con respecto a cómo hacerlo y con quiénes hacerlo. En Estados Unidos hay dos mil empresas, nosotros podemos tener perfectamente 100, tenemos 20/25 operando en Neuquén. Necesitamos 100, 200 capitales de todo el mundo, chinos, rusos norteamericanos, canadienses, y allí vienen las condiciones y el ambiente que tenemos que generar todos para encontrarnos; Nación, provincia, municipios, empresas de servicios, sindicatos, trabajadores, las universidades, todos trabajando para lograr el objetivo y no dejar pasar la oportunidad.

Porque es muy lindo: Dios nos bendijo, la Naturaleza bendijo a la República Argentina, no ya Neuquén sino a todo el país, con recursos excepcionales en gas y petróleo, concentrados en 30 mil kilómetros cuadrados, cuando China los tiene en un millón, Estados Unidos en 600/700 mil. Nosotros los tenemos concentrados, tenemos experiencia, tenemos infraestructura, tenemos gasoductos, tenemos oleoductos, tenemos agua, tenemos energías, tenemos todo para hacerlo, pero tenemos que ponernos de acuerdo en las reglas de juego. Y eso es simple, es cuestión de diálogo, es un tema de política de Estado mediante el diálogo democrático y creo que esto es lo que estamos haciendo en este momento. Pero es claro que cuando hay diálogo hay ruido, porque todos defienden las miradas desde sus ópticas. Seguramente YPF tiene una óptica, Gas y Petróleo otra, La Nación otra, la Provincia otra. Fíjense que a mí me toca ser Gobernador de la Provincia, representante de la provincia, principal accionista de gas y petróleo de Neuquén, estar en la Ofephi (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos) ser socio de YPF al 10 por ciento y al mismo tiempo ser agente federal del gobierno federal que marca la Constitución Nacional. Entonces tenemos que encontrar una armonía entre todos estos aspectos para hacer las cosas bien.

Yo quería también compartir con ustedes la cantidad de pozos perforados de este año. En 2010 se perforaron 240 pozos, en 2014 van a ser 610 pozos en total, entre convencionales y no convencionales, exploratorios y de desarrollo. Sin embargo, en la producción, todavía no vamos a encontrar los resultados que se esperan por esta declinación de los yacimientos maduros.

¿Qué ha pasado? Nosotros llevamos en petróleo, como 15 años de caída anual. Bueno, este es el primer cuatrimestre en lo últimos 20 años en que el petróleo levanta 4 por ciento y que el gas se estabiliza después de 10 12 años de caída permanente. O sea hoy producimos 115 mil barriles por día, de 230 mil hace 10 años. Esto es grave para los neuquinos y es bueno haber encontrado la meseta porque a partir de ahí podemos comenzar a repuntar. Y en el gas caímos el 40% en los últimos años y este primer cuatrimestre se niveló la caída, estamos en una meseta.

Pero, para poder alcanzar niveles de producción que nos permitan ascender en la escala, tienen que haber inversiones extraordinarias. Esto 5.500 millones que se invierten este año son muy importantes, por eso es muy importante el acuerdo YPF-Chevron. Chevron trajo 1200 millones de dólares el año pasado para hacer el piloto y este año entre YPF y Chevron invierten 1600 más. 2800 millones de dólares en 6 meses. Pero fíjense la cifra de inversión importante, generando 4500/5000 puestos de trabajo nuevos, de punta a punta. No alcanzan los equipos, los trabajadores, las viviendas, las rutas, hay que trabajar en todos los órdenes y esa es una gran responsabilidad. Por eso digo que la discusión que tuvimos el año pasado entre Nación, provincia, YPF fue muy fuerte para encontrar el molde adecuado para sacar una Ley Provincial. Fue una ley específica, a medida, una ley que nos permita tener el marco normativo donde todos saben cuáles son las reglas del juego. Hicimos una ley a medida y aceptamos el reto.

¿Pero qué hicimos? Un convenio con Nación de mil millones de pesos para viviendas, infraestructura, hospitales, escuelas, casa comisaría. A las empresas les pedimos 45 millones de dólares (y no fue fácil conseguirlo) para Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y que se está desembolsando y lo estamos aplicando. Y también, aparte de la regalía del 12 por ciento y el 3 por ciento de ingresos brutos que los dejamos fijos en esa ley, establecimos en el 5 por ciento de las ganancias cuando el proyecto esté terminado. Entonces ahí hubo una discusión en la renta. Y estoy de acuerdo con que hay que tener cuidado con la renta que distribuimos en el consumo, porque si es muy alta después no queda margen para distribuir entre los diversos actores: los gobiernos, las empresas, los trabajadores.

¿Qué es lo que estamos discutiendo hoy con Nación? En plena discusión como parte de la Democracia -es bueno discutir, no es pelear-. Se discuten los parámetros: la Constitución de 1994, el dominio de las provincias es un derecho irrenunciable, la ley corta, la provincia como autoridad contralor, autoridad concedente, autoridad de control de medio ambiente.

La provincia también ha mandado a la Legislatura un proyecto de ley de valor compartido. ¿Qué significa esto? Que las empresas que facturen más de 100 millones de pesos van a tener que presentar un balance social donde detallen cuál es su responsabilidad social empresaria. Que demuestren en un balance qué es lo que hicieron para la sociedad, el valor compartido que todos tenemos que tener la mirada puesta y la responsabilidad de qué sucede en una provincia y en el país. No tenemos que desentendernos “yo pago mis impuestos, yo pago mis regalías y ya”. No es así, esta es una gran discusión que tenemos de visiones y misiones. Podemos tener objetivos y visiones diferentes, pero la misión debe ser compartida. Y en esa visión compartida, la misión y los objetivos de cada uno: uno como intendente, uno como gobernador, otro como presidente o legislador; o secretario de un gremio. Pero la visión la tenemos que compartir. El modelo para todos, sin dudas va a ser Noruega, lo que decía Daniel del fondo: 850 mil millones de euros tiene en este momento Noruega para atender las jubilaciones, las pensiones. ¿Quién no quisiera tener un país así? Noruega hace 50 años era uno de los países más pobres y ahora es uno de los que tienen el ingreso per cápita más importante del mundo. Entonces, ¿ese es el modelo? Bueno, sigámoslo. No para hacer una una sociedad donde digan a ver “qué puedo yo llevarme” sino todos trabajar para ganarnos el pan, la renta.

No derrama el petróleo por el brazo invisible del mercado, derrama ganancias cuando el Estado está presente, retribuyendo y generando una sociedad progresista, inclusiva y al mismo tiempo estable. Cuando yo veo Perú, Chile, Brasil cuando la inflación es del 4, 5, 6 por ciento y que cuando se escapan de esos números se desesperan, pienso qué envidia, poder ser gobernador en una economía estable, no poder estar discutiendo todos los días salarios y precios. Para ver quién le gana al otro. Y a lo mismo uno, como Tupac Amaru, con un presupuesto que no sabes si se ajusta a la inflación o no porque vos no sabes cuánto te va a ingresar, si la regalía cayó o si la producción cayó; hay miles de motivos por los que el presupuesto siempre es acotado.

Les voy a decir que yo el lunes tengo una reunión con la presidenta de la Nación junto a otros gobernadores. Somos los gobernadores de las provincias productoras. No es una reunión donde se debata todo. Será una reunión donde los temas que ya hemos hablado. Yo estoy tranquilo porque la presidenta me ha traído la tranquilidad de la constitución del 94 y la Ley corta. Hay que discutir la letra chica de cada artículo. Hay temas que nos vamos a poner de acuerdo de memoria, sobre todo lo que tiene que ver con los plazos, lo que hicimos nosotros como leading case con YPF Chevron, le dimos 35 años a la concesión de Loma Campana, 12 por ciento de regalías, 3 por ciento de ingresos brutos y 5 por ciento de participación de las ganancias cuando el emprendimiento esté en funcionamiento, más la Responsabilidad Social Empresaria, más el apoyo de Nación en infraestructura.

Nosotros tenemos otro leading case con Wintershall que lo hizo la provincia directamente sin intervención de YPF. ¿Y por qué no? Yo no creo que sea YPF el que tenga que participar de todas las decisiones. Hay momentos en que la Provincia va a tomar sus decisiones y va a tener sus bienes, sus activos, sus bloques y puede perfectamente pactar como hemos hecho con Exxon. Y eso está bueno para los neuquinos porque es un negocio con la empresa número 1 del mundo.

Y quiero hablar del carry. El carry es simple, el que es dueño del yacimiento le dice a un inversor “venga e invierta en mi campo” porque no nos olvidemos la Constitución del 94, que es propiedad de la provincia. “Venga e invierta”, no se olvide del 10 por ciento de participación de Gas y Petróleo de Neuquén que va con carry. Carry no significa que sea gratis porque vi por ahí que es parasitario, que es una mochila; no, no. El carry significa que el inversor que viene a esa provincia ponga el 100 por ciento del dinero en el piloto, en la exploración y cundo empieza a dar ganancias, quien fue con carry empieza a devolver de las ganancias la plata que tendría que haber puesto. Entonces hay un costo financiero, no hay un costo económico absoluto. Yo le preguntaba al presidente de Exxon y él me dijo “a mí no me molesta el carry del gas y el petróleo de Neuquén”. Ellos ingresaron sin pagar canon de ingreso; y en el caso de YPF, en las 20 UTE´s que tiene con la provincia de Neuquén tampoco pagó canon de ingreso. ¿Qué significa no pagarlo? Eso lo sabe bien Chevron que sí lo pagó y se lo pagó YPF para hacer la inversión y lo hizo muy bien, porque se hizo la inversión en el pozo. Entonces parte de la renta la vamos a ir a pelear, a buscar, las empresas nos tienen que permitir, como dueños del recurso, que vayamos a buscar esa renta para casas, escuelas, rutas.

Y lo que hemos trabajado con Gas y Petróleo, desde ese peso que significó tener los activos era buscar inversores. ¿Con quiénes nos hemos asociado? Con casi todas las compañías que trabajan en Neuquén. ¿Y quiénes van a hacer los próximos pilotos? Wintershall asociado con GyP, Exxon asociado con GyP, Shell asociado con GyP. Van a hacer 3 nuevos clusters. También estamos con Total Argentina, que están muy contentos con Neuquén, el yacimiento, Vaca Muerta y con otros horizontes como el Tail Gas. Nosotros como neuquinos tenemos que apuntar a eso porque es una oportunidad que nos daría beneficios a todos.

En resumen, qué hemos hecho con Nación: estamos trabajando con esta ley donde en los temas ambientales nos vamos a poner de acuerdo, en el tema de plazos nuevos nos vamos a poner de acuerdo. Nos vamos a poner rápidamente en los temas promocionales, en la regalía que es un 12 por ciento en un yacimiento no convencional por los volúmenes que mueve, un 3 por ciento de ingresos brutos, me adelanto como gobernador, para mi está bien;0 hay provincias que lo tienen al 5 por ciento y otras provincias que lo tienen al 2 por ciento, nosotros lo tenemos al 3,5 por ciento y habrá que bajarlo al 3 por ciento. Las regalías están al 2 por ciento en la Ley de Hidrocarburos, no lo bajemos, el gobierno nacional tendrá que pensar el impuesto a las ganancias, la amortización acelerada de inversiones, tendrá que pensar en sistemas aduaneros ágiles y eficientes porque esto no va a funcionar.