Señora vicegobernadora (Ana Pechen); señor presidente del directorio de Enarsa (Empresa Nacional de Energía Sociedad Anónima) y amigo, ingeniero Exequiel Espinosa; señores diputados provinciales; señora diputada nacional (Alicia Comelli); y a todos los ministros, secretarios, subsecretarios y funcionarios aquí presentes.

Es realmente un honor, en este año del Bicentenario, compartir la firma de este convenio entre Enarsa y Gas y Petróleo del Neuquén. Seguramente, cuando el Estado nacional constituyó Enarsa y cuando en la provincia, apenas asumidos, con ley provincial, constituíamos la empresa Gas y Petróleo del Neuquén, el objetivo al que apuntábamos era poner de manifiesto los recursos naturales que se encuentran en nuestro subsuelo. Como decía el ingeniero Espinosa, tenemos que conocer con qué recursos contamos. Y, que de esta manera se plante un hito histórico en la provincia de Neuquén, significa para nosotros un gran respaldo y una gran confianza de parte del gobierno nacional.

Yo recuerdo cuando estábamos en el ministerio de Trabajo, trabajando con los sindicatos y trabajando con autoridades del gobierno nacional y las empresas, en momentos difíciles, en momentos de crisis. Había tres mil telegramas de despido preparados. Y estábamos hablando de ver cuántos equipos se levantaban, cuántos equipos se ponían a trabajar.

El objetivo que nos habíamos planteado con Guillermo Pereyra (secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Rio Negro y Neuquén) era que por lo menos diez equipos estuvieran trabajando en la provincia de Neuquén. Mirábamos la cara a los empresarios y, de alguna manera, arisqueaban para el décimo equipo. Estaban todos con que yo pongo uno, el otro dos, el otro tres, y llegábamos a nueve equipos. Faltaba el décimo.

Y nos miramos con Roberto Baratta (coordinador del Ministerio de Planificación Federal), también con autoridades de Nación y con Guillermo Coco (secretario de Estado de Recursos Naturales y Servicios Públicos), y dijimos: `bueno, si no están dispuestas las empresas privadas a poner un equipo, el Estado nacional y el Estado provincial lo van a hacer´. Y allí automáticamente el ministro Julio De Vido decidió que nosotros pusiéramos el área, que eligiéramos las áreas para poner a consideración de Enarsa y que Nación iba a poner los recursos. Estamos hablando de 12 millones de dólares, estamos hablando de alrededor de casi 50 millones de pesos. Es una inversión de riesgo, una inversión importante, pero en Aguada del Chañar nosotros tenemos cifradas esperanzas y expectativas; pues muy cerca de allí YPF encontró un pozo muy importante hace muy poco tiempo.

Nosotros creemos que en este compromiso mutuo que tenemos Nación y provincia de ir explorando, y de ir poniendo en la superficie la riqueza que tenemos en el subsuelo, con Enarsa estamos hoy en un día histórico.

Y también, tomando las palabras del ingeniero, decirle que creemos que en energías alternativas la provincia del Neuquén en este mes de febrero también tiene dos hitos históricos, donde se van a abrir dos licitaciones: una de energía eólica y otra de energía geotérmica, que las va a presidir la vicegobernadora (Ana Pechen) porque yo voy a estar en este viaje a los Estados Unidos esta semana. Pero son dos hechos también importantes; donde seguramente vamos a poder trabajar con Enarsa a partir de las energías alternativas.

Yo tengo un gran aprecio por el ingeniero -Exequiel- Espinosa, porque tiene la camiseta puesta de la Patagonia, del Comahue, de la provincia del Neuquén. Como dijo, sus hijos llevan la sangre del Comahue y creo que en ese afecto y en ese conocimiento que tiene de la provincia esta también la decisión de esta apuesta tan fuerte al subsuelo neuquino.

Y estoy seguro en este marco de que la provincia del Neuquén tiene que devolver el 50 por ciento de la inversión con gas y petróleo, estoy seguro que en muy poco tiempo vamos a poder hacer honor a esta obligación y vamos a devolver con petróleo el esfuerzo que la Nación está haciendo para explorar en Aguada del Chañar. Estoy seguro que vamos a tener éxito y que esto va a permitir nuevas inversiones y que los 15 pozos que están dependiendo del encuentro de petróleo en Aguada del Chañar van a ser una realidad. Pues Dios siempre está presente y seguramente en este año del Bicentenario nos va a dar un regalo a todos los neuquinos. Muchísimas gracias.