Señora ministra, señores secretarios de Estado, subsecretarios, señor jefe de la Policía, autoridades de la plana mayor, oficiales jefes, oficiales superiores, suboficiales, vecinas y vecinos. Es muy importante el evento que hoy nos convoca, hemos entregado entre el año pasado y este año alrededor de 100 vehículos para la Policía de la provincia de Neuquén que se suman a los casi 400 vehículos que hemos adquirido o estamos en proceso de adquisición para las áreas de salud, educación, y de seguridad y también para otras áreas que tienen que ver con el funcionamiento del Estado.

Todas estas adquisiciones de bienes materiales han tenido que ver fundamentalmente con la Ley 2615 de renegociación de las concesiones hidrocarburíferas, que no solamente ha permitido ingresar al Estado una cifra importante en 18 meses, sino que además, nos ingresó una cifra del orden de los 120 millones de pesos de responsabilidad social empresaria que está siendo destinada a la adquisición de muchos elementos.

Además, la provincia recibe en estas áreas renegociadas un canon extra del 3 por ciento por encima de la regalía del 12 por ciento, lo que ha venido a compensar la caída de la producción de petróleo y gas del año 2009 al 2008 del 9 por ciento. Estamos seguros que este año 2010 se va a revertir esta caída de petróleo y gas con nueva producción porque se están haciendo inversiones importantes, se está perforando, se están buscando nuevos yacimientos tanto en zonas convencionales como en no convencionales.

Pero la adquisición de bienes materiales es solamente un aspecto de todas las actividades del Estado por otro lado está todo el tema de infraestructura que también es un aspecto material que tiene que ver con, en este caso la Seguridad, y el otro aspecto de los recursos humanos. Hemos incorporado nuevos recursos humanos y se siguen haciendo los cursos de capacitación. Son capacitaciones permanentes que son además imprescindibles para que ustedes accedan a los ascensos.

Esto lo tenemos que seguir fortaleciendo, no hay nada mejor que la capacitación y la actualización permanente en una dinámica que requiere que en materia de seguridad, como en las otras áreas del Estado también haya una actualización permanente de la formación, de la información, de todo lo que tiene que ver con conocimiento, de tecnología, comportamientos, conductas, valores, etcétera.

Todo esto es dinámico y tiene que ser permanentemente actualizado y quiero sumar mis palabras a las palabras del ingeniero Guillermo Pellini en el sentido de que sabemos que la institución policial en la provincia de Neuquén está firme como una columna vertebral trabajando en materia de seguridad donde el sistema de seguridad tiene otros actores. Tiene otros actores que son la sociedad misma, los otros poderes del Estado, la prevención inespecífica, y la policía es una columna muy importante, insoslayable, imprescindible en materia de seguridad.

Pero tienen que actuar todos los poderes del Estado, los tres poderes del Estado, los municipios, la sociedad en su conjunto para tratar un tema como el de la seguridad que es fundamental para los ciudadanos que reclaman y necesitan este valor fundamental de la seguridad porque la seguridad hace a la calidad de vida, hace a la dignidad y hace también a la libertad. Cuando no hay seguridad se pierde también el valor libertad en el concepto y en la dimensión que tiene este valor.

También estamos trabajando fuertemente en la prevención, una licitación que está en vías de adjudicación es todo el sistema de video cámaras de San Martín de los Andes y de Villa La Angostura. Esto es una inversión importante, del orden de los 4 millones de pesos, 3.8 millones de pesos, es una inversión muy importante que además va a cambiar el sistema de prevención y lo ha cambiado en muchas ciudades del mundo, en la República Argentina también y a partir de su instalación en San Martín y Villa La Angostura.

Seguramente vamos a obtener datos muy precisos para ver cómo podemos avanzar con este sistema en el resto de los edificios públicos y en el resto de las ciudades de la provincia en un proceso que tiene que prolongarse en el tiempo, porque la prevención es fundamental en esta materia y además la delincuencia no descansa e inventa nuevas metodologías, nuevos sistemas, nuevos actores, actores que por allí son del lugar y otros que vienen importados de otras provincia o otros lugares.

Así que en este sentido hay que estar muy atentos, hay que trabajar muchísimo en estar justamente prevenidos. Estar prevenidos significa estar preparados para estas situaciones que no ser solamente reactivos frente a los hechos delictivos sino fundamentalmente estar preparados en una estrategia de abordaje al tema de la delincuencia, que también, si te toman buenas medidas de prevención por supuesto de limitar o por lo menos hacer desistir a los delincuentes de su accionar porque saben que se está actuando con prevención.

Esta forma proactiva de la seguridad tiene que ver con la capacitación, con los recursos humanos, y también tiene que ver con la tecnología, y vamos a seguir incorporando tecnología. Entiendo que estamos en un proceso de adquisición de hasta 300 computadoras, ya hemos adquirido 67 que han sido incorporadas a la policía y el resto va a ser adquirido a la brevedad.

Estoy convencido también que necesitamos trabajar muchísimo en lo que hace a vehículos que es la materia que hoy nos convoca. Trabajar en lo que hace a la conducción, tiene reglas muy precisas y muy establecidas en lo que hace a la conducción de vehículos, sobre todo en materia de ambulancias y vehículos policiales que generalmente entran en acción en la vía pública en situaciones límite y eso requiere una preparación muy especial. Muy especial, de mucha prudencia, de mucha inteligencia, porque se está frente a vehículos cada vez más veloces, cada vez más potentes y se convierten rápidamente en un arma a veces peligrosa para quien la maneja y a veces también peligrosa para los ciudadanos con los que toca convivir en estas situaciones de emergencia.

Sé que se están llevando adelante cursos de capacitación muy importantes tanto para conductores de ambulancias como para los conductores de los vehículos policiales. En esto tenemos que extremar los recaudos para que se utilice la emergencia como emergencia y que no se convierta en regla general.

La emergencia y la velocidad es la excepción y la causa de la excepción que permite la velocidad es una causa de vida o muerte o una causa de prevenir y de poder desbaratar algún intento delictivo, pero de otra manera no tiene sentido poner en riesgo la propia vida de efectivos de la fuerza o de agentes de salud, cuando en realidad pueden esperar. En esto estoy seguro que vamos a trabajar muchísimo porque además es una economía en lo que hace a repuestos, en lo que hace a mantenimiento, en lo que hace a reparación de los vehículos que tanto necesitamos.

Necesitamos cuidar el capital que es de la provincia. Nosotros hemos optado por una vía de adquirir equipamiento para el Estado. Pero se debe cuidar. Es imposible pensar que el Estado puede funcionar sin infraestructura y sin equipamiento, pero es fundamental también que cada uno sea abanderado de la provincia en sabe que ese bien, ese patrimonio es de la provincia, que no se lo apropie para el uso personal y que tampoco se lo utilice sin una reglas de juego claras.

Así que yo les agradezco a todos los efectivos de la policía, oficiales superiores, plana mayor, oficiales jefes, por toda la tarea que realizan a diario, que es mucha, y los invito a redoblar esfuerzos y a por supuesto sumar esfuerzos con el conjunto de los poderes del Estado, con los municipios, para trabajar por este tema tan importante que es la seguridad ciudadana. Muchísimas gracias.