Muchas gracias. Muy buenos días a todos los habitantes de Añelo, querido intendente (Darío Díaz), querido senador Guillermo (Pereyra), (diputada nacional) Alicia (Comelli), diputado (nacional, Alberto) Ciampini, a los funcionarios que están presentes, al cura párroco, a Pablo por sus palabras, a los representantes de YPF en esta reunión, a Silvina y a Leonardo Cellini, muchas gracias también; al diputado nacional Adrián San Martín, a la banda de música del Ejército, a la de la Policía, a los agasajados hoy de la municipalidad, a todos los queridos habitantes de Añelo.

Me siento feliz de compartir este centenario, compartir estos cien años y hacerlo con esta recopilación tan importante de Bernardo Martínez en su libro de estos cien años de Añelo: ‘Nosotros somos Añelo. Cien años de historia’. Invitamos a que todos en cada ciudad imiten esta acción tan importante de recopilar nuestra historia. Nosotros tenemos que saber de dónde venimos, nuestras raíces, para conocernos mejor y saber de los valores de nuestros pioneros, de nuestros primeros pobladores.

Un homenaje a todas las familias fundadoras: Burgos, Izazo, Campo Maripe, Castillo, Chávez, Fernández, Wircaleo, Quesada, Paredes, Díaz, Qaidemil, Pérez Solorza, Salinas, Tanuz; a todos por la defensa de la tradición, la identidad, de nuestro arraigo y de nuestras costumbres.

Queremos, en estos cien años, hacer un simple y muy breve repaso de todas las cosas que se vienen haciendo en Añelo para constituir lo que decía Darío recién, para que Añelo no sea un campamento petrolero, para que Añelo sea una ciudad bien planificada, bien urbanizada, con altos valores de la cultura, del deporte, de la defensa de los lazos sociales, de la construcción de paz social, de la construcción de una comunidad que mira el porvenir con anhelo, con compromiso y con contracción al trabajo.

Yo me alegro en esta inauguración de estar en homenajes a crianceros, a primeros pobladores, a inaugurar obras como la de gas del barrio El Mirador y La Esperanza, la nueva estación de bombeo de agua potable, el tanque elevado de reserva de agua; todos requerimientos que se han venido haciendo en forma constante y que con el trabajo del municipio, de la Provincia a través de su gobierno y del Copade, del gobierno nacional y también de la Fundación de YPF, se ha estado trabajando en la planificación, en orquestar todas estas acciones.

Desde el Coapde hemos elaborado un proyecto de mejoramiento integral del centro de Añelo, financiado por el BID por un monto de casi 50 millones de pesos; y hemos otorgado en estos días un aporte de 500 mil pesos al municipio para acondicionar el Museo de Sitio Correo Postal y Telégrafo Esteban Guerrero y la construcción del Monumento a la Veranada.

Desde (el Instituto Provincial de) Juegos de Azar también hemos estado presentes en la obra de gas que se finalizó el año pasado, pero que no tuvimos posibilidad de festejar en aquel entonces.

Y tenemos obras que surgen a partir de los fondos de responsabilidad social empresaria que hemos ido firmando con YPF y que a través de la Fundación vienen llegando en continuas obras a la localidad, como la obra de ampliación de la escuela 350, por dos millones; la plaza de las escuelas, que son cuatro millones en una obra terminada; dos viviendas para el hospital; la nueva toma de abastecimiento de agua potable; el proyecto ejecutivo del tratamiento de efluentes cloacales, por dos millones de pesos y con un avance del 90 por ciento; el polideportivo con pileta, un gran anhelo y una inversión de 12 millones; el centro de capacitación de Añelo, una obra con más de 15 millones de pesos de inversión. Todos fondos que han surgido de las tratativas con YPF en materia de responsabilidad social empresaria en Añelo.

También con motivo de la firma del convenio de Amarga Chica hemos dispuesto fondos de responsabilidad social empresaria de YPF y de Petronas con destino a Añelo, para desagües pluviales, el nuevo acueducto para agua potable, el nuevo centro social educativo, a producción y distribución de agua potable y desagües pluviales etapa dos y la ampliación del centro de producción.

Quiero señalar que todas estas obras son parte de las obras que va a necesitar Añelo en su despliegue y en su desarrollo. Como hemos trabajado también con el Plan Más Cerca de Nación, con las obras de infraestructura educativa que mencionaba. Tenemos en ejecución el jardín, con una inversión de seis millones y un 25 por ciento de avance; con la Upefe (Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo) también estamos trabajando para terminar el jardín de infantes 52, con 10 millones de pesos y 600 metros cuadrados de cobertura; y tenemos para ejecutar el techado de la escuela primaria 12, con una inversión de 500 mil pesos.

Se está trabajando con la Upefe en las mensuras de la localidad de Añelo. Y con Vialidad hemos iniciado un trabajo muy importante en la ruta 51 y la ruta 7, para llegar a Añelo desde Neuquén y Centenario. Estas obras se han convenido con Vialidad Nacional y vamos a procurar los recursos y los fondos. Se ha trabajado mucho en el Congreso Nacional para incluir todas esas obras, con el trabajo de los diputados nacionales, para incluir estas obras en el Presupuesto Nacional. También continuaremos con la construcción de viviendas.

Pero quiero destacar en este aniversario la importancia de las obras que hemos iniciado y que estamos desarrollando en Añelo en materia eléctrica con el Ente Provincial de Energía de Neuquén, en el marco de la convergencia tarifaria que firmáramos con Nación. Con esos fondos que han venido de Nación hemos iniciado ya la etapa uno: una estación transformadora en Añelo con diez millones de pesos de inversión, la estación transformadora también de Loma Campana, de 78 millones de pesos de inversión, y también estamos próximos a firmar con Nación las obras de media y baja tensión en la zona urbana y Parque Industrial de Añelo con 104 millones de pesos de inversión financiados por el gobierno nacional. Esto es muy importante para el desarrollo; sin energía no va a ser posible el desarrollo, por eso esas obras, que complementan las obras que hemos hecho con el Prosap en Añelo, van a permitir el despegue definitivo de todas las actividades que están desarrolladas con la industria de gas, del petróleo, pero también con las de otras actividades conexas y de servicios.

En materia de Salud, el nuevo hospital, con una superficie cubierta de 2.400 metros cuadrados, tiene un estado de avance del 25 por ciento y requirió una inversión de 40 millones de pesos. Hemos adquirido cuatro nuevos vehículos para Añelo por dos millones de pesos. El Banco Provincia de Neuquén tiene prevista la ampliación de las actuales dependencias en Añelo con inversión de un millón de pesos. También un regalo importante para Añelo es que con el Prosap hemos licitado, adjudicado he iniciado las obras del matadero municipal, una inversión de 34 millones de pesos que va a permitir la faena de todo lo que tiene que ver con las haciendas y no tener que llevarlas a otros lugares de la provincia.

Los años 19 y 21 el pueblito de Añelo se componía por siete, ocho casas. En el año 70 había pocas familias, hace unos diez años había dos mil habitantes. Hoy estamos en los seis mil habitantes y es probable que dupliquemos o tripliquemos esta cantidad de habitantes en los próximos años.

Quiero destacar que el desarrollo de Loma Campana se hizo por una decisión de la presidenta de la Nación en el año 2013, donde como gobierno provincial, con YPF y con la empresa Chevron decidimos acompañar esta inversión de Loma Campana. La inversión de Loma Campana ha representado desde 2013 a la fecha alrededor de tres mil millones de dólares y es probable que en los próximos años se inviertan mil o 1.500 millones de dólares por año, solamente en Loma Campana. Pero además hay otros desarrollos que vienen detrás de este primer puntapié inicial que fue Loma Campana. Fue una decisión que se hizo con mucho coraje, con mucha voluntad de progreso y como respuesta a la declinación que tenían los yacimientos convencionales. Yo quiero en este punto señalar que tenemos que trabajar para que toda esta actividad sea sustentable. En primer lugar tiene que ser sustentable ambientalmente, tenemos que respetar la tierra, el agua, el aire; tenemos que defender nuestro planeta para las próximas generaciones. En segundo lugar, tiene que ser sustentable socialmente, la actividad del gas y del petróleo tiene que generar progreso, oportunidades para nuestros jóvenes, oportunidades para nuestras mujeres, para nuestros trabajadores, para nuestras empresas, oportunidades de desarrollar un plan familiar, de realización personal. Por otro lado tiene que haber sustentabilidad económica, la actividad tiene que ser sustentable y posible, que esa riqueza que está en el subsuelo pueda ser comercial en el suelo. La manera de hacer es con inteligencia, con tecnología, con dedicación, con compromiso. Y también tiene que ser sustentable porque las instituciones del Estado, nacional, provincial y municipal y toda la comunidad están dispuestas a que esa actividad sea posible para generar estas oportunidades. Como decía Darío, la política es una herramienta de construcción, la política es una herramienta no para enfrentarse entre dirigentes sino para ver cómo podemos construir una Nación mejor y una provincia mejor. Y Darío tenía palabras de agradecimiento para su pueblo, para Añelo, por haberlo consagrado intendente en dos oportunidades. Yo tengo el mismo agradecimiento, Darío, como gobernador de la provincia de Neuquén a toda la provincia, y también al pueblo de Añelo porque siempre me ha acompañado con el voto en etas elecciones que hemos tenido en estos años.

El 10 de diciembre yo cumplo mi segundo periodo. Muchos en alguna oportunidad me pidieron que reformara la Constitución para ir por un tercer periodo. Yo me siento honrado por el pueblo neuquino y no hay honor mayor para un representante de un partido provincial que haber llegado a ser gobernador dos veces de la provincia de Neuquén. Y no estaba dispuesto a cambiar las reglas de juego para ser elegido por un tercer periodo, creo que tenemos que dar oportunidad a la sangre nueva, a las nuevas ideas, tenemos que darle oportunidad también para que se renueven la dirigencias para que la provincia vaya para adelante con las banderas de nuestros fundadores, de nuestros pioneros, de nuestros primeros pobladores. Trabajo, dignidad, coraje, mirar para adelante y tener expectativas siempre positivas acerca del porvenir. A partir del 10 de diciembre, querido pueblo de Añelo, a mi me verán en el surco, sembrando, por el progreso, por el bienestar y por la grandeza de la provincia de Neuquén. Muchísimas gracias y feliz aniversario, y feliz centenario.