Señor intendente (Horacio Quiroga), señores concejales, Pablo (Dorfman, Jefe de Prensa de YPF) y Federico en representación de YPF, gabinete, funcionarios, periodistas. Esta reunión de trabajo tiene el objetivo de resumir cuáles son las acciones que se están desarrollando en la zona de Añelo.

No me voy a referir al resumen que hemos visto para no ahondar en detalles, pero si es motivo de grandes sueños y también de muchas gestiones, que van a continuar. Porque, por ejemplo, la obra del hospital tenemos que seguir gestionando los recursos y permanentemente articulando acciones, desde un programa de mil millones de pesos con Nación a hoy que recién termino de hablar con el presidente de Vialidad Nacional, terminamos de firmar todos los papeles de la ruta. Se licitaría esta segunda quincena de junio, es una obra muy importante.

Hay que estar encima de la gestión, de los certificados, las cobranzas, la contratación de las empresas, es toda una tarea, es todo un proceso. Es lo que señalaba Sebastián (González, subsecretario del Copade) esto es un proceso con fases, es imposible de la noche a la mañana reconvertir una realidad urbanística y presentar a la sociedad un nuevo Añelo, como construido en una computadora. Eso requiere mucha tarea.

Me gustaría que en esta reunión estuviera algún periodista de Buenos Aires también, que viene seguido a esta región y levanta críticas respecto del Centro de Salud. Quiero referirme a este tema en particular porque se ha hablado mucho. Nosotros tenemos un Centro de Salud en Añelo para 2.500 habitantes y hoy tenemos una ciudad de 5.000 habitantes, mañana seguramente de 10.000 habitantes y por lo tanto necesitamos un hospital nuevo. Pero mientras tanto, lo que hay que decir también es que el Plan de Salud de Neuquén que es un plan integral, no es solamente Añelo. El Plan de Salud y dentro de éste de Atención Primaria de la Salud que fue instrumentado hace 40 años, hoy es un plan modelo en Latinoamérica.

Es un plan universal, gratuito, abierto, generoso y solidario, que nos ha permitido en 50 años reconvertir la realidad de -por ejemplo- el índice de Mortalidad Infantil. Hace 50 años Neuquén tenía el índice de Mortalidad Infantil más alto de la República, 150 %o. Hoy tiene el más bajo de la República, también por mil, y eso no es obra de la casualidad, es obra de la calificación y por supuesto del gran corazón de toda la gente del Sistema de Salud que le pone el alma y el corazón a un sistema del cual forman parte y del que cual se sienten absolutamente integrados y partícipes.

Otro dato es la expectativa de vida, Neuquén tiene la más alta de expectativa de vida en mujeres, 82 años; estamos en los niveles de los países más avanzados de mundo. En el hombre es 76 años, yo siempre pregunto por qué será que las mujeres tienen más expectativa de vida, será porque las tratamos muy bien a las mujeres acá en Neuquén. Es una realidad que se da, nosotros tenemos una expectativa de 76 años, estamos creo que segundos a nivel país en cuanto a hombres.

Y así podríamos seguir con la atención de la salud pero, son procesos, que requieren planificación, por eso yo los felicito por estos 50 años de trabajo, al Copade, por supuesto a YPF y a su Fundación, al BID (Banco Interamericano de Desarrollo), a Ia Nación, a la Jefatura de Gabinete de la Nación en la persona de Jorge Capitanich y a la presidenta de la Nación (Cristina Fernández), porque cuando el año pasado tuvimos todo el tema de Chevron-YPF o YPF-Chevron, hablamos mucho con la presidenta de la Nación y decíamos que, si íbamos a hacer una inversión de esa característica, necesitábamos acompañar con infraestructura.

Y no dudo la presidenta, firmamos un convenio por 1.000 millones de pesos, eso se firmó en julio y teníamos que actualizarlo con algunos índices porque bueno, el tiempo de los procesos que significa presentar los proyectos, liberar los fondos, hacer las obras, contratar, licitarlas. Siempre hablamos con Carbón (Ricardo Esteves) el subsecretario de Obras Públicas aquí presente y decimos, qué querés hacer; una escuela, buenos dale empezala ya. Pero bueno, esto lleva proyectos, lleva hacer documentación, conseguir la partida presupuestaria, licitar. Todo lleva un proceso que son meses, aunque uno los quiera acelerar.

En ese programa de 1.000 millones están las obras que aquí presentadas. Al mismo tiempo firmamos un convenio -paralelo al de YPF Chevron- entre Provincia e YPF que abarcó 45 millones de dólares, estamos hablando de 270 millones de peso aproximadamente, de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) entre YPF y Chevron, que son las obras de la Fundación YPF y, articulamos acciones entre la Fiduciaria Neuquina, la Fundación YPF para hacer acciones ejecutivas para adquisiciones de bienes y obras en toda la provincia. Esto lo quiero destacar porque en el video se vio un depósito de 28 millones de pesos, fue el primer depósito que se hizo el año pasado y este año -en marzo- YPF deposito en tiempo y forma según lo estipulado en el convenio, 156 millones de pesos en el marco de Responsabilidad Social Empresaria y en marzo del año que viene serán otros 156 millones de pesos.

Ese dinero no solo se aplicó en Añelo. Sé que ustedes vieron aquí (en el video) muchas obras, alrededor de 40 millones de pesos están en Añelo, pero el resto está invertido en todo el territorio provincial, en distintas obras, en distintas acciones y servicios, donde aparece YPF de nuevo en la provincia de Neuquén, en el marco de esta Responsabilidad Social Empresaria, en una visión compartida.

Nosotros vamos a presentar en la Legislatura un proyecto de ley de Responsabilidad Social Empresaria con visión compartida, en el cual pediremos a todos los concesionarios y empresas de la provincia que facturen más de 100 millones de pesos, que presenten ante el Copade un proyecto de lo que tienen previsto hacer en el año en cuanto a Responsabilidad Social Empresaria y que lo reflejen en sus balances después. No es que sea obligatorio hacer un proyecto al Ejecutivo diciendo mire voy a hacer esto, no es obligatorio presentar el proyecto o un monto, pero sí queremos reflejar en el avance social, como se hace en Europa o en cualquier lugar del mundo, qué es lo que hace esa empresa por esta visión compartida en una nueva realidad económica que exige comportamientos distintos de los distintos actores sociales.

También hemos presentado un proyecto ley sobre el tema ambiental. Esto es central para nosotros. Yo siempre que nos toca hablar de gas o de petróleo hago un triángulo y digo que los neuquinos, Neuquén por esencia, la palabra Neuquén en mapundungum significa río caudaloso, río fuerte e impetuoso; o energía o aguas enérgicas. Entonces Neuquén es una provincia de energía, nosotros tenemos el 22 por ciento de la producción de energía hidroeléctrica del país, el 22 por ciento de la producción de petróleo, el 48 por ciento de la producción del gas, producimos el 40 por ciento del agua potable que produce Argentina, no la que se transporta sino la que se produce, porque el río Paraná trae más caudal que nuestros ríos, pero la trae de otros lugares.

Y como provincia energética privilegiamos las energías limpias. Esto lo quiero decir porque nosotros estamos viendo y viviendo una matriz energética que depende el 90 por ciento del gas y el petróleo. Es una realidad. Nosotros siempre vamos a defender la energía hidroeléctrica, la energía solar, la energía eólica; ahora ¿se puede con esas energías alternativas, limpias, sostener una matriz energética que depende 90 por ciento del petróleo? De ninguna manera. Países importantes del mundo como China y los Estados Unidos buscan enmendar el mercado del carbón, es la primera etapa que tenemos que cubrir los seres humanos en este planeta.

No podemos seguir quemando carbón. Esto lo sabe China y lo saben los Estados Unidos que fue el único país que cumplió –el año pasado- con el Protocolo de Kioto- porque redujo la emisión de CO2 proveniente del carbón a la atmósfera en un 10 por ciento, reemplazándolo por el gas de arenas compactas y de arcillas -tight gas y shale gas-. Ese carbón se exporta a Europa.

Es decir que tenemos que ver cómo demos reducir la emisión de CO2 urgente. El calentamiento del planeta es un problema y es un problema de todos. China firmó un convenio multimillonario con Rusia, hace diez días, por gas, porque necesita en su proceso de industrialización salir rápidamente del carbón. Los Estados Unidos que llevo adelante una revolución geopolítica, demandaba nuevas tecnologías y dejó de depender con la intensidad que dependía de este mineral y pretende hacer una política articulada americana y no con el medio ambiente.

De esta manera, nosotros con las tecnologías no convencionales, desarrolladas y creadas en los Estados Unidos hace veinte años, hemos podido detectar que la naturaleza fue pródiga con la provincia del Neuquén. Esto es bueno, es una buena noticia, aunque algunos quieran presentarla de otra manera. Cualquier país del mundo, cualquier región del mundo, estarían agradeciendo al cielo e irían de rodillas desde acá a Luján (basílica de la provincia de Buenos Aires) tranquilamente, si tuvieran el beneficio, la alegría, de tener recursos no convencionales en la dimensión y cantidad que posee la provincia del Neuquén.

Esto requiere de una gran responsabilidad. En primer lugar no creérsela. No hay que creer que, porque tenemos el área de Vaca Muerta, Los Molles, los recursos no convencionales o porque tenemos 940 CTF (recursos probados) millones de pies cúbicos, cuando el yacimiento de Loma de La Lata tenía 12 millones de pies cúbicos, esto es, 908 trillones de pies cúbicos de hidrocarburos. Tenemos gas y petróleo para mucho tiempo.

Cuando asumimos en el año 2007 había gas y petróleo –en reservas- para ocho años y una actividad general que dependía en un 80 por ciento de los hidrocarburos. Entonces nos pusimos a pensar qué tenemos que hacer, o buscar nuevos horizontes en otras actividades o en la misma actividad. Bueno, fue en la misma actividad.

Aquellos que tenemos experiencia en empresas dedicadas a la actividad de la minería, la experiencia de un Cutral Co y un Plaza Huincul de la década del 90’ o de otras ciudades, sabemos del agotamiento de los recursos, el síndrome del agotamiento, cuando un pueblo vive el síndrome del agotamiento. Nosotros lo vivimos en el año 2008, no nos vamos muy lejos, fuimos -con el actual senador Guillermo Pereyra y con el ministro Guillermo Coco- a Buenos Aires porque teníamos 3 mil telegramas de despido de trabajadores del gas y del petróleo, hace sólo 6 años.

Cuando llegamos a Buenos Aires con los 3 mil telegramas de despido se realizó una reunión en el ministerio de Trabajo en la cual estuvieron presentes todas las empresas operadoras e incluso YPF, con su anterior constitución junto a Repsol de socio. Quiero recordar que Repsol, en esos siete u ocho años, se había quedado y había transferido a la firma en Casa Matriz (en España), nuestros yacimientos que tenía YPF y más los de Brasil, Bolivia, Perú y Ecuador, es decir, todos activos en Latinoamérica y de YPF en Argentina, que fueron a parar a Repsol Casa Matriz.

Nos sentamos a la mesa para ver de qué manera podíamos resolver el problema de los tres mil despedidos. Había que levantar diez equipos de perforación, había que poner en funcionamiento diez equipos de perforación. Luchamos dos o tres horas en esa reunión en el ministerio de Trabajo para convencer a las empresas que era necesario -desde el punto de vista social- hacerlo. Nueve equipos disponían (las compañías) pero no aparecía el décimo. Sinceramente a las 5 de la mañana me harté, me cansé, no puedo decir en palabras lo que sentía en esos momentos.

 

Lo miro a Julio De Vido (ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación) y Roberto Barata (subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta, actual director del Estado en la petrolera YPF) y les digo: muchachos ustedes no tienen 10 o 12 millones de pesos disponibles? Y me miraron y preguntaron para qué? Porque el décimo equipo lo ponemos en marcha nosotros, con la empresa neuquina Gas y Petróleo del Neuquén (G&P Nqn) recién constituida en asociación con Enarsa (Energía Argentina SA), porque parece que aquí ninguno quiere asumir esa responsabilidad, así lo que lo vamos a hacer nosotros.

Quiero aclarar que se rieron bastante algunos empresarios que estaban presentes ahí, porque no nos veían como operadores, nos veían como funcionarios. Nos llevó tiempo aprender, tuvimos suerte, fuimos a perforar en Aguada del Chañar gas y petróleo convencional y no sólo los hayamos sino, que hicimos un pozo no convencional con la colaboración y experiencia de YPF en Aguada Federal, obtuvimos 17 millones de dólares. Después eso nos dio la luz verde para sentarnos con Wintershall y concretar una sociedad del 50 por ciento y 50 por ciento, con una prueba piloto de una inversión de 120 millones de dólares y una sociedad con una inversión de 3.000 millones de dólares en Aguada Federal.

¿Qué quiero señalar con esto? Todo el tiempo que tuvimos que luchar contra la adversidad de la crisis del año 2008 fue muy profundo, y la del 2001 ni contarla. En el año 2012, año de la expropiación de las acciones de Repsol y la asignación del 51 por ciento de las acciones de YPF, con el 26 por ciento a Nación, el 25 por ciento hacia las provincias y el 49 por ciento en capitales privados.

Y ahí vienen nuevos desafíos, un nuevo paradigma, y ese desafío lo tiene que tomar YPF y ponerse sobre sus espaldas la alta responsabilidad de lograr la soberanía energética y el autoabastecimiento. YPF lo hace, toma ese desafío y busca permanentemente inversores. Lo encontró en la firma Dow Argentina un inversor en el área petrolera de El Orejal, que posee el Polo Petroquímico en Bahía Blanca y además esa ciudad necesita gas, por lo que se está trabajando e invirtiendo en El Orejal y con éxito.

Luego vino la asociación con Chevron, un gran debate social que se dio el año pasado en la provincia del Neuquén. Cuando estábamos en pleno proceso electoral, los ambientalistas hablando de las terribles consecuencias de la fractura hidráulica. La fractura hidráulica se practica hace mucho tiempo. El problema con los acuíferos no es la fractura hidráulica, puesto que estos se resienten o dañan cuando no se trabaja bien, cuando no se fractura bien, cuando no se hacen los trabajos como la ciencia y la técnica ordenan.

Los acuíferos están a los 500 metros de profundidad como máximo, los demás están por encima de esa cantidad. Aquí estamos hablando de perforar para trabajar a 2.500 o 3.000 metros de profundidad. Así que no hay motivos para hacer fundamentalismo ambientalista. Llegaron a hablar de provocar terremotos, cuando una fractura hidráulica tiene una onda expansiva 100.000 veces menor que la que hace falta para provocar un terremoto. Y se hablaron muchos temas.

Cuando fuimos a los Estados Unidos y a Canadá, vimos la legislación ambiental y decidimos, copiar bien y adaptarla a nuestra realidad. Neuquén, que produce el agua de la cual hablábamos, el 95 por ciento se va al mar, el 95 por ciento del agua potable que producimos se va al mar. Algún día esa agua va a ser muy requerida en el mundo. Y ahora cuanto requerimos para el desarrollo no convencional de los próximos años. Un punto. Recuperarle al mar un punto. No a las generaciones futuras como dicen algunos fundamentalistas.

Vamos a ser muy cuidadosos, con un control muy efectivo, cerrado y férreo del medio ambiente. Lo estamos haciendo. Tenemos 400 pozos no convencionales, 200 tight (en arenas compactas) y 250 de shale (en arcillas compactas) y vamos a terminar el año con muchos más. No hemos tenido un solo evento ambiental, ni uno solo. La responsabilidad de las empresas, salvo por YPF que tiene el 60 por ciento de la actividad en la provincia del Neuquén y, en no convencional mucho más, el 90 por ciento de la actividad, se hace con seriedad y con mucho profesionalismo.

Entonces no hay que tener temores, no hay que tener dudas, el horizonte está claro, lo que tenemos que tener claro sí, es una visión clara de la sociedad que queremos construir. Un modelo puede ser Noruega, Noruega hace 50 años era el país más pobre en ingreso por habitante. Hoy es uno de los más ricos en ingreso por habitante del mundo. Tienen un fondo fiduciario de 850 mil millones de euros derivados de la renta del petróleo.

No digo que podemos repetir esta experiencia -aunque tal vez en 50 años sí-. Pero los argentinos podemos, en base a la riqueza de tenemos en nuestro subsuelo, generar los recursos para el futuro. Neuquén tiene una Caja de Jubilaciones propia, una de las pocas provincias que no transfirió su caja de jubilaciones a Nación, porque además tenemos el 80 por ciento móvil, ninguna provincia argentina tiene el 80 por ciento móvil. Esto que es una disposición constitucional de la Constitución de 1957 le genera a la provincia un problema en la caja de jubilaciones hoy, porque hay un déficit entre lo que se aporta y lo que se paga a los jubilados, y hoy son alrededor de 200 millones y eso va a seguir creciendo.

Entonces necesitamos generar recursos como provincia para atender, como hacen los noruegos, con ese fondo. Pero esta es la discusión que viene después, cuando este la vaca atada, ahora está en exploración. Y el hecho que este Vaca Muerta, nos dio un título que se ha hecho famoso en el mundo, un nombre, una marca. Pero está viva. Porque hemos empezado la primer factoría en Latinoamérica. Esto también tiene que ser motivo de orgullo porque es un nuevo desafío.

Estamos transitando un camino de desafíos, donde también hay discusiones, por supuesto, como no va a haber discusiones, es un tema nuevo. Un tema donde hay además vacíos normativos. Cuando se redacta la ley de Hidrocarburos Nº 17319 en el año 1967, no existían estas tecnologías. Por lo tanto, toda la redacción de esa ley tiene que ser modernizada y los vacíos tienen que ser completados. Tenemos vacíos, ustedes ya lo conocen, los cinco aspectos que nos pusimos de acuerdo con Nación, que tenemos que legislar. Que será motivo de reuniones el lunes, con los ministros y con la presidencia de la Nación. No los voy a repetir, ya ustedes los conocen: plazos, temas ambientales, metodologías de adjudicación de áreas, sistemas promocionales, estabilidades fiscales y de regalías. Hay mucho para hablar.

También tenemos mucho para hablar de la construcción de la paz social, la cual se logra generando trabajo y es eso lo que estamos haciendo; estamos generando nuevas oportunidades, no con cortes en las rutas, no generando situaciones de violencia. Quien va a cortar una ruta para buscar trabajo lo único que hace es exasperar el sistema y distraer fuerzas policiales del sistema de seguridad.

Nosotros le vamos a proponer a Nación para que se establezcan sanciones muy severas y por ley nacional, a aquellos que dificulten u obstaculicen el funcionamiento de equipos de perforación y la producción en sí; porque no olvidemos que la ley de Soberanía Hidrocarburífera que expropio el 51 por ciento de las acciones de YPF, declaró de interés público nacional toda la red y toda la cadena de valor que va desde la extracción hasta la comercialización. Entonces, si es de interés público nacional no podemos permitirnos que un grupo de desocupados, por más legítima que sea su petición, corten la ruta e impidan el cambio de turno en un equipo de perforación. Se puede perder un pozo? Sí. Pero peor todavía: puede explosionar, puede dañarse una formación geológica o generarse una contaminación ambiental irreversible y hasta abortar –incluso- el ingreso de capitales e inversiones por falta de garantías.

Entonces tenemos la obligación de construir la paz social. Tiene que haber sanciones severas, porque en la resolución del tema energético, está la resolución del tema económico de la República. Esto se tiene que entender. Argentina tiene déficit de divisas. Por eso tenemos los problemas que tenemos. O alguien cree que Argentina traba el ingreso de divisas porque sí? Se niegan porque no están. Porque son escasas. Teníamos 50.000 millones de dólares de reservas y ahora tenemos 28.000 millones de dólares. Entonces hay que acrecentar las reservas.

Bienvenido sea el acuerdo con Repsol. Bienvenido y mis felicitaciones al gobierno nacional y a YPF por haber llegado a este acuerdo. Era fundamental una expropiación cerrarla y dejar consagrado un sistema previsible de estabilidad jurídica. Al mismo tiempo, el acuerdo con el Club de París nos permite aspirar a nuevas inversiones en la República. En la media que ingresen divisas al Banco Central, vamos a poder dar garantías a aquellos que vienen a invertir de poder sacar y egresar sus ganancias. Esto es lo que están pidiendo los inversores. Es todo un círculo, que tenemos que alimentar y tratar de buscar la manera de resolverlo fácilmente.

Mis felicitaciones a la firma YPF, porque estamos ya en Loma Campana con 21 mil barriles de petróleo. En estos días ha crecido la producción y se está trabajando muy bien con pozos verticales y horizontales. Entonces esto es muy bueno para el país, para Neuquén. Y aquellos que levantan banderas de enfrentamiento, tienen que saber que en el crecimiento se produce el debate, el diálogo, la democracia, se construye en la diversidad. La democracia es una forma de vida, no es un sistema electivo. Una forma de vida que es participativa, pluralista y al mismo tiempo tiene que ser respetuosa. Entonces, en esa democracia pluralista, hay diversas opiniones. Entonces no hay un enfrentamiento entre Nación provincia, provincia nación, sino que hay discusiones de políticas de Estado, no hay un enfrentamiento entre YPF y G y P de Neuquén, hay discusiones, y ese es el mejor sistema, la mejor metodología. Son los ruidos del crecimiento, y es lógico. En la medida que construyamos esa democracia respetuosa, participativa, creativa, vamos a construir una política de Estado.

Le decía a Adrián del Diario Rio Negro en las jornadas que hicimos en el MNBA de Neuquén, él decía la necesaria discusión que debe darse en democracia, pero también la necesaria convergencia, o acuerdos que hay que hacer. No sirve el fundamentalismo de minorías y mayorías que no se entienden. No sirve el fundamentalismo de discutir contra las provincias un sistema que atente contra la Soberanía de la Nación. La Soberanía es de la Nación, las autonomías de las provincias. Entonces las provincias tenemos que defender nuestros recursos, nuestros derechos, pero al mismo tiempo formamos parte de una Nación. Entonces en esa convergencia, facultades reservadas a las provincias, elevadas a la Nación y concurrentes es como se desenvuelve la democracia.

Entonces decía en esa reunión que como gobernador me comprende la responsabilidad de ser gobernador, agente federal del gobierno federal que establece la Constitución Nacional, accionista de YPF en el 10% y al mismo tiempo tener una empresa pública de Neuquén como Gas y Petróleo. Son 4 roles en la misma persona. Y tengo la obligación de tener templanza y fortaleza para no creernos dueños de la verdad. Y al mismo tiempo, decirles a todos que este tema de Vaca Muerta, y ya para ir cerrando, me lo alertó hace 2 años Pepe Mujica, presidente uruguayo, un hombre con mucha experiencia y una vida de lucha y de resistencia. Y cuando un empresario amigo en común, en una mesa que compartimos me decía “todo lo que había en Neuquén y todas las riquezas que teníamos”, -yo esperaba que él empresario en común, amigo en común no emitiera comentario- y le dijo a Pepe “¿y qué opinas Pepe?” Fue una pregunta fatal. Y Pepe me miró y me dijo “Gobernador, yo en Uruguay no tengo todas esas riquezas y estoy muy tranquilo. Quisiera tenerlas pero no las tengo”, y continuó, “dónde hay expectativas hay problemas. Como la famosa película “Houston, tenemos un problema”. ¿Por qué? Porque se generan expectativas y hay que administrar las verdaderas probabilidades con las expectativas. Porque se dice una provincia rica, con lo rico que es Neuquén, segunda en el mundo y cuarta en términos profesionales, con esa riqueza cómo no le da aumentos salariales, más obras, usted tendría que disponer de esto de forma inmediata porque la provincia es rica. La provincia de Neuquén tiene muchas riquezas tanto en el suelo como en el subsuelo pero tenemos que poner eso en acto, en potencial, y de la potencia al acto lo que hay es movimiento. Y en ese movimiento es como tenemos que ir generando las acciones y las gestiones para lograr los resultados. Y cuando digo movimiento no me refiero a ningún partido político sino a lo que es lo que representa el paso de la potencia al acto.

Tenemos que trabajar muchísimo, tenemos mucho por delante. Nuestra tarea fundamental es construir paz social pero con movimiento, no la paz social de los cementerios, sino la paz social de la vida activa, de la vida de lucha, de los proyectos y las soluciones y no generar falsas expectativas. Porque cuando decimos “acá va a haber una escuela” hay que entender que ese proceso lleva dos años. Cuando decimos “acá van a haber 240 viviendas” tenemos que entender que ese proceso lleva por los menos 24 meses. Porque si no se genera ansiedad.

Yo me acuerdo una vez que fui a Añelo como vicegobernador, recién asumido, en diciembre de 1999. Y tenía una manifestación en la plaza de jóvenes de Añelo que me decían “necesitamos una escuela secundaria”, y me lo reclamaban a mí, que era vice recién asumido. Y bueno, y qué quieren que haga. Yo les dije que la escuela no puede estar ya. Al final me la jugué y les dije “bueno muchachos, y chicas, en el próximo aniversario, si no está la escuela, ustedes me insultan o me tratan de mentiroso, pero ahora no me digan eso, recién asumo”. Y dentro de un año estuvo la escuela.

No sé si me animo ahora a ser tan explícito y decir un proyecto en 12 meses va a estar. Por suerte esa vez la pudimos hacer al año. Porque nos estaban esperando con cuchillos y tenedor. Pero las cosas llevan mucho tiempo y todos los que están aquí y tienen responsabilidades saben lo que significa gestionar, lo que significa pelear con los proveedores, los precios, los problemas del mercado. Así que tenemos mucho por delante y quiero comentarles que el otro día, hablando con los chinos, con motivo de las represas, de Chihuido, le decía a un ingeniero chino, obviamente a través de un traductor –todavía no hablo chino- , que “sobre el río Neuquén hay muchas angosturas, muchos cañadones, donde se podían construir muchas represas. Entonces el ingeniero me mira, y sí, porque hay lugares donde hay una montaña acá, otra acá, 200 metros y sobre todo en el norte hay lugares especiales para hacer represas. Y él me decía, ¿y quién le dijo a usted eso? Y yo le dije “no, a mí me pareció, desde el helicóptero vi lugares que son muy buenos” y ya con cómo me miró me hizo temblar. “¿Quién le dijo a usted que las empresas tienen que ser cortas?” Las represas tienen que ser anchas, tienen que tener mil metros, 800 metros, tienen que ser anchas, si usted le hace un lago arriba, o un dique de 100 metros, todo el agua va a cargar su peso sobre esos 100 metros. No es lo mismo cargar su peso sobre 100 metros que sobre 1000 metros. En ese momento aprendí mucho de hidráulica, es como cuando saludo a los mapuches en mapuche y después ellos me quieren hablar y yo les digo “no hasta acá llegó mi ciencia” (risas).

Tomando ese ejemplo de los diques, tenemos que tener cuidado con la construcción regional de desarrollo. No podemos impactar en un solo dique. No podemos impactar todo sobre Añelo. El desarrollo tiene que ser regional. Tenemos que desarrollar todas las ciudades, San Patricio, Centenario, Rincón, Neuquén, Plaza Huincul, Cutral Có, Zapala, las lajas, Picún Leufú, Chos Malal, Traful, toda la región, de los 30 mil kilómetros cuadrados en los que están los recursos, tenemos que desarrollarlos armónicamente para no tener el impacto en un solo lugar como la represa. Si nosotros ponemos toda la fuerza y el peso en una sola localidad vamos a tener dolores de cabeza, y no porque no podamos responder con obras sino que tal vez no podamos responder con la organización social. Porque pasar en poco tiempo de una sociedad de 2500 a una de 25 mil habitantes, tenemos que ser capaces que esa sociedad funcione armónicamente, adecuadamente, que haya muchos abuelos, nietos, psicólogos sociales, hay que tener mucho cuidado con los comportamientos sociales. Entonces es preferible impactar en varias sociedades de forma paulatina. Si no vamos a impactar en los precios, los alquileres, los precios de las propiedades.

Tenemos un desafío por delante, no es sencillo. Y para terminar les cuento algo que también comparto. Hay un artículo que salió en un artículo de Estados Unidos y lo tomó La Nación que dice de la adolescencia a la madurez. Dice que Estados Unidos en los últimos 9 o 10 años generó 1 millón de puestos de trabajo, ciudades como Oklahoma o Dakota del Norte dieron un impacto tremendo en sus económicas, en sus organizaciones sociales y mejoraron más de un punto el PBI de Estados Unidos. Y desplazaron el carbón y los buques veraneros que tiene que ser nuestro primer objetivo, nosotros no podemos seguir importando barcos teniendo el gas en el subsuelo. Lo primero que tenemos que hacer es ver cómo cuidar nuestras importaciones para cuidar nuestras divisas. En ese artículo, dice que en los últimos 9 y 10 años, las empresas de petróleo tuvieron flujo negativo de caja, porque abordaron el anclaje que se les puso por delante. Por eso dice de la adolescencia a la madurez. Y se fue buscando los “untos dulces”, los espacios dulces para generar más riquezas. Porque no es todo igual en Vaca Muerta, en Pozo Los Molles, en toda su extensión, hay lugares más ricos que otros. Entonces tenemos que tener mucho cuidado con abalanzarnos y creer que porque tenemos una extensión noble y que porque estemos bien parados a nivel mundial tenemos todo resuelto. No está todo resuelto, hay que conocerlos hay que explorarlos a los yacimientos.

Tenemos un gran desafío por delante. Tenemos que madurar lo que le costó sangre, sudor y lágrimas a los Estados Unidos, aprobar esas experiencias, aceptarlas y trasladarlas aquí. Nosotros estamos participando de muchos congresos donde compartimos conocimientos y experiencias. Porque nosotros como gestión debemos conocer el ABC de todo este momento que estamos viviendo los neuquinos. Solucionando el problema energético, solucionamos el problema económico, solucionando el problema económico, y teniendo divisas en el banco central se produciría el resultado más importante que tenemos nosotros como desafío que es una sociedad democrática y abierta, inclusiva, una sociedad progresista, de crecimiento, que genere oportunidades y que cada uno cumpla su plan de vida, y el tercero es tener una economía estable. No podemos estar todos los días discutiendo precios, salarios, etc. Cuando yo veo a Perú, Chile, con 4, 5 6 % de inflación anual digo ¡qué envidia! Nosotros estamos todos los días discutiendo si es el 25, el 30, el 45% no podemos vivir más así. Vamos a terminar con un chaleco de fuerza. Lo importante es que las divisas del banco central sean estables y allí los argentinos tendremos horizonte y sólo Dios sabe hasta dónde podremos llegar.

Bueno muchas gracias y un abrazo a todos!