Muchas gracias a Luis () por sus palabras, por sus presentaciones con tanta calidez. Y Alfredo (Coto) y Gloria (Coto) para nosotros, como decía Pechi (Horacio Quiroga) hoy es un día de alegría. Y tenemos que tomarnos el tiempo para festejar las alegrías. Los argentinos creo que nos merecemos, después de las vicisitudes que hemos atravesado a lo largo de la historia. Y mencionaba Alfredo la experiencia de 2001, cuando nos tocó, vos eras intendente Pechi y a mí me tocó ser vicegobernador de la provincia de Neuquén y teníamos una tremenda responsabilidad porque había una especie de disgregación social y no sabíamos cuál era el destino de la República, pero bueno, nos encontramos con personas con temple, con espíritu, con coraje, y entre esas personas está Alfredo Coto, su señora, sus hijos, que no aflojaron, como tantos millones de argentinos que no aflojaron en los momentos difíciles, y yo quiero remontarme a los momentos difíciles de los pioneros.

En 1904 se fundaba Neuquén con la presencia de Joaquín V. González y en esa presencia, ese ministro del Interior y brillante escritor decía que esta región estaba llamada a ser una región importante, una ciudad importante, en la confluencia de los ríos Neuquén y Limay. Neuquén, muy bien dicho, de aguas correntosas, aguas impetuosas. Limay, por su parte, que quiere decir transparencia. Por eso, estaba llamada Neuquén a esta historia de grandeza y en ese momento eran 800 habitantes. Hoy Neuquén tiene como ciudad casi 270 mil habitantes y prontito 300 mil porque se radican 20 familias por día que a veces es demasiado acelerado en la responsabilidad que tenemos de dar respuesta.

Pero una ciudad de 800 habitantes, me voy a permitir Alfredo (Coto), también tengo que contar que allí estaba presente mi bisabuelo, no mi abuelo que varios lo conocen como padre de Felipe, Elías, de José y Amado y de mis tres tías también, pero mi bisabuelo ya había llegado a Picún Leufú, ahí se le habían roto las carretas que había traído con mercadería iba a Junín de los Andes a poner un mercadito y lo puso en Picún Leufú y cuando se trasladó el ferrocarril en 1904 llegó el ferrocarril aquí a Neuquén, se trasladó a Neuquén y aquí puso un mercadito donde vendía jabones y harinas, ropa de trabajo, todo a 20 y le dedicó muchos años a esta actividad del comercio.

Quiero recordar también que mi padre también se dedicó a la carnicería y al abastecimiento como matarife abastecedor y también tengo un gran recuerdo porque yo estudiaba en Buenos Aires y por allá por el año 75 se abrió Coto en mi barrio y yo estaba ayudando a hacer una iglesia frente a Coto a donde llevamos un poco de suelo neuquino, porque ahí hay piedras que fueron desde Covunco hacia Buenos Aires. Y el asadito lo compramos en Coto y con eso festejamos. Pero hoy vemos que una gran empresa se traslada de Buenos Aires a la Patagonia Argentina, a la ciudad de Neuquén con todos sus conocimientos, con toda su experiencia y su empuje arrollador para, como empresa nacional, estar presente en esta ciudad que crece.

Para nosotros esta presencia los hace neuquinos, ustedes están en su casa, ya tienen nuestra ciudadanía. Como decía Luis, “quien toma agua del Limay ya está irremediablemente ligado a este territorio triangular”, que fue llamado por Joaquín V González a ser un lugar promisorio para la historia de Argentina

Y sí, mucho se ha hablado de Vaca Muerta y seguramente Alfredo y Gloria cuando compraron el terreno allá por el 2001 ni sabían de Vaca Muerta. Bueno, yo tampoco sabía por aquel año. Lo vinimos a aprender después, con el tiempo. Y es un camino que recién se inicia además que se inició muy bien, porque para los cálculos económicos es bueno saber que cuando asumimos por allá por diciembre de 2007 con Ana, la provincia tenía ocho años de horizonte de gas y de petróleo, lo cual significaba para los inversores que se preguntaran: ¿vale la pena hacer semejante inversión? ¿Se podrá recuperar alguna vez el interés, ya no el capital, de la plata invertida? ¿Cuál es el destino de la provincia de Neuquén como provincia, es una provincia viable, sustentable?

Y hoy podemos decir, sin exagerar, porque he leído algunas exageraciones que no son buenas. Que tenemos gas y petróleo para los próximos 100 años, después que se preocupen los demás. Es decir, seguramente las energías alternativas van a ir encontrando su lugar, a partir del hidrógeno, a partir del sol, del viento, a partir del agua. Y a los combustibles fósiles que quizás dentro de 100 ya no sean utilizados, tal vez.

Pero a Neuquén se le abre una puerta promisoria importante. Yo siempre lo cito una charla que tuve con Pepe Mujica, en Uruguay y que me dijo, después de escuchar todo lo que la provincia tenía, no de mi boca porque yo no alardeaba tanto, sino de un empresario, dijo “tenga cuidado gobernador, tenga mucho cuidado. Usted está sentado arriba de muchos problemas. Tener tanto, tener gas en el subsuelo, significa generar muchas expectativas y ustedes van a tener que administrar las posibilidades reales porque van a decirle “esta es una provincia rica, usted puede darlo, usted métale gobernador, dar más de aquello, más de acá, más de allá. O sea, la provincia es rica, potencialmente tiene una riqueza inconmensurable, pero esto recién empieza. Llevamos 200 pozos recién en lo que es petróleo no convencional, y 200 pozos en gas no convencional. A fin de año van a ser otros 200. Ya el 10’% de la producción de Neuquén es no convencional y esto es bueno porque la caída de producción del petróleo en los últimos 10 años cayó en un 50% en petróleo y en gas el 40%, todo en 10 años. Y por primera vez en la historia quebramos esa secuencia histórica y hoy empieza la meseta para luego encarar la curva ascendente del gas y el petróleo que traerá más impuestos, más regalías, más fuentes de trabajo, más empresas y pymes, porque cómo derrama el petróleo y el gas; no porque el mercado lo haga derramar, sino porque tiene que derramar en más salud, más educación, más justicia, diversificación de la economía, más vivienda.

Decía bien Pechi (Horacio Quiroga) que un país para ser soberano necesita energía, necesita también educación, alimentos y trabajo. Que son los 4 pilares básicos para que una República sea soberana y para que una provincia sea autónoma en sus municipios fuertes y autosustentables, necesitamos generar riquezas y ponernos en el camino del progreso.

Aquí a mis espaldas hay cuatro banderas que reflejan el emblema de la unidad: la Argentina, la de Neuquén, la de la ciudad de Neuquén y la de la empresa Coto, articulando lo público con lo privado, articulando trabajos entre Nación, la provincia y el municipio, y con todos los ciudadanos es cómo se construye una verdadera democracia.

Decía Alfredo que le llamaba la atención la convivencia democrática entre Pechi y nosotros (Ana y yo), y es la convivencia de la amistad de ciudadanos que nos vemos todo el día en la calle, que somos vecinos, que hemos compartido decenas de años de problemas y nuestros enemigos son los problemas no las personas. Nosotros creemos que hay que ser duros con los problemas y amistosos con las personas. Jamás en 30 o más años que nos conocemos con Pechi se ha levantado una sola palabra de agravio personal, seguramente se han levantado palabras de diferencia, conceptuales o de miradas o de visiones y eso es bueno para la democracia para la diversidad.

Pero jamás caer en la descalificación, el insulto o el agravio gratuito y fácil. Por eso queremos los dos, desde la ciudad y la provincia, darle nuestro reconocimiento y nuestro agradecimiento, agradecerle a la familia Coto por haber mirado a la provincia de Neuquén. Agradecerle a todo el equipo de trabajo de Don Alfredo que hayan puesto toda su dedicación, recursos, dinero, pero también inteligencia y generando producción propia en este lugar, y que hayan generado capacitación a 452 personas de nuestra región para trabajar en este supermercado. 452 personas que encuentran hoy su plan de vida y también reconocer que necesitamos muchos emprendedores.

Don Alfredo decía que respeta mucho a las personas que representan a las otras empresas. Y eso está bueno, que compitan, es como el Boca – River. Yo quiero mucho a los hinchas que no pertenecen a mi equipo de fútbol, pero cuando tenemos que competir en la cancha competimos para ganar.

Yo recuerdo un cuadro que tenía mi padre en la empresa minera que era de Churchill y que decía: “muchos ven en las empresas a un monstruo al que hay que destruir, otros ven en las empresas y en los empresarios a vacas que hay que ordeñar y pocos ven lo que realmente son: las empresas son un caballo noble, furioso, fuerte que tira y arrastra un carro muy pesado. Y Alfredo se refería a los sueños locos. ¿Quién no tiene sueños locos? Si el emprendedor siempre tiene sueños locos. Y otro pensador decía que los sueños los sueñan los sabios locos, los realizan los ejecutores natos, los disfrutan los felices cuerdos y los critican los inútiles crónicos. Por eso yo felicito que tengamos sabios soñadores, que tengamos ejecutores cuerdos porque eso es lo que necesita nuestro país. Bienvenidos a la provincia de Neuquén, les deseamos éxito, el agradecimiento a Sergio Rodríguez, el Presidente del Sindicato de Comercio, una persona esclarecida que conduce el sindicato con solvencia, con responsabilidad, seriedad y mucho profesionalismo. Y a todos los trabajadores y a sus familias, que hoy empiezan su primer día de trabajo en Coto, desearles mucho éxito y felicidades y que acompañen al éxito que se merece esta empresa en este lugar designado por Joaquín V González como un lugar de promisión. Muchas Gracias.