Se trata de modificaciones en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos, la creación del Observatorio de la Violencia contra las Mujeres, la implementación de lactarios en instituciones públicas y la adopción del bastón verde para personas con visión reducida.

La Legislatura provincial aprobó en general y por unanimidad cuatro leyes sociales que comprenden la modificación de artículos del Registro de Deudores Alimentarios Morosos (Ley 2333), la creación del Observatorio de la Violencia contra las Mujeres, la implementación de lactarios en instituciones públicas y la ley que adopta el bastón verde como instrumento de orientación y movilidad para las personas con baja visión al adherir a la ley nacional 25682.

Las aprobaciones se realizaron ayer durante la 25º sesión ordinaria, que contó con la participación de 34 diputados y funcionó bajo la presidencia de la vicegobernadora Ana Pechen.

Al defender las modificaciones al Registro de Deudores Alimentarios, el diputado Raúl Podestá remarcó la necesidad de “hacer reflexionar a las personas que nieguen las necesidades básicas a sus hijos”. Alertó que la actual legislación impone pocas trabas a las personas que la incumplen y observó que de las 1.600 casusas que se inician por año, sólo 25 llegan al registro. Acotó que en la actualidad hay inscriptas 194 personas, 192 son hombres y las dos restantes, mujeres.

La verificación de la situación de cada deudor se debe revisar cada tres meses y quienes aparezcan en el registro no podrán acceder a cargos públicos, realizar operaciones comerciales, bursátiles, abrir cuentas en bancos, obtener tarjetas de créditos y, en caso de contar con la adhesión del municipio correspondiente, tampoco podrán sacar la licencia de conducir.

Observatorio de la Violencia Contra la Mujeres

Por su parte, la diputada María Angélica Carnaghi ofició de miembro informante de la iniciativa que crea el Observatorio de la Violencia Contra la Mujeres. Al hacerlo, remarcó que se ejercen distintos tipos de violencia de género que van desde el asesinato, la esclavitud, prostitución forzada, abuso o maltrato físico, hasta la violencia simbólica y verbal. Indicó que también se debe incluir como una forma de violencia la privación económica y patrimonial, en sintonía con la recientemente sancionada ley que modifica el registro de deudores alimentarios.

Sostuvo que la norma se inscribe en una política que protege a la mujer de la violencia y de la situación de vulnerabilidad. En ese sentido, hizo referencia al crecimiento de denuncias que registró la Oficina de Violencia Doméstica de Nación en el lapso de cinco años. Indicó que en 2008, año de su creación, ingresaron 27.959 denuncias, y entre 2010 y 2013 la cifra aumentó un 60 por ciento.

Lactarios en instituciones públicas

En tanto, el diputado Ricardo Rojas destacó la importancia de sancionar una norma que permite instalar lactarios en instituciones públicas donde se desempeñen 15 o más mujeres en edad fértil. Explicó que la medida genera espacios apropiados y tranquilos que ayudan a que la mujer pueda extraer su leche y dejarla en heladeras para después llevarla a su hogar. Sostuvo que en algunas instituciones públicas se aplica, no obstante es necesario potenciar su implementación en el sector privado.

Bastón Verde

La Cámara también votó a favor de adherir a la Ley nacional 25.682, que adopta el bastón verde como instrumento de orientación y movilidad para las personas con baja visión. Al respecto, Gabriel Romero adelantó que la obra social del Instituto de Seguridad Social del Neuquén tiene previsto cubrir esta prestación y recordó que su puesta en uso evita accidentes al permitir identificar a las personas con escasa visión.

Otros Asuntos

El cuerpo también aprobó en general otras dos normas: la que deroga la Ley 2624, que prohíbe el uso de celulares durante el dictado de clases en los establecimientos educativos públicos y privados pertenecientes al Consejo Provincial de Educación; y la creación del sello de calidad Alimento Neuquino-Patagonia Argentina, con el objetivo de otorgar un atributo de valor a los productos primarios locales, naturales o procesados.