En el contexto de este día establecido el 10 de septiembre a nivel mundial y nacional, se llevará a cabo una actividad de sensibilización sobre la temática el jueves en la plaza central de Junín de los Andes.

El ministerio de Salud informa que hoy, 10 de septiembre, es el Día Nacional y Mundial de la Prevención del Suicidio, y en el marco de la Capacitación de Interventores Comunitarios en Prevención del Suicidio, se realizará una actividad de sensibilización sobre la temática el jueves en la plaza central de Junín de los Andes.

Liliana Gómez, directora de Salud Mental y Adicciones, dijo que “el suicidio es un acto que impacta en todo el tejido social” y explicó que “sus efectos son abrumadores, se activan resortes subjetivos en allegados de la persona fallecida, como familiares, amigos, compañeros de escuela o trabajo y vecinos, a veces hasta mucho tiempo después de ocurrido, incluso generaciones”.

La referente mencionó que “es una forma de morir trágica, dolorosa y en soledad”, y destacó que actualmente, basados en estudios y evidencias concretas “es posible afirmar que la conducta suicida se puede prevenir, fundamentalmente hablando  adecuadamente sobre el suicidio; fomentando y disponiendo recursos para que las personas que están pasando por una situación de este tipo, en la que consideran que el suicidio es una estrategia de resolución de problemas o salida de una extrema situación dolorosa, puedan pedir ayuda”.

Gómez expresó que “sabemos que hay que desmitificar y resignificar, porque el hecho de estar disponibles para acompañar el sufrimiento de otro ser humano, romper el silencio, y hablar, reduce el malestar, previene y cura”.

El 10 de septiembre como Día Internacional y Nacional de la Prevención del Suicidio “debe ir más allá de una intención, una declaración o un discurso; debe ser una política concreta que enmarque acciones y prácticas concretas para tal fin”, concluyó Gómez.

El ministerio de Salud, a través de la dirección provincial de Salud, la dirección de Salud Mental y Adicciones, la dirección general de Municipios y Comunidades Saludables y los equipos técnicos– iniciaron la conformación de espacios y capacitaciones para articular recursos, formar a los distintos efectores institucionales y comunitarios como preventores de vida, con la convicción de que hay que fortalecer el tejido social, con el fin de maximizar la continuidad de los cuidados.

Actividades

Desde la dirección de Salud Mental y Adicciones indicaron que el 13 de septiembre, a partir de las 17, se realizará una jornada de sensibilización abierta a la comunidad en la plaza central de Junín de los Andes. Se entregarán folletos informativos, pines y se brindará una charla abierta a la población. Además, estará presente Punto Saludable y otros actores locales.

En la actividad participarán los asistentes al quinto y anteúltimo encuentro de la Capacitación de Interventores Comunitarios en Prevención de Suicidio. Esta actividad de formación –organizada desde la dirección de Salud Mental y Adicciones y la dirección general de Municipios y Comunidades Saludables de la subsecretaria de Salud– inició en mayo y reunió en distintas sedes a unas 60 personas, representantes de 17 municipios y de diferentes sectores gubernamentales y no gubernamentales de toda la provincia. Fue declarado de interés por parte de la Legislatura provincial.

El jueves 13 y viernes 14, de 9 a 16, en la Casa del Bicentenario de la localidad se llevará a cabo el quinto encuentro; mientras que se espera concluir la capacitación el 25 y el 26 de octubre con entrega de certificados y la presencia de autoridades provinciales y municipales.

La capacitación tiene como objetivo conformar una red de actores locales que puedan consolidarse como equipo referente en la prevención, ya que la complejidad de la problemática requiere incentivar el trabajo interdisciplinario e intersectorial, eliminando fronteras sectoriales e incluyendo los diferentes actores de la comunidad.

La fecha

Desde 2003 la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha promovido que cada 10 de septiembre se trabaje en relación con esta temática.

Fue en 2010 cuando desde el equipo de profesionales del programa de Prevención, Atención y Posvención del Suicidio, se puso en marcha un plan estratégico para promover el posicionamiento a nivel nacional de la problemática del suicidio.

Entre muchas acciones, se adhirió a la fecha mundial y se estableció como Día Nacional de la Prevención del Suicidio la misma fecha. Con el objetivo de comprometer a la comunidad en general, promover acciones de prevención y fortalecer la construcción colectiva en relación con esta problemática que al estar atravesado por la voluntad de la persona, y transgredir la integridad de la propia vida, constituye un fenómeno sumamente complejo, que tienen un aspecto privado y otro social.

El aspecto privado alude al derecho a la intimidad y el respeto a la situación que vive el grupo familiar y de referencia. El aspecto social involucra a todas las instituciones de la comunidad, que deben acceder a información confiable para fortalecer las acciones de prevención y promoción de la salud.