El 15 de octubre es el Día Mundial del Bastón Blanco, elemento fundamental que brinda independencia y favorece la orientación de las personas ciegas. 

El próximo jueves, junto con la Junta Coordinadora para la Atención Integral de las Personas con Discapacidad (Jucaid), la Asociación neuquina de personas con discapacidad visual, familiares y amigos Awkinko realizará una actividad en el centro de Neuquén capital para sensibilizar a la comunidad sobre la temática.

El Día Mundial del Bastón Blanco fue instituido en 1965 en la reunión del Consejo Mundial para Bienestar de las personas Ciegas, celebrada en Colombo Ceylán-India. Se conmemora cada 15 de octubre.

El bastón es un elemento que brinda independencia a las personas ciegas, ya que favorece la orientación, el desplazamiento y la identificación. “Es la prolongación de nuestro brazo. Con el movimiento vamos barriendo nuestro camino y si tenemos la pared o el cordón de la vereda, nos orientarnos”, dice Alicia Muñoz, secretaria de Awkinko. El vicepresidente de la asociación, José Luís Costela señaló por su parte que “con el bastón vas abriendo un pasillo para pasar, te da seguridad”.

“En las esquinas tenemos que escuchar muy bien a los autos para estar seguros de cuándo podemos cruzar; además el ruido de los autos también nos indica si hay charcos de agua en la calle; y el viento nos desorienta porque los sonidos no se escuchan claramente”, cuenta la tesorera de Awkinko, Violeta Bravo.

“En el Día del Bastón Blanco nos sentimos identificados, existimos, estamos. No es un día festivo porque a nadie le gusta usar un bastón blanco, pero es un día conmemorativo en el que buscamos ser incluidos y poder participar en los distintos estamentos de la vida”, manifestó Muñoz.

Desde Awkinko se brinda acompañamiento para la contención.  Además, la secretaria de destacó que es muy importante “transmitirle a las personas que viven esta situación que no están solos. Que no tienen que recluirse porque somos personas pensantes, somos personas que podemos hablar y podemos dirigirnos al otro con respeto”.

Desde hace diez años Awkinko recibe a personas mayores de 18 años que han adquirido la ceguera por distintas causas. En este momento hay alrededor de 60 asociados, de los cuales 20 participan activamente de las actividades de la asociación.

Se brindan talleres de macramé y masajes terapéuticos en la sede de la asociación que se encuentra en Ceferino Namuncurá 557 de la ciudad de Neuquén. En este momento están interrumpidas las clases de computación por problemas de equipamiento, pero es una actividad que realizaban y que les otorga muchas herramientas para desarrollarse en distintos ámbitos.

Además, tienen un equipo de Torball y uno de Goalball, ambas disciplinas deportivas para personas ciegas. Los entrenamientos se realizan en el Club Bouquet Roldán –en Ignacio Rivas y Planas de la ciudad de Neuquén– todos los sábados durante la mañana.

Aquellos interesados en acercarse a la asociación pueden ingresar a la página de Facebook Awkinko Neuquén; visitar la sede de lunes a viernes de 10,30 a 13; o llamar al teléfono (0299) 154-736453.