La cartera sanitaria provincial difundió una serie de recomendaciones para detectar a tiempo la enfermedad, lo que aumenta las chances de un tratamiento efectivo.

Ante la proximidad del Día Mundial contra el Cáncer, que se conmemora el 4 de febrero, el ministerio de Salud de la provincia recordó que es imperioso trabajar en la disminución de los factores de riesgo para prevenir, y en los estudios diagnósticos indicados para ciertos grupos etarios para detectar y tratar tempranamente.

María Eugenia Baieli, referente del programa de Rastreo de Tumores de la cartera sanitaria provincial, explicó que “el cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación descontrolados de células en el cuerpo humano”. Para reducir la carga mundial de esta enfermedad, la Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional contra el Cáncer, fijaron el 4 de febrero de cada año como el Día Mundial contra el Cáncer.

Disminuir los factores de riesgo es prevenir. Hay cinco factores de riesgo que favorecen el desarrollo de la enfermedad. Entre ellos, Baieli menciona al índice de masa corporal elevado, la ingesta reducida de frutas y verduras, la falta de actividad física, el consumo de tabaco y el consumo de alcohol.

Por eso desde el ministerio se trabaja en distintas estrategias que promueven los entornos saludables, libres de humo; la alimentación variada –con una fuerte presencia de frutas, verduras y la hidratación con agua–; y la realización de actividad física como componente protector, todos los días, al menos 30 minutos.

Del mismo modo, Baieli mencionó que “usar preservativo en todas las relaciones sexuales es fundamental para reducir el riesgo de infecciones de transmisión sexual” y explicó que “los virus de la hepatitis B y de la hepatitis C, y algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH),  aumentan el riesgo de contraer cáncer de hígado y cáncer de cuello uterino, respectivamente. Además el VIH aumenta considerablemente el riesgo de contraer determinados tipos de cáncer”.

Otro factor a tener en cuenta es evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16, utilizar ropa que cubra la mayor superficie de la piel y utilizar protectores solares. Estas medidas hay que respetarlas durante todo el año y extremarlas en grupos vulnerables, como niños y personas de piel blanca, cabello y ojos claros.

La detección temprana

“Si el cáncer se diagnostica tempranamente es más probable que el tratamiento sea eficaz”, afirmó la referente y agregó que “la probabilidad de supervivencia aumenta y la morbilidad se reduce porque el diagnóstico y el tratamiento precoces otorgan mejoras notables en la vida de los pacientes”.

En el Sistema Público de Salud se puede acceder a estudios, a realizarse según la edad, para evitar o detectar tempranamente:

– A los 11 años: Vacuna contra VPH. Está en el Calendario Nacional de vacunación y es gratuita en todos los centros de salud y hospitales.

– Mujeres de 25 a 29 años: Realizarse el examen de PAP a fin de diagnosticar a tiempo el cáncer de cuello uterino.

– Mujeres de 30 a 64 años: Realizarse Test de VPH/PAP a fin de diagnosticar a tiempo el cáncer de cuello uterino.

– Mujeres de 50 a 70 años: Realizar una mamografía cada dos años a fin de diagnosticar a tiempo cáncer de mama. En la provincia hay mamógrafos en los hospitales Castro Rendón, Jorge Juan Pose (Zapala), Gregorio Álvarez (Chos Malal), Oscar Arraiz (Villa La Angostura), y Cutral Co-Plaza Huincul. Además se realizan actividades junto a Luncec para fortalecer las acciones en otros puntos de la provincia con el mamógrafo móvil.

– De los 50 a los 75 años: Realizar el test de sangre oculta en materia fecal anualmente. Éste se utiliza para saber si hay presencia de sangre en la materia fecal, no observable a simple vista. Varias son las causas que pueden generar la aparición de sangre oculta en la materia fecal, entre ellas los pólipos o el cáncer colorrectal.

Baieli dijo que “en todos los hospitales y centros de salud se realizan los estudios y además hay establecimientos que poseen consultorios especiales, para favorecer el acceso”. Los equipos de salud están preparados para informar, asesorar a las personas y realizar las acciones correspondientes, de acuerdo a las edades y las recomendaciones.