El equipo técnico operativo del EPAS realizaba tareas de mantenimiento y detectó la presencia de gran cantidad de elementos ajenos al servicio.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que hoy se detectó una importante obstrucción en uno de los principales colectores cloacales de la ciudad de Neuquén, en la intersección de las calles Racedo y 1 de Enero, en el barrio Cuenca XV.

El inconveniente se registró en horas del mediodía, cuando el equipo técnico operativo del EPAS, que realizaba tareas de mantenimiento, detectó la presencia de gran cantidad de elementos ajenos al servicio que obstaculizaban el transporte de los líquidos cloacales hacia la planta de tratamiento.

De la boca de registro se retiraron antenas de señal satelital de cable, frazadas, cuadros de bicicletas, mangueras, caños, botellones de agua mineral, piedras y escombros, que obstaculizaban el escurrimiento de los efluentes por la cañería de 250 milímetros de diámetro.

Si bien el funcionamiento del colector ya se ha normalizado, es importante señalar que el ingreso intencional de estos materiales a la cámara cloacal del EPAS -que contaba con una tapa de hormigón- genera severas obstrucciones, perjudica el normal funcionamiento de las cañerías, provocando retrocesos y desbordes en los domicilios particulares como también en las calles de la ciudad.

Desde el EPAS se solicita a la comunidad efectuar un especial cuidado de las instalaciones sanitarias para evitar obstrucciones y garantizar el funcionamiento de la red cloacal. Ante cualquier consulta y/o denuncia podrán comunicarse con el centro de atención al usuario, llamando al 0800 222 4827.