Detallaron el accionar y las medidas de remediación en accidente con ácido muriático

septiembre 12, 2012

El subsecretario explicó el accionar de los diferentes organismos luego de que un camión, que transportaba ácido muriático, volcó en la zona de Añelo. El suceso ocurrió el lunes en la ruta provincial 5.

El subsecretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Esquivel, se refirió este mediodía al accidente ocurrido el lunes pasado, cuando un camión que transportaba ácido muriático hacia Rincón de los Sauces volcó sobre la ruta provincial 5 a la altura de la localidad de Añelo.

El funcionario detalló el accionar y las medidas de remediación que se realizaron en la zona. Al respecto explicó que inmediatamente acontecido el siniestro, personal policial local, de Rincón de los Sauces, y miembros de Defensa Civil actuaron rápidamente ante la contingencia.

Posteriormente se establecieron las medidas precautorias y se cortó la circulación vehicular, con el objetivo de dejar la zona “suficientemente aireada, dado que el clorhídrico emana gases nocivos para las vías respiratorias ya que es altamente corrosivo”.

Esquivel informó además que se presentaron los inspectores quienes estuvieron en la zona en el transcurso del día de ayer y hoy continúan en el lugar.

Por otro lado explicó que el clorhídrico se atacó con productos alcalinos “que es lo recomendado en estos casos”, y se procedió a recolectar el material que va a ser sometido a tratamiento en alguna de las plantas habilitadas y autorizadas en el registro de dicha subsecretaría que dirige.

En relación al vehículo, el funcionario comentó que contaba con todas las habilitaciones del orden nacional del Registro Único de Transporte del Automotor (RUTA), y todas las autorizaciones necesarias para el tránsito expedidas por el ministerio de Transporte de la Nación. Además destacó que el camión llevaba los elementos necesarios para enfrentar la contingencia.

Con respecto al radio de la zona afectada, Esquivel explicó que se trata de 600 metros sobre la banquina, que tiene unos diez metros de incidencia y que, por lo tanto lo que se está tratando de hacer es “recuperar el suelo afectado trabajando con calcáreo, que es un material alcalino que hace que esto pueda absorberse y tratarse, buscando la condición de inocuidad regando con finas dispersiones de agua”.

“Nunca sabe uno cuando este tipo de situaciones puede tener lugar, así que cuando sucede se intenta que confluyan todos los organismos de acción necesarios para enfrentar y dar solución a este tipo de incidente”, finalizo Esquivel.