Destinaron más de un millón de pesos a la emergencia rural

marzo 12, 2012

Es el monto que recibió el Comité de Emergencia Rural Zona Centro en los últimos meses. Se trata de fondos gestionados a través del Proderpa. Recientemente se acreditaron más de 300 mil pesos para la Zona Centro y Huiliches.

La semana pasada se transfirieron 255.840 pesos al Comité de Emergencia Rural (CLER) Zona Centro y 45.120 al CLER Huiliches, destinados a los pequeños productores alcanzados por la emergencia rural provocada por la caída de cenizas del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle y la sequía. Así lo informó la subsecretaría de Producción, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial.

Según se detalló, el gobierno provincial realizó los desembolsos de fondos que fueron gestionados a través del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa), y que se ejecuta en la provincia mediante un crédito internacional del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). En total, se contempla destinar 2,4 millones de pesos para los pequeños productores incluidos dentro de la emergencia rural.

De esta manera, el CLER Zona Centro recibió en los últimos meses 1.279.200 pesos provenientes de los recursos internacionales gestionados a través del Proderpa. A esto se le suman fondos provinciales y nacionales que fueron destinados a la emergencia rural desde la erupción del volcán Puyehue-Cordón Caulle.

El subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, destacó que “de la misma manera que se realizó desde un primer momento para atender las situaciones más urgentes derivadas de las contingencias climáticas, se continúan realizando gestiones en distintos ámbitos para poder destinar recursos a necesidades más de tipo estructural que se van planteando en los distintos CLER”.

 

Distribución

Cabe recordar que en todos los casos, los recursos obtenidos se descentralizan a través de los CLER, donde las propias organizaciones fijan las prioridades para su posterior distribución a los productores.

Los montos que reciben los CLER fueron establecidos en su momento en función de distintos criterios técnicos (cantidad de productores, familias, ganado, grado de afectación por ceniza y sequía, entre otras) acordados en el ámbito del Comité Interinstitucional de Crisis (CIC), un espacio integrado por distintos organismos provinciales y nacionales.