Los fondos son para obras de provisión de agua en organizaciones de pequeños productores de la provincia. También contempla mejoras en la infraestructura productiva y asistencia técnica.

Cuatro organizaciones de productores de distintos puntos de la provincia recibieron recientemente fondos para iniciar o continuar con la ejecución de obras para la provisión de agua y la incorporación de infraestructura productiva. En total se destinaron 3,2 millones de pesos.

Los proyectos cuentan con financiamiento gestionado por la subsecretaría de Producción ante la Unidad de Cambio Rural del ministerio de Agroindustria de la Nación a través del Proyecto de Inclusión Socioeconómica en Áreas Rurales (PISEAR) y el Programa de Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI).

La comunidad mapuche Cayulef (departamento Catan Lil), recibió un primer desembolso para iniciar obras que tienen como objetivo resolver la problemática de acceso al agua para uso domiciliario y productivo.

Mediante la incorporación de infraestructura se busca aumentar los índices productivos tanto en la actividad hortícola como en la avicultura y la ganadería caprina, mejorar la calidad de los productos de las actividades agropecuarias e incrementar los excedentes destinados a la venta. La iniciativa contempla una inversión total de 1,6 millón y beneficiará a unas 55 familias.

La comunidad mapuche Namuncurá (departamento Huiliches), cuenta con una avanzada ejecución de obras en 19 viviendas del paraje Cerro Bandera, la escuela, el salón comunitario y la posta sanitaria a partir de la toma de agua de un arroyo, el bombeo, almacenamiento y distribución. Se recibió un último desembolso, totalizando una inversión de 2,7 millones de pesos que benefician a 80 familias.

En la zona centro, la Asociación de Fomento Rural Mallín del Muerto ejecutará un proyecto por un total de 820.000 pesos que contempla obras de agua para las viviendas de las familias y el salón comunitario, junto a infraestructura productiva (construcción y reparación de los invernaderos, cierres de las huertas y sistemas de goteo).

Los objetivos son hacer más eficiente la provisión de agua, aumentar la cantidad de familias que producen hortalizas y mejorar la infraestructura, incrementar la superficie destinada a pasturas implantadas; mejorar los índices productivos de la producción caprina/ovina y fortalecer los vínculos socio-organizativos.

Otra de las organizaciones que recibió fondos es la Cooperativa Manos Unidas de Centenario, que se destinarán a la mejora de la infraestructura productiva predial para la cría de aves y cerdos, su principal actividad.

Se busca mejorar el índice de lechones destetados por hembra, disminuir el porcentaje de mortandad y optimizar la relación entre el alimento suministrado y el crecimiento del peso de los animales. La iniciativa demandará una inversión total de 993.000 pesos, beneficiando a las 16 familias de la cooperativa. En todos los casos, los proyectos contemplan un plan de asistencia técnica.