Será para la aplicación del cupo preferente del 5 por ciento en cada uno de los planes de adjudicación o mejoramiento de viviendas destinado a personas con discapacidad.

La subsecretaría de Discapacidad del ministerio de Ciudadanía y el Instituto de Vivienda y Urbanismo /ADUS firmaron hoy un convenio para la aplicación del cupo preferente del 5 por ciento en cada uno de los planes de adjudicación o mejoramiento de viviendas destinado a personas con discapacidad o familias, conforme a la ley nacional 26.182.

El convenio fue suscripto entre el ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz, y el vicepresidente del IPVU/ADUS, Ricardo Fernández.

Este acuerdo es posible luego de diferentes propuestas formalizadas en el Consejo Provincial de Discapacidad (CoProDis.) e implica, entre otros aspectos, la realización de actividades conjuntas, programas de colaboración e intercambio reciproco de información, cuyo principal objeto es la investigación, asistencia y asesoramiento para su aplicación.

El convenio fue suscripto entre el ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz, y el vicepresidente del IPVU/ADUS, Ricardo Fernández.

La promoción y difusión de los planes de vivienda se llevará a cabo en los espacios destinados en el CoProDis, donde los consejeros locales llevarán la información presentada a cada lugar para que las y los ciudadanos puedan contar con esta información.

El otorgamiento de viviendas para personas con discapacidad es una demanda real que se pretende comenzar a saldar con este acuerdo mutuo. “De esta manera, desde el ministerio de Ciudadanía continuamos con el fortalecimiento de la promoción de políticas públicas inclusivas, siendo la participación de las personas con discapacidad, sus familias y asociaciones un aspecto esencial para garantizar el cumplimiento de los derechos civiles”, dijo Alcaraz.

“Este convenio nos permite intercambiar información y facilitarla para que sea desplegada en todo el territorio. Es un pedido que hizo el CoProDis para democratizar ese cinco por ciento en todos los planes de vivienda de la provincia. También prevé capacitación y aportar a crear una mirada inclusiva”, agregó.

“En 2018 el CoProDis se convirtió en ley, reforzando de esa forma el trabajo que viene realizando desde hace tiempo por los derechos de las personas con discapacidad, siempre con la Convención de las Personas con Discapacidad como norte”, recordó Alcaraz.

El cupo fue acordado entre el ministerio de Ciudadanía y el IPVU-ADUS.

Por su parte, Fernández sostuvo que este convenio le permitirá a IPVU “dar a conocer la existencia de la norma legal que establece el cupo de viviendas; y que las mismas vayan directamente a aquellas familias con algún integrante con discapacidad. Esto nos permite hacer valer los derechos que tienen las personas con discapacidad”.