El ministerio de Producción e Industria entregó 11 créditos para acompañarlos en el mejoramiento de sus iniciativas económicas, en el marco de la Ley 2620.

A través de las líneas de créditos de la ley 2620 «Microcréditos y Minifundistas» se entregaron aportes a productores agropecuarios y emprendedores de los rubros horticultura, floricultura, avicultura, granja, forraje (alfalfa), metalurgia y textil, entre otros servicios. El Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep) canaliza esos fondos.

“La Ley 2.620 brinda apoyo a productores y emprendedores en el desarrollo de su actividad, y a aquellos que inician, amplían o reactivan su emprendimiento, promoviendo la diversificación productiva, la generación de empleo genuino y el arraigo local, con énfasis en los emprendimientos de jóvenes y mujeres, tanto del ámbito rural como urbano y periurbano”, expresó la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag.

“La línea de microcréditos está destinada a emprendedores que se encuentran iniciando o desarrollando proyectos productivos, de prestación de servicios o de comercialización de bienes. Comprende una gran diversidad de rubros como herrería, textil, agrícola-ganaderos, artesanías, construcción, gastronomía, entre otros servicios”, agregó Sapag, y explicó que “la línea minifundista apunta a productores agropecuarios para la mejora de infraestructura de manejo como cobertizos, provisión de agua, adquisición de equipamiento, herramientas e insumos”.

“Es muy relevante el trabajo de las organizaciones intermedias, porque ayudan a acercarnos a quienes nos debemos, que son en este caso, los emprendedores y emprendedoras de toda la provincia”, concluyó.

Por su parte, la directora del Iadep, Mariana Roitstein, sostuvo que “estas instituciones se insertan en una gran red y somos nosotros los que tenemos que agradecer, porque quienes les ponen la sangre, el cuerpo y el corazón son estos emprendedores; ellos son quienes les dan sentido”.

Roitstein agregó que “estamos trabajando para una provincia con trabajo digno, equilibrada territorialmente, apostando a que siga existiendo el trabajo rural y la permanencia de los jóvenes en ese ámbito”.

La presidenta de la Asociación Civil de Trabajadores Agrícola Ganaderos Colonia San Francisco Oeste, Laura Quintana, celebró el abanico de posibilidades con las que cuentan e instó a “seguir trabajando fuertemente por otro Senillosa y otra Plottier”.

A su turno, la tesorera de la cooperativa de Servicios Públicos de Plottier, Elizabeth Dzhiadek, agradeció “las políticas públicas que acompañan a esta gente. Fortalecer estas acciones y ayudar a no perderlas es un gran acompañamiento”.

Beneficiarios

José Luis Benegas, tiene un proyecto de hidroponia y contó que con el aporte construirá un invernadero “para poder hacer otro tipo de cultivos”. Miriam Conejero detalló que trabaja en tapicería pero que le faltaba la máquina y expresó: “estoy muy contenta y agradecida”. Otro beneficiario, Daniel Diez, sostuvo que enriquecerá su espacio porque “trabajamos en nuestra granja orgánica y nos vamos a dedicar al cultivo de hortalizas; tenemos un emprendimiento de caléndulas que destinamos a la cosmética”.

Margarita Rivas por su parte, agradeció la ayuda y expresó: “me emociona porque hace rato que estoy con este proyecto; es una granja educativa y recreativa. Esto significa otro paso más”.

Proyectos aprobados durante 2019

En lo que va del año se aprobaron 66 microcréditos por un monto total de $ 2,8 millones, gestionados a través de 8 instituciones intermedias; y 11 proyectos minifundistas que benefician a 31 productores. De 97 beneficiarios en total el 57% de los proyectos pertenecen a mujeres y 43% a varones; a su vez 26% son jóvenes hasta 30 años, 51% adultos hasta 55 años y un 23% adultos mayores a 55 años.