El coordinador de la Uerse, Sebastián Sánchez, señaló que los principales aportes se destinan a acciones en materia de Salud, Educación y Medio Ambiente. Invitó a los empresarios a sumarse al proyecto, que tiene como objetivo “mejorar la calidad de vida de los neuquinos”.

El coordinador provincial de la Unidad Ejecutora de Responsabilidad Social Empresaria (Uerse), dependiente del ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Sebastián Sánchez, destacó el aporte que realizan las empresas asentadas en la provincia en materia de responsabilidad social, e invitó a los empresarios que aún no lo han hecho a sumarse al proyecto, que tiene como finalidad canalizar aportes a causas de distinta índole y así “mejorar la calidad de vida de los neuquinos”.

La Uerse se conformó en 2008 por directivas del gobernador Jorge Sapag y trabaja en dos ejes fundamentales: la promoción de la Responsabilidad Social Empresaria y la articulación, a partir de acciones concretas, de lo público-público (entre distintos organismos provinciales) y lo público-privado (con empresas que tienen programas de Responsabilidad Social Empresaria en diversos ámbitos).

El objetivo de la unidad es “articular, orientar el destino de los fondos que hacen las empresas en materia de responsabilidad social”, señaló Sánchez, al tiempo que destacó como principales destinos todo lo referido a la Salud, Educación y Medio Ambiente.

Consultado sobre el impacto que tienen los aportes que hacen las empresas en la sociedad neuquina, Sánchez indicó que “por pequeños que sean los aportes, el mayor impacto se siente en el interior de la provincia”, donde se canalizan en acciones en las que se involucran empresas y organismos provinciales.

A modo de ejemplo mencionó el programa “Mi primer mochila”, que se llevó adelante recientemente en el departamento Lácar, en conjunto con la dirección provincial de Becas; y las acciones que se emprenden en las comisiones de fomento y que apuntan a la mejora de los servicios y bienes de las comunidades.

Actualmente en la provincia hay empresas que cuentan con programas propios de Responsabilidad Social Empresaria, otras trabajan con organizaciones no gubernamentales y otra parte lo hace en articulación con el Estado provincial.

En este punto, Sánchez animó a los empresarios que aún no lo han hecho a acercarse a la Unidad Ejecutora y tomar contacto con la coordinación para informarse acerca de las gestiones y acciones que se pueden emprender en materia de responsabilidad social.

“Entendemos que la responsabilidad social es un tema de tiempo, de maduración, y esto se hace a través de contactos personales con los responsables de las empresas y en este caso con nosotros, concluyendo en acciones inmediatas y concretas que mejoran la calidad de vida de todos los neuquinos”, concluyó Sánchez.

Puyehue- Cordón Caulle

A modo de ejemplo y para considerar la relevancia que tienen los fondos aportados por las empresas en calidad de Responsabilidad Social Empresaria, Sánchez mencionó la erupción del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, que aconteció en 2011 y comprometió el desarrollo de las localidades del sur de la provincia.

En esa oportunidad, según informó el coordinador, más de 40 empresas emprendieron acciones para asistir a la zona por un valor cercano a los 12 millones de pesos, y apuntaron básicamente tanto a la remediación ambiental como socioeconómica.