La esquila preparto es una práctica que favorece la performance productiva de las ovejas, permitiendo obtener un mejor desempeño al parto y lactancia. También favorece la calidad de la lana obtenida incrementando su valor comercial.

En la provincia de Neuquén, a través del ministerio de Producción e Industria, se aplica el programa nacional Prolana con muy buenos resultados en la calidad de la lana obtenida. El  56 por ciento de los ovinos provinciales (20.000) se esquilan bajo las normas Prolana y realizan esquila preparto. Esto se ve reflejado en el precio por kilo obtenido, ejemplo de ello es que en la zafra anterior un kilo de lana ovina esquilada preparto – Prolana, logró $338 por kilo, a diferencia de los $90 por kilo que se comercializó en relación a la lana obtenida por esquila común.

El momento de realizar la esquila es normalmente de 20 a 30 días previo a la fecha estimada de las primeras pariciones. Teniendo en cuenta las fechas y el tiempo de servicio, la esquila pre parto se  realiza entre la segunda quincena de agosto finalizando en la primera quincena de noviembre.

Dado el estado de preñez de las hembras, deben evitarse los malos tratos al animal, por ello el método más utilizado es la esquila desmaneada Tally Hi o Pattern (actualmente adoptado por el Prolana).

Cabe destacar que esta práctica modifica el manejo de los animales (arreo y encierre) y es necesario  contar con buen reparo y buena disponibilidad de pasto para ella. 

Efectos de la esquila pre parto sobre la productividad 

Esta práctica mejora la productividad en mayor cantidad de corderos logrados porque la oveja busca reparo y además los corderitos pueden  acceder mas fácilmente a las mamas sin lana en la barriga de la madre.

En cuanto a la cantidad de lana producida, en el primer año se implementa la esquila preparto, el vellón va a tener un crecimiento de 9 a 10 meses por ende su peso será menor si se lo compara con un vellón  de 12 meses (vellón sucio, cuando se lo extrae del animal); esta merma se compensa porque el peso del mismo vellón limpio no se modifica como resultado de un mayor rinde al lavado.

En términos de cantidad, la práctica mejora aquellos aspectos que son relevantes en el aumento del valor de venta del producto, tal como la uniformidad de la finura y la resistencia a la tracción ya que evita el quiebre que se produce por el stress nutricional propio del momento de preñez y parición.

Otro parámetro clave de mejora es el mayor rinde al lavado y peinado, ya que ha habido casos en los que se ha logrado el 20 por ciento de variación.

En estos dos últimos indicadores, la ventaja de la esquila preparto sobre la esquila tradicional, que se realiza entre diciembre y enero, después del parto, radica en que es mayor el rinde al peinado, relacionado al mayor rinde al lavado y a la menor proporción de vegetales; esto está vinculado a la interacción con el ambiente y al manejo de los animales durante el arreo que disminuye considerablemente la contaminación externa con arena (viento y suelo) y vegetales (semillas de gramíneas y arbustos).

La nueva ley del Incentivo ganadero provincial pagará un precio diferencial superior por kilo de lana obtenido bajo normas Prolana.

Prolana

El Prolana es un programa nacional creado con el propósito de asistir al productor lanero de todo el país para el mejoramiento de la calidad de la lana, de su presentación y condiciones de venta. Ha sido desarrollado por organismos públicos y privados y se instrumentó a través de la Resolución 1139/94 de la entonces Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación (SAGPyA) en diciembre de 1994. Participan, y son beneficiarios de este programa, los productores, empresarios de esquila, acondicionadores de lanas, clasificadores, empresas laneras, institutos tecnológicos nacionales, Gobiernos Nacional y Provinciales.

Los principios de Gestión de la Calidad de este programa se encuentran alineados con las políticas, resoluciones y disposiciones emanadas del Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales.

Hay un reglamento que establece las pautas mínimas para que los productores, los equipos de esquila y los acondicionadores de lanas ingresen al programa.