Al rememorase hoy, 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el ministerio de Salud saluda a todas las mujeres que se desempeñan en el sistema provincial, las cuales suman en total 4881, esto es, el 64 por ciento del personal total de la cartera.

En el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el ministerio de Salud y sus autoridades saludan a cada una de las mujeres que día a día dedican su vocación y profesión, su compromiso responsable y su afecto personal con todos los habitantes de la provincia a través de su trabajo en el Sistema Público de Salud.

A través de un comunicado, la cartera sanitaria destaca que “este día nos permite reconocer la lucha de la mujer, su participación en pie de igualdad con el hombre en la sociedad y en su desarrollo integral como persona” y subraya que “el Sistema de Salud del Neuquén está integrado por 7500 agentes de los cuales 4881 son mujeres, es decir que el 64 por ciento del personal son trabajadoras que día a día van buscando la igualdad de género”.

Luego afirman que “todos los días desarrollan su labor, como auxiliares 1861 mujeres, como operativas 46), técnicas son 1074 y entre otras profesionales se hallan 25, médicas son 837, médicas y residentes otras 618”.

Por último las autoridades de Salud de la provincia indican la importancia de esta fecha y que la misma “se tome como un momento para destacar y reflexionar sobre el rol de la mujer en la sociedad actual, sensibilizar y concientizar sobre las problemáticas más frecuentes, promocionar hábitos saludables y la realización de actividades físico – recreativas”

La subsecretaria de Salud, Cecilia Tamburini, señaló en tal sentido que “en los últimos años las mujeres ocuparon espacios importantes e impensados en la sociedad. Está demostrado que las oportunidades están, que los espacios se pueden apropiar; hay que animarse, aprender a articular las funciones históricas de la mujer con las nuevas funciones. Hoy se observa que hay muchas mujeres que demuestran que es posible seguir avanzando día a día con compromiso, dedicación y vocación en todos los ámbitos de la vidas”.

Por su parte, las profesionales Silvia Araneo y Mariam Kacem, del Programa de Bajo Peso al Nacer subrayaron que “aunque a veces se nos complica compatibilizar las múltiples actividades que realizamos, tanto en nuestros lugares de trabajo como en casa, las familiares, las domésticas, las escolares y las sociales, es gratificante y enriquecedor hacerlo y, si tuviéramos que elegir a qué dedicarnos, volveríamos a elegir lo mismo”.

Consultada al respecto, Elsa Moreno, médica pediatra, dijo que “hay barreras culturales, educativas y de acceso geográfico, y eso es lo que tenemos que romper, para lo cual hace falta un trabajo fuerte, organizado y sostenido en la atención primaria o sea, en ese espacio existente entre los centros de salud y los hogares”.

Mientras que Viviana Herrera, médica generalista, sostuvo que “nuestros planteles están constituidos en su mayoría por mujeres, entonces la forma en la que se organiza el sistema y las condiciones laborales tienen que considerar que las mujeres vivimos el trabajo de otra forma. No es solamente que atravesamos por etapas del ciclo vital, sino que tenemos la característica de estar todo el tiempo uniendo la cuestión emocional con la cuestión laboral. Eso aporta calidez, comprensión y empatía a los equipos de salud”.