El gerente general del Centro Pyme-Adeneu, Facundo López Raggi recalcó que se trabaja para lograr que el empresariado local cuente “con el conocimiento, el know how y la experiencia como para estar desarrollando e identificar posibles nuevas empresas”.

El gerente general del Centro Pyme-Adeneu, Facundo López Raggi destacó la importancia que tiene la ley provincial 2755 de Compre Neuquino, de la cual el organismo que representa es autoridad de aplicación.

Dijo que, entre otros aspectos, el empleo de un número mayor de firmas neuquinas permite contar con más “empresariado local con el conocimiento, el know how y la experiencia como para estar desarrollando e identificar posibles nuevas empresas”.

Señaló que con los nuevos desarrollos que se están generando en la provincia con motivo de la explotación hidrocarburífera no convencional, no solamente es importante que se emplee mano de obra local, sino también que se contrate a empresas neuquinas.

“Es pensar no solamente en la mano de obra neuquina, que por supuesto que está bien y estamos todos de acuerdo con que se emplee a la gente de acá. Lo que decimos y esa ley un poco resguarda eso, que lo importante no es sólo la mano de obra, sino también las empresas”, expresó.

Explicó que “de lo que genere una empresa, en lo que es economía tradicional, una parte va a trabajo, otra parte a rentas, otra a tierra y otra parte es la ganancia empresaria. Lo que es trabajo vuelve al trabajo y se recircula en la zona, por eso es importante el empleo de mano de obra”.

“Pero, ¿qué es lo que estaba pasando? Lo que es la ganancia empresaria, que en algunos rubros como el vinculado a servicios petroleros es muy importante, cuando el empresario está afuera, esa ganancia va para afuera”, agregó.

López Raggi comentó que “está bien que muchas de las empresas necesitan reinvertir y van creciendo, pero no solamente la ganancia va para afuera y no se recircula localmente, lo que sucede también es que el know how va para afuera. Entonces después tenemos menos empresariado local con el conocimiento, el know how y la experiencia como para estar desarrollando e identificar posibles nuevas empresas”.

Dijo que si bien en el sector petrolero “hoy las empresas por suerte están trabajando todas bastante bien, hay un montón de oportunidades. Un empresario puede ser especialista en un rubro o puede tener una visión empresarial de estar abriéndose a otros nuevos porque conoce del sector. Cuando ese know how se va para afuera, esa capacidad se pierde”.

“Lo que planteamos es que en esta oportunidad del no convencional es muy importante aprovechar no solamente el empleo de la gente, que después cuando hay un bache en el nivel de actividad queda desempleada en la zona, sino también de las empresas”, indicó.

El gerente expresó que “nos contaban por ejemplo que en Estados Unidos hay una composición mucho más alta de pymes y el entramado productivo en el sector petrolero está mucho más compuesto por pymes, que además cuando hay un bache en el nivel de actividad, por el know how y la experiencia que tienen en el rubro, se han podido diversificar”.

“Por ejemplo, empresas que han empezado en el rubro metal mecánica y han empezado a fabricar instrumental de precisión para la industria, ante determinados baches han saltado a desarrollar productos para la industria médica”, añadió.

Dijo que “lo importante acá es el know how empresario, técnico y profesional. Por eso hacemos bastante hincapié en esto”, y manifestó que “como Centro Pyme lo que intentamos hacer en el sector petrolero y en todos en general, es tratar de acompañar el crecimiento y el desarrollo de las empresas con algunos instrumentos”.

“En algunos sectores tenemos asistencia técnica, en otros estamos a nivel comercial y en otros con financiamiento propio o de otros organismos, como el Instituto Autárquico de Desarrollo productivo (Iadep), Banco Provincia del Neuquén (BPN), Consejo Federal de Inversiones (CFI) y el sistema bancario”, agregó.

Comentó que “estamos trabajando ahora en el sector petrolero con algunos subsectores, por ejemplo con el de metal mecánica, para empezar a trabajar con ellos y ver algunas cuestiones que tienen que ver con la competitividad”.

Los empresarios locales

Al ser consultado sobre el perfil de los empresarios locales, expresó que “hay algunos empresarios que obviamente son más abiertos y están viendo y aprovechando oportunidades. Otros ven oportunidades que tienen deseos de aprovechar, pero tal vez se les complica por la envergadura de inversión que se necesita, la capacidad técnica que no está en la zona, etcétera. Estamos tratando de propiciar el tema de las unidades transitorias de empresas para poder aprovechar esas oportunidades cuando se pueden resolver entre varias empresas a la vez”.

“Y también hay algunos empresarios que son más conservadores, que se concentran en su rubro, tratan de ser especialistas en él y su familia lo mismo; por ahí lo que tratan es de hacer crecer ese rubro y no tanto de tratar de aprovechar otras oportunidades que se puedan visualizar. No está mal y hay un montón de ejemplos de gente que se ha especializado en un rubro y son muy buenos”, afirmó.

Nuevos emprendedores

El funcionario destacó que es desde el Centro Pyme-Adeneu “estamos tratando de fortalecer el tema de los nuevos emprendedores. Es un tema clave. Es decir, que haya nuevos empresarios, gente que se anime”.

“Hay instrumentos para ir acompañando desde el punto de vista del asesoramiento en el desarrollo de empresas, si se quiere hasta de incubación de las primeras etapas de una empresa y también el tema del financiamiento. Pero depende del rubro, hay algunos que requieren un nivel de inversión que es más complejo que se pueda desarrollar a nivel emprendedor”, sostuvo.

“En este tema del emprendedorismo, vamos a empezar el año que viene con un programa vinculado a la universidad. De hecho en este año con la Facultad de Informática estamos viendo, porque por ejemplo es un rubro que, como se basa mucho en el servicio profesional, puede haber personas que puedan desarrollarlo, que se larguen como emprendedores”, adelantó.

Por otra parte, dijo que “hay muchos aspectos que tienen que ver con la competitividad de un sector o un subsector, que no se pueden resolver a nivel de empresa”. “Por ejemplo, estamos trabajando ahora una idea con la Universidad Nacional del Comahue de poder instalar en la zona un laboratorio de metrología, que permita contar con un servicio a empresas de nivel más bien sectorial para que ellos no tengan que llevar sus equipamientos a calibrar a Buenos Aires o al exterior. Hay cuestiones que son más sectoriales que por ahí la empresa por lo propio no lo puede desarrollar y nosotros estamos tratando de trabajar ahí”, aseguró.