La semana pasada se realizó un operativo de ablación y dos trasplantes de córneas en el Hospital “Dr. Eduardo Castro Rendón”.

Desde el ministerio de Salud informaron que la semana pasada se realizó un operativo de ablación y dos trasplantes de córneas en el Hospital “Dr. Eduardo Castro Rendón”. La decisión de una familia de respetar la voluntad de donar permitió trasplantar a dos adultos que ya recibieron el alta médica.

La referente provincial del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (Cucai Neuquén), Sandra González Cruz, destacó el trabajo en conjunto de los servicios de guardia y oftalmología del Hospital “Dr. Eduardo Castro Rendón” y el del Cucai Neuquén, como así también la actitud de la familia del donante.

La posibilidad de concretar estas acciones depende de muchos factores, entre ellos de la voluntad de aquellos que solidariamente expresan su consentimiento para la donación y cuando no existe una manifestación expresa, la ley presume que la persona es donante, y se debe reconstruir la voluntad del donante de acuerdo al testimonio de su familia.

En esta ocasión, el donante era una persona de 39 años que arribó al Hospital “Dr. Eduardo Castro Rendón” como consecuencia de un accidente de tránsito y falleció tras recibir la asistencia hospitalaria correspondiente. A partir de sus órganos, fueron trasplantados una señora de 70 años y un joven de 22. Ambos se encuentran bien y ya recibieron alta médica.

El trasplante es un tratamiento médico que implica el remplazo de un órgano vital o un tejido enfermo –sin posibilidad de recuperación– por otro sano. La córnea es un tejido transparente ubicado en la parte anterior del ojo. Las imágenes atraviesan la córnea y se transfieren por el nervio óptico hacia el cerebro, produciendo la visión.

Cuando este tejido no tiene la forma y la transparencia adecuada, surgen problemas en la visión. El trasplante de córnea es la alternativa que tienen las personas de recuperar la visión y mejorar su calidad de vida.