Destacan la calidad como sello de la producción frutícola regional

mayo 6, 2008

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, y el director de Promoción de Calidad Alimentaria de la Nación, Federico Ocampo, coincidieron hoy en intensificar los procesos de calidad en la producción de frutas.
frutícola

Esta mañana, en instalaciones del Centro PyME se realizó el acto de lanzamiento del Seminario sobre La gestión Pública en Pos de la Diferenciación de Alimentos. Asistieron el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, y el director de Promoción de Calidad Alimentaria dependiente de la Secretaría de Agricultura Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación (Sagpya), Federico Ocampo. La intención del encuentro de hoy fue avanzar en la discusión y desarrollo en los protocolos de calidad en peras y manzanas con referentes del sector, tendiente a definir acciones de mejora a futuro entre el sector privado y público.

En la jornada de trabajo, Ocampo hizo hincapié en que “la calidad de la producción de frutas en la región debe ser considerada como el sello distintivo de este producto ante la competencia internacional”.

En este sentido, el ministro Bertoya señaló que la calidad en la producción de alimentos “nace a partir de buenos hábitos de una cadena productiva, en la que se involucran las condiciones laborales, la sustentabilidad y expansión económica de la producción y la protección del ambiente”.

El ministerio de Desarrollo Territorial y Sagpya, firmaron un acuerdo de cooperación que busca incentivar a las empresas agroindustriales neuquinas en los procesos de gestión de calidad de frutas, en la capacitación de recurso humanos y en el posicionamiento del sello neuquino de los productos alimenticios del país y el mundo.

Según Ocampo, la firma del convenio es producto de una serie de cursos y capacitaciones “intensificadas por el actual gobierno que consisten en conocimiento blando, que incorpora las buenas prácticas de la vida”, y señaló que “el cambio de paradigma incluye la acción pública y privada, en el que también cabe el cuidado ambiental”.

Ocampo dijo que el cambio cultural debe involucrar “desde director de una empresa hasta el último obrero; una intervención más allá de las tecnologías – expresadas en el empaque y la logística – en el que se incorpora la necesidad de entablar una relación amigable con la naturaleza y el diseño de la sociedad con la vida”.

El ministro Bertoya señaló la necesidad de contar con un certificado de calidad en la producción del Alto Valle, como una herramienta para sostener la sustentabilidad de la producción regional. “Certificando la calidad de la producción económica del Alto Valle, se avanza en la sutentabilidad del negocio tanto de la pera, la manzana como de las frutas de carozo”, estos últimos, productos de la Patagonia.

El funcionario explicó que esa calidad “se certifica con métodos técnicos y científicos, para obtener buenos precios”, por lo que consideró necesario diferenciar “aquellos productos aptos por proceder de un lugar con características propias y sostenidas en el tiempo”.

Según Bertoya parte de estos hábitos, están incluidos en las condiciones laborales y en la necesidad e trabajar protegiendo el ambiente, y remarcó que la nueva propuesta cultural se pone en marcha “con la Nación, la provincia y los productores como un desafío enfrentado en conjunto”.

Posicionar el sello argentino y neuquino

El convenio marco, tiene por objeto implementar, entre ambas instituciones, los medios y las acciones necesarias para lograr la complementación técnica y realizar en forma conjunta o coordinada, proyectos en áreas de mutuo interés.

Provincia y Nación se comprometen a implementar capacitaciones de recursos humanos, la ejecución de proyectos e intercambios de información científica y técnica en relación a las cadenas agroalimentarias.

Además, el ministerio de Desarrollo Territorial de Neuquén podrá a partir del mismo elaborar Protocolos de Calidad que atiendan necesidades de productores y elaboradores de Neuquén, en el marco del sello “alimentos argentinos una elección natural”, creado recientemente por resolución 392 de la Sagpya.

Para sellar este compromiso, provincia y Nación tomaron en cuenta el objetivo fundamental del Sello “Alimentos Argentinos una Elección Natural”, cual es promover y resguardar la autenticidad y originalidad de los alimentos argentinos, en virtud de las circunstancias sociales, culturales y naturales de producción, elaboración y transformación; a la vez que impulsar la incorporación de atributos de valor y la diferenciación de los productos involucrados en los canales de comercialización, en los diferentes puntos de venta del país y del mundo.