Destacan el funcionamiento de los Comités Locales de Emergencia Rural

noviembre 18, 2011

Los integrantes de una comitiva del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola se refirieron al rol que cumplen esos comités y consideraron tomarlos como ejemplo para otras provincias.

En una reunión de trabajo que se realizó ayer jueves en el ministerio de Desarrollo Territorial, el subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, y técnicos de esa cartera recibieron a un grupo de integrantes del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), con la finalidad de exponer los avances realizados hasta la fecha. La entidad es la encargada de financiar el Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa) en la provincia.

El subsecretario comentó que “los representantes del FIDA se interesaron en la forma de funcionamiento y de gestión para atender la emergencia, para la cual se conformó un Comité Interinstitucional en el que participan todos los organismos y descentraliza los fondos en los Comités Locales de Emergencia Rural (CLER). A través de esos comités participan los productores con voz y voto para la asignación de fondos”, lo que constituye “un mecanismo innovador que busca transparencia y participación de los productores y los resultados se están viendo, con un Estado que acompaña a los productores para atenuar las efectos de la sequía y la ceniza”, dijo.

Agregó que “el Proderpa ha asignado cerca de dos millones y medio de pesos para atender esta situación, pero se sigue trabajando en el diseño de líneas de mediano y largo plazo que, obviamente, necesitan de financiamiento para su puesta en marcha, por lo que hemos planteado al FIDA la necesidad de acompañamiento en esos programas, a fin de atender la recomposición de pérdidas y las cuestiones estructurales que dinamicen al sector agropecuario de la provincia”.

Por otro lado, el jefe de la misión del FIDA, Octavio Damiani, indicó que el objetivo de la visita es “verificar el avance en la ejecución del programa para reportar y hacer sugerencias sobre los aspectos que creemos que son mejorables, además de resolver obstáculos en caso de que los haya”.

Damiani explicó que “la misión institucional del FIDA -como organismo de Naciones Unidas- se especializa en el desarrollo rural y su misión es reducir la pobreza rural. Los beneficiarios de los proyectos son los pequeños productores y nosotros instrumentamos las pequeñas inversiones productivas que sirven para diversificar la producción, mejorar la productividad y los accesos a los mercados”.

En el caso del Proderpa -a diferencia de otros programas- agregó que “es muy importante el hecho de que contiene recursos para contingencia en caso de acontecimientos inesperados como el fenómenos de las cenizas que afecta actualmente a la provincia de Neuquén. Son fondos que tienen una modalidad de ejecución muy rápida y no están sujetos a los procedimientos que normalmente se tienen para su ejecución”.

Además, comentó que en la reunión con funcionarios provinciales “se nos explicó cómo se está ejecutando el Proderpa en Neuquén, a través de una presentación en la que se explicó en forma particular cómo se están aplicando los fondos de contingencia para combatir las cenizas del volcán Puyehue”.

Al referirse al papel de los CLER, Damiani consideró que “deciden en forma participativa el destino de los recursos; eso nos parece muy importante y lo vemos con mucho interés porque, incluso, pueden servir como ejemplo para otras provincias”.