Despidieron los restos del policía Sergio Acuña

abril 15, 2010

El gobernador Jorge Sapag, junto a funcionarios del gabinete, asistió al sepelio del custodio policial asesinado en un asalto a un local comercial de Zapala.

En la mañana de este jueves 15 de abril, en la ciudad de Neuquén fueron despedidos los restos del policía Sergio Acuña muerto en un asalto a un local de cobranzas ubicado en la mutual Antú Nehuén de Zapala. El gobernador Jorge Sapag, la vicegobernadora Ana Pechen y funcionarios provinciales se unieron al cortejo fúnebre integrado por la comunidad policial, familiares y amigos.

El deceso de Acuña se produjo el martes pasado en Zapala y el velorio se realizó en la casa de sus padres ubicada en la calle Asmar del barrio Islas Malvinas de la ciudad de Neuquén. Pasadas las 10 los restos del agente fueron llevados en andas hacia el cementerio Parque del barrio El Progreso.

En el lugar, el jefe de la División Tránsito de Zapala, Santos Morales pronunció un discurso y luego lo hizo el gobernador Jorge Sapag quien manifestó: “En este momento de dolor quiero llevarle a la familia palabras de consuelo en la despedida de Sergio”.

El policía “fue salvajemente asesinado en cumplimiento de su deber, de su misión, de su función”, expresó Sapag y destacó que los valores de Acuña “quedan presentes, así como su valor, su firmeza y los ideales de sus jóvenes 27 años”.

El gobernador indicó que “tenemos que ser capaces de ver que el sacrificio que hizo Sergio debe servir para estar unidos, para atemperar este dolor y que no sea un dolor en vano”. Frente a la familia Acuña solicitó el compromiso de la comunidad, de las instituciones y de los poderes del Estado “para cuidar y proteger a la institución policial y a cada uno de sus integrantes”.

Finalmente instó a que “con la ley en la mano, con la justicia y con toda la fuerza de la inteligencia y de la investigación busquemos y encontremos al responsable de este asesinato para que termine en el único lugar donde debe estar de por vida, que es la cárcel”.

Luego de los discursos, se realizaron los honores policiales correspondientes y la vicegobernadora Ana Pechen entregó la bandera a la familia de Sergio Acuña.

Entre los miembros del gabinete se encontraban la ministra de Coordinación, Zulma Reina, el secretario de Seguridad, Guillermo Pellini, el Jefe de Policía, Juan Carlos Lepen y el subsecretario de Información Pública, Antonio Artaza, entre otros.

En honor a la memoria del policía asesinado en cumplimiento de deber, el gobierno provincial emitió el decreto 0502/10 que estableció 72 horas de duelo.