Durante la jornada se logró sacar gran cantidad de papel que será destinado a la cooperativa de trabajo Las Emprendedoras.

Durante la jornada de hoy, se realizó una despapelización en el edificio de Salud del Centro Administrativo Ministerial (CAM), con el fin de optimizar el espacio físico, dinamizar los procedimientos administrativos, cuidar y conservar el medio ambiente.

El personal del CAM se acercó al hall del edificio a dejar papeles, cajas, revistas, diarios, libretas, entre otros materiales reciclables. Allí no sólo se encontró con una pila de papeles que crecía constantemente, sino que pudo disfrutar de música y de la animación a cargo de Tino Dolce, conductor y periodista. El Punto Saludable realizó toma de presión arterial, glucemia, e hizo entrega de fruta y agua.

Esta primera jornada de despapelización se coordinó desde las direcciones provinciales de Modernización y de Recursos Físicos. El director general de Modernización, Juan Gabriel explicó que “la idea es hacer una de estas actividades por mes, con el objetivo de generar un cambio de conciencia y cultura del trabajo”.

Asimismo, destacó que “es impresionante la buena voluntad y predisposición de todos los compañeros. No sólo se organizaron para decidir qué se tira y qué no, sino que también trajeron materiales para hacer más fácil el empaquetado, como guantes, y se usaron los carros del edificio para llevar todo el material al hall”.

“La mayoría de las oficinas se sumó a la iniciativa”, manifestó Gabriel y destacó que “es una actividad grupal, de equipo, la idea es unirnos”. Agregó que “la música y la animación durante la jornada permitieron visibilizar la actividad y hacer que los que esta vez no se sumaron, lo hagan en la próxima jornada”.

La municipalidad es la encargada de retirar todo el papel y llevarlo al Complejo Ambiental de Neuquén para que la cooperativa de trabajo Las Emprendedoras lo recicle.

La presidenta de la cooperativa de trabajo Las Emprendedoras, Claudia Saez, expresó que “esta donación que realiza el ministerio de Salud es maravillosa, nos ayuda muchísimo para nuestra producción, que es lo que nos permite pagar los sueldos”.

La cooperativa funciona hace un año. En un principio eran 12 personas y hoy son 40 trabajando. En verano se hace doble turno, y en invierno uno. Se recicla papel, cartón, aluminio. Actualmente, todo lo que sea para comercializar se vende a una empresa de Buenos Aires. Antes se le vendía a una empresa neuquina ubicada en Parque Industrial que lo reutilizaba y hacía bandejas de rotisería y para las frutas.

Todo el material que no se vende, como nylon duro o plástico, se aprovecha para hacer bloques de construcción, con maquinaria donada por una empresa de Córdoba. A partir de esa donación, la cooperativa fabrica ladrillos ecológicos. Su primera construcción fue una garita en el CAM, revestida con cemento y durlock, para el guardia del lugar.

Esta primera jornada de despapelización se coordinó desde las direcciones provinciales de Modernización y de Recursos Físicos.