Desde Salud difunden medidas preventivas para las fiestas de fin de año

diciembre 22, 2011

Las recomendaciones incluyen cuidados a la hora de manipular elementos de pirotecnia, conservar los alimentos sin alterar su cadena de frío y algunas medidas higiénicas para las comidas, en virtud de las altas temperaturas y la posibilidad de contraer enfermedades.

Desde la subsecretaría de Salud brindaron una serie de recomendaciones a tener en cuenta para estas fiestas de fin de año, tanto en lo que respecta a manipulación de elementos de pirotecnia como a la conservación de los alimentos sin alterar su cadena de frío, además de algunas medidas higiénicas para las comidas en virtud de las altas temperaturas y la posibilidad de contraer enfermedades.

La referente de la dirección de Epidemiología de la cartera sanitaria, Claudia López, se refirió al uso indebido de pirotecnia que “produce un gran número de lesiones durante los festejos de fin de año”. Al respecto, señaló que “los profesionales sabemos que llegan las fiestas y las familias, grupos de amigos, incluso grupos de trabajo, se juntan para hacer festejos, y dentro de ellos están los fuegos artificiales. La cartera de Salud recomienda en lo posible que estos sean manipulados por personas expertas o que tengan por lo menos experiencia en su uso, y se guíen por las recomendaciones que los prospectos de cada uno de estos elementos explosivos indica”.

Aconsejó que los productos de pirotecnia “sean adquiridos en los lugares que corresponda, que estén avalados por el Registro Nacional de Armas (Renar) y el Registro Provincial de Armas (Repar) o por los organismos oficiales que dan la autorización para la venta de los mismos”. Señaló además que estos elementos “deben comprarse en lugares que no sean de venta clandestina y no deben estar alterados”.

“En lo posible, hay que evitar el uso de pirotecnia exponiendo a otras personas; entre ellos a menores, a los niños. Ellos deberían estar fuera del sector donde se manipulen estos elementos y tratar de hacerlo en lugares seguros y adecuados para ese uso. También hay que tratar de no hacerlo en vecindarios o cerca de lugares que puedan entrar en combustión”, explicó López.

En cuanto al almacenamiento de los explosivos, Claudia López remarcó que “no se deben almacenar dentro de las casas, ni ponerlos en los bolsillos; tratar de evitar la exposición al calor, es decir, no hay que olvidarse que son explosivos. Y aún aquellos que parecen inofensivos suelen también tener sus riesgos, sobre todo para los menores, para los más chiquitos”.

Cuidado con el exceso de comidas y bebidas

Entre las recomendaciones para celebrar estas fiestas, la profesional indicó que se debe evitar el abuso de comidas o bebidas, sobre todo alcohólicas. Además, se deben tomar precauciones al momento de manipular y conservar los alimentos, fundamentalmente en lo vinculado con la exposición al calor y la interrupción de las cadenas de frío.

Claudia López dijo que en esta fecha es muy frecuente recibir consultas sobre enfermedades transmitidas por alimentos y que éstas, en general, se deben a causas o situaciones que son muy fáciles de poder prevenir. “Una manera, por ejemplo, es conservar los alimentos no alterando su cadena de frío. En general, lo que uno observa es que, por las altas temperaturas y los lugares en que la gente se reúne, generalmente las heladeras se reservan -o los freezer- para las bebidas y la comida queda afuera, expuesta a la temperatura ambiental, a veces durante varias horas”.

“Además, esa comida suele ser servida en función de varios que colaboran y la manipulación de alimentos, sin las medidas higiénicas adecuadas y con las altas temperaturas, también puede generar contaminación; una producción bacteriana importante y la producción de enfermedad”, manifestó López.