Se explicó que en varios sectores se mantuvieron las alícuotas, a pesar de que el Pacto Fiscal firmado con Nación habilitaba a la provincia a incrementarlas.

El director provincial de Rentas, Juan Martín Insúa dio detalles de los cambios que se producirán en la provincia respecto de la alícuota para el pago de los tributos provinciales, en particular para Ingresos Brutos.

“El comerciante neuquino no va sufrir prácticamente ninguna variante porque ese sector está encuadrado dentro de ese amparo de la Ley Pyme a la cual Neuquén adhirió, que le da estabilidad fiscal hasta fines de 2018. Las alícuotas llegan al cinco por ciento, pero va a impactar en comercios que no son neuquinos, sino que son grandes cadenas nacionales. El límite de facturación para pymes son 900 millones de pesos al año. Aquel que factura más de esa cantidad tiene un montón de herramientas para no trasladar a precios esa pequeña suba en la alícuota de Ingresos Brutos”, expresó.

Sobre el sector turístico, Insúa recordó que “no hay ningún hotel en el sur que facture 12 millones de pesos al año. Puede haber dos o tres hoteles pero no son los del sur”. En este caso se mantuvo la alícuota del dos por ciento, que es la única en el país, para todos los comercios y prestadores de servicios que facturen menos de 3,6 millones de pesos al año, que son más del 50 por ciento de los contribuyentes.

Resaltó que el sector hidrocarburífero no sufrirá modificaciones. “El consenso fiscal permite un horizonte de alícuotas a cinco años y tiende a bajarle la carga tributaria a los sectores que están en el comienzo de la cadena de agregación de valor, como el industrial, la agricultura, ganadería y transporte. Como contraparte, se incrementa la carga fiscal en el sector comercio y servicios”, explicó.

“Neuquén mantuvo esa alícuota con todo el esfuerzo, pese a que el Pacto Fiscal la habilitaba a aumentarla. Para los que facturen entre 3,6 millones y 12,5 millones de pesos anuales la alícuota pasó del 3 al 3,5 por ciento. De todos modos, para todas las empresas que estén certificadas como pyme, sean del rubro que sean, pueden seguir pagando la alícuota del 3 por ciento. Además no es un trámite difícil de conseguir el certificado pyme ya que se puede hacer a través de la página de la AFIP”.

Por otra parte, dijo que desde Rentas “estamos apuntando a que el impuesto no tenga un agregado en los trámites necesarios para poder pagarlo. Hay muchas modificaciones en cuanto a declaraciones juradas web, pagos vía VEP. Estamos haciendo convenios con AFIP para que toda la cadena de pagos se pueda realizar a través de internet. Y eso también hace al costo impositivo que estamos tratando de bajar”.

Recordó, en ese sentido, que para el Inmobiliario “pasamos a 12 cuotas anuales en vez de ocho. Esto tuvo mucho éxito porque mejoramos bastante la recaudación. Es más fácil y previsible pagar todos los meses. Hay una cuota semestral que viene con descuento a pagar con enero y otro vencimiento en marzo”.