El administrador de la obra social de la provincia, Marcelo Berenguer, explicó que esta mañana se giraron los fondos correspondientes al pago, que se había retrasado debido a los asuetos. Adelantó que este año se intentará establecer “un mecanismo de financiación del ISSN” para que la inflación no afecte tanto las modalidades de pago diferidas que se utilizan con este tipo de proveedores.

El administrador del Instituto de Seguridad Social del Neuquén, Marcelo Berenguer, informó que esta mañana se giraron los fondos correspondientes al pago de los servicios de las farmacias que trabajan con el organismo, por lo que la atención se debe normalizar “una vez que se restablezcan los sistemas” a lo largo del día.

En una entrevista mantenida con una radio local Berenguer recordó que hubo asueto desde el día 23, y que el viernes fue el sexto día hábil de trabajo, por lo que “las cámaras farmacéuticas entendieron que ese día había que pagarles; pero nosotros recién obtuvimos dinero de las recaudaciones después del cierre de bancos y eso se les comunicó”.

“Se mantienen los pagos a 90 ó 120 días, y eso en época inflacionaria es catastrófico para el que vende productos. No nos olvidemos que las farmacias son meros intermediarios”, agregó.

De todas maneras el administrador adelantó que la intención es mantener un diálogo con el Ejecutivo provincial y con la Cámara de Diputados para encontrar un mecanismo de financiación de ISSN que evite que la obra social sea perjudicada por el déficit de la caja de jubilaciones y se puedan remediar esta situación de los pagos diferidos. “Los proveedores antes aceptaban un pago a 90 días, pero hoy el paso del tiempo hace que esa plata valga mucho menos y todos quieren cobrar antes”, dijo.

“Siempre contamos con la colaboración del Poder Ejecutivo, del gobernador de la provincia a través del ministerio de Economía, que es lo que nos ha permitido pasar el 2013 con muchas dificultades pero llegar hasta aquí”, finalizó.