Las jornadas de enseñanza se desarrollan en paralelo con obras de infraestructura para la zona, producto de un convenio con Nación que beneficia a barrios de ese sector de la ciudad de Neuquén.

Producto del convenio firmado durante 2016 entre el gobernador Omar Gutiérrez y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio para la urbanización de un sector del Oeste de la ciudad de Neuquén, se desarrollan en la zona jornadas de capacitación y fortalecimiento barrial para los vecinos de 2 de Mayo, 7 de Mayo, Peumayén y Nueva Jerusalén.

Los mismos son coordinados a través del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), en el marco del Plan de Acciones para la Previsión de Tierras para el Hábitat Social. Tienen una proyección de continuidad de 18 meses, para ser desarrollados en paralelo con el avance de las obras de urbanización comprendidas en el convenio.

Las mismas se incluyen bajo un módulo de fortalecimiento humano y participativo y tienen por objetivo que dicho fortalecimiento no se limite a la infraestructura, sino que se extienda al acercamiento de vínculos entre vecinos y creación de sentido de pertenencia barrial.

Desde el IPVU se explicó que hasta la fecha se realizaron talleres de Líderes Comunitarios y una jornada de concientización sobre hábitat saludable, en la que se abordó el tema de residuos sólidos urbanos y microbasurales. La próxima semana se hará un taller de arbolado urbano y autosustentación de plantaciones domiciliarias (huertas).

Además, los últimos 40 minutos de cada encuentro se condensan en un subtaller en el que se aborda información sobre prevención de accidentes en obras. Este segmento varía en cada barrio en función del trabajo de infraestructura que se encuentre en proceso allí.

Las capacitaciones -talleres cortos que se desplegarán durante 18 meses- son dictados por profesionales del IPVU y otros contratados especialmente para este plan: arquitectos, ingenieros, licenciados en servicio social, ambiente y comunicación. Se llevan a cabo en tráileres instalados en los barrios con información sobre las obras en desarrollo.

Esta primera etapa del convenio de infraestructura, viviendas y servicios firmado con Nación implica una inversión por más de 150 millones de pesos. Las obras a desarrollar incluyen la red de agua y conexiones domiciliarias para 410 familias pertenecientes a los sectores Peumayén y Nueva Jerusalén. En cuanto a la red de agua de los sectores 2 y 7 de Mayo se ejecuta actualmente con fondos provinciales; y el nexo de conexión de agua para 1.619 familias pertenecientes a los sectores Peumayén, Nueva Jerusalén, 2 de Mayo y 7 de Mayo.

También está incluida la red eléctrica, el alumbrado público y las conexiones domiciliarias para 1.254 familias pertenecientes a los sectores 2 de Mayo, 7 de Mayo y Nueva Jerusalén (la red eléctrica en Peumayén se ejecutó con fondos provinciales en 2013); la red de gas para 365 familias pertenecientes al sector Peumayén; y la red pluvial y obras para la mitigación hídrica.