La directora provincial del área, Vanina Merlo, dijo que a pesar de la magnitud de las pérdidas se pudo coordinar tareas entre muchas instituciones, lo que permite racionalizar recursos y dar respuestas más efectivas. “La idea es protocolizar este sistema para darle continuidad”, expresó.

La directora provincial de Defensa Civil, Vanina Merlo, elogió el trabajo coordinado que desarrollaron instituciones diversas como el plan provincial de Manejo del Fuego, Bomberos Voluntarios, Bomberos de la Policía, Gendarmería Nacional, el Ejército, los ministerios y los municipios de Aluminé y Villa Pehuenia durante el combate de los incendios que se produjeron en la zona centro oeste de la provincia.

“Más allá de lo grave que ha sido, el balance positivo tiene que ver con el trabajo coordinado que cada día confirmamos que permite obtener mejores resultados. Esta metodología de trabajo es la mejor porque permite racionalizar recursos y dar una respuesta más efectiva”, dijo Merlo y aseguró que “la idea es poder protocolizar este sistema y que se pueda darle continuidad, para que no dependa de las voluntades de las distintas instituciones”.

Lamentó que se hayan quemado miles de hectáreas de campos “que sirven no solamente para la veranada de los pobladores sino que también tienen un valor turístico, un valor cultural”. “Ha sido un golpe fuerte y se ha hecho un trabajo muy intenso”, dijo.

Ahora, en la zona afectada se están replegando las brigadas y se están realizando las guardias de ceniza, con la colaboración del helicóptero de la Provincia y el del Ejército que identifican puntos de calor mediante cámaras especiales desde el aire.

“A la vez, las distintas brigadas se desplegaron en Ruca Choroi como en Ñorquinco caminando paso a paso e identificando alguna zona que pueda haber quedado con calor”. Esta tarea seguirá desarrollándose durante la semana. En cuanto a los establecimientos educativos que fueron utilizados como base de operaciones, retomarán el dictado de clases el miércoles 29.

“Inicialmente las condiciones estaban dadas para que comenzaran el lunes, pero realmente tanto los porteros como los directores y todo el personal de Educación ha hecho un trabajo muy intenso en todo lo que tiene que ver con el alojamiento de los brigadistas, el refrigerio. Así que se les otorgó unos días de descanso para que puedan recuperarse y para que se pueda chequear que no existan en los distintos edificios elementos que puedan ser peligrosos para los niños”, puntualizó la titular de Defensa Civil.