Se trata de 33 proyectos con un monto de inversión de más de 48 millones de pesos.

La provincia avanza en la ejecución de obras y la provisión de equipamiento para 1.766 familias con financiación del Programa para el Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI) y del Proyecto de Inclusión Socio-económica en Áreas Rurales (PISEAR).

Se trata de trece proyectos con una inversión de 20.838.830,07 pesos, que se realizan en el marco del PISEAR y de veinte proyectos en los que se invierten 27.780.780,66 de pesos dentro del PRODERI. Este trabajo, acompañado por la subsecretaría de Producción, ha resuelto problemáticas de acceso al agua, ha provisto de maquinaria, ha realizado infraestructura tal como galpones, corrales, cobertizos, potreros que significan mejorar el manejo de los animales y los índices productivos, disminuyendo la mortandad ante inclemencias del tiempo.

Este trabajo se ve reflejado en el último año con 130.935 metros de tubería para conducción y distribución de agua; 114 tanques de almacenamiento para uso domiciliario y productivo; 110 nuevas hectáreas en producción de pasturas y verdeos pertenecientes a 37 pequeños productores; 58.332 metros lineales de alambrado para manejo animal; 57 cobertizos para protección animal y provisión de agua para 10 edificios comunitarios como escuelas rurales, postas sanitarias y salones de usos múltiples.

Luis Díaz, del grupo de Crianceros de Paso Aguerre, expresó que “los tiempos han cambiado, hemos tenido años de sequía y caída de cenizas, entre los fenómenos naturales que afectaron mucho a la producción primaria”, y agregó “la alternativa de seguir preservando a los animales era formular un proyecto porque era necesario tener cobertizos e infraestructura para afrontar esas situaciones que venían siendo frecuentes”. Este productor tiene su proyecto financiado por PRODERI, comenzó a trabajar el forraje para sus animales y a cambiar la forma que tenían de trabajar el campo y lograr medios de vida. A los seis meses de haber concretado su proyecto, ya obtuvo los beneficios de implementar los cobertizos.

Mario Carrasco, del paraje Bajo La Guanaca, comentó que “los campos demostradores le han servido para la producción caprinera” y que “han implementado la venta en conjunto con otros productores para solventar situaciones que están viviendo”. En el marco de los proyectos “se experimentan cosas que se van llevando a la práctica como la suplementación para sus animales y se está viendo de hacer algo con el refugio que es lo que tenemos pendiente”, dijo.

Junto a un grupo de crianceros del paraje avanzarán con dos sistemas colectivos de agua que incluyen captación, conducción y almacenamiento para uso doméstico y productivo para 11 familias.

Alberto Neculhuan, lonco de la comunidad Cheuquel, comentó que “su proyecto de agua beneficia a miembros de la comunidad y a productores fiscaleros teniendo en cuenta la problemática de la escases de agua”. Acentuó “la necesidad de agruparse para buscar soluciones y poder trabajar con técnicos en campos demostradores y otras cuestiones con pequeños productores “.

“Darle vida a un proyecto significa buscar una solución que nos da un respiro para poder seguir trabajando con producción ganadera y agrícola”, indicó.

Mejor calidad de vida

De los trece proyectos en el marco del PISEAR, dos se encuentran en proceso de formulación, cinco han sido aprobados y esperan su inicio de ejecución, y seis ya están en ejecución. De los mismos, participan comunidades mapuche de todos los puntos de la provincia: Namuncurá, Puel, Cayulef, Huayquillán, Catalán, Aigo, Millaqueo, Cayupán, el grupo Cerro Pan de Azúcar, y el Grupo de Hecho Cheuquel, el Grupo de Agua Bajo la Guanaca, y la Cooperativa Paraíso del Norte. Entre todos suman unas 650 familias, que podrán contar con obras de abastecimiento de agua para usos domiciliarios y productivos, fortalecimiento del trabajo de los productores y fortalecimiento de actividades agroforestales, entre otros.

En cuanto a las veinte obras financiadas por PRODERI, que nuclean a 1.116 familias, todas se encuentran en ejecución e incluyenprovisión de agua para consumo humano y con fines productivos a familias de pequeños productores ganaderos, construcción de infraestructura para mejorar la producción ganadera y forrajera, adquisición de equipamiento para mejorar el servicio agro mecánico, mejora en la producción de rumiantes, salón de venta y fondos rotatorios, entre otros.

En este grupo se encuentran las comunidades de agricultores familiares de Carrán Curá y Mallín Largo, Comunidades Mapuche Mellao Morales, Millaín Currical, Kilapi, Currumil y Cayupán; las Cooperativas Agropecuaria Hortícola y Apícola 6 de Agosto Limitada, Manos Unidas, y la Agropecuaria de Comercialización de Pequeños Productores de la Zona Centro de Neuquén; la AFRs Mallín del Muerto, Buta Ranquil, Taquimilán y Pampa del Salado, el Grupo de crianceros de Paso Aguerre y de Añelo, la Asociación Civil Quiñe Nehuen, el Grupo de pobladores de El Sauce, La Asociación Civil Maria Auxiliadora, la localidad Villa del Nahueve y el Grupo de productores de Rincón de los Sauces.