Desde el EPAS se indicó que, en la actualidad, Toma Pacífica cuenta con una red de agua ejecutada sin ningún tipo de supervisión de la prestadora del servicio.

A través de denuncias de los vecinos del asentamiento Toma Pacífica, el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) tomó conocimiento de que el municipio de Neuquén, responsable de la regularización de este barrio en particular, ejecutó de manera irregular la red de agua potable para el sector sin la debida inspección de la empresa provincial prestadora del servicio, causando así un perjuicio a las familias.

A partir del reclamo de los vecinos de Toma Pacífica que frenaron el avance de la obra del Metrobús en julio del año pasado para reclamarle al municipio los servicios esenciales, el gobierno local decidió ejecutar la red de agua de manera irregular. En estos casos, el proyecto debe ser presentado ante el EPAS, quien debe visar y aprobar el mismo. Luego, el organismo provincial también debe inspeccionar la obra a fin de corroborar que tanto los materiales como los trabajos se ajusten a lo detallado en el documento oportunamente aprobado para asegurarles a los usuarios un suministro regular, con calidad y presión necesarias, e integrado al servicio que la empresa presta en la ciudad.

Si bien la primera instancia fue realizada con la formalidad requerida y el proyecto ejecutivo fue aprobado tras algunas correcciones técnicas que realizó el EPAS, la etapa de inspección no fue cumplimentada. Es decir que, en la actualidad, Toma Pacífica cuenta con una red de agua ejecutada sin ningún tipo de supervisión de la prestadora del servicio. Cuando el Ente advierte que una parte de la obra ya se encontraba ejecutada, procedió a paralizar el avance de las conexiones.

“No es la primera vez que el municipio procede con tal negligencia a ejecutar una obra de esta envergadura para proveer de un servicio tan elemental como el agua potable, obviando los medios necesarios y regulares para garantizar el buen funcionamiento y operatividad de las redes”, expresó al respecto el gerente General de Servicios Neuquén del ente, Esteban Rodríguez. Y agregó: “Esto perjudica tanto a los vecinos de Toma Pacífica como a los habitantes de sectores aledaños”.

Desde el EPAS se busca evitar remover las redes existentes para solicitarle al municipio que vuelva a ejecutarlas de manera regular para no seguir ocasionándole inconvenientes a las familias, por lo que se está trabajando desde los cuadros técnicos conjuntamente con los abogados del organismo y demás autoridades para encontrar una rápida solución.