Definen objetivos de la Subsecretaría de Trabajo

enero 24, 2012

Entre los principales objetivos de la Subsecretaría de Trabajo se encuentran el fortalecimiento de las relaciones laborales a través de la intervención para la resolución de los conflictos individuales y colectivos de trabajo; y por otra parte, la inspección del trabajo.

El subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, se refirió a las actividades que desarrollará durante este año desde su área y aseguró que entre los objetivos principales se encuentran el fortalecimiento de las relaciones laborales a través de la intervención para la resolución de los conflictos individuales y colectivos de trabajo; y por otra parte, la inspección del trabajo.

Entre los objetivos de la subsecretaría existen “dos áreas troncales que tenemos que fortalecer: el área de relaciones laborales, que consiste en la intervención en conflictos individuales, pluri-individuales y colectivos de trabajo con el objeto de solucionarlos” y por otra parte, el área de “la inspección o policía del trabajo”, indicó.

Afirmó que para el fortalecimiento de las relaciones laborales “van a participar activamente las organizaciones sindicales; las cámaras empresarias y los negociadores o los conciliadores” de la subsecretaría de Trabajo.

En tanto con la implementación de la inspección del trabajo “lo que se busca es la regularización de aquellas situaciones en las que se pueda encontrar trabajo no registrado, trabajo infantil o condiciones no adecuadas”, dijo y agregó que a esto se suman también “los contralores de seguridad e higiene en el trabajo”, que se realizan en coordinación con la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

Subrayó que desde el gobierno provincial el objetivo principal es “trabajar para lograr el pleno empleo”, y destacó la importancia de que “los empleos que se vayan generando sean de calidad”. En este sentido, consideró que para lograr estos objetivos “tienen que trabajar en conjunto las cámaras empresarias, las organizaciones sindicales y el Estado”.

Por otra parte, destacó el avance logrado “en el control del trabajo no registrado”, gracias a esa tarea coordinada con sindicatos y empresarios “porque nadie convalida el trabajo en negro, pero cuando lo detectamos, intimamos y damos los plazos para que se ordene”, aseguró.

En este sentido, indicó que “por eso es tan importante el triángulo virtuoso en que los empleadores tienen que estar concientizados de que tienen que respetar las normas”, aplicando el régimen laboral adecuado para cada una de las situaciones; las organizaciones sindicales deben capacitar a los trabajadores en el conocimiento de las leyes y el Estado debe ejercer los controles necesarios y efectivos.