Declararon la emergencia pecuaria en los departamentos Añelo y Pehuenches

noviembre 15, 2011

La medida alcanza a las explotaciones pecuarias de secano en las que se certifique la afectación de la producción por la sequía. Se condonará el pago del canon de pastaje y se prorrogará la cancelación de líneas de financiamiento.

El gobierno provincial, a través del decreto 1978/11, declaró en situación de emergencia a las explotaciones pecuarias de secano de los departamentos Añelo y Pehuenches en las que se certifique que resulta afectada su producción y/o capacidad productiva por la sequía. La medida tendrá vigencia por un lapso de 12 meses desde la sanción de la normativa. Así lo informó el ministerio de Desarrollo Territorial.

Se encuentran comprendidos productores -personas físicas o jurídicas- que tengan como actividad principal la ovino-caprina y estén certificadas en su afectación de daño. En su artículo 5°, el decreto establece la condonación del pago de canon de pastaje y la prórroga del pago de saldos con líneas de financiamiento de programas en el marco del Plan Productivo Provincial (Ley 2669) de los productores que se encuentren incluidos en la normativa.

Se estableció que la subsecretaría de Producción y Desarrollo Económico actuará como autoridad de aplicación del mencionado decreto, con el objetivo de ponderar el nivel de daño, en el marco de la Ley Nacional 26509 (Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria).

Según se detalló, se enviará la documentación necesaria a la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria para el reconocimiento de la emergencia en el ámbito nacional, con la finalidad de que el sector productivo pueda recibir los beneficios legales establecidos en la Ley 26509.

 

Fundamentos

En los fundamentos del decreto provincial se menciona la situación de sequía que afecta al área de secano y su incidencia en la oferta forrajera, con la consecuente disminución en la provisión de alimentación que afecta a los animales (agravándose la situación en aquellos casos en los que se encuentran en estado de gestación), lo que lleva a los productores a tener que “descargar” los campos, desprendiéndose de especies de distintas categorías.

Se indica que esta situación “está generando consecuencias económicas y sociales no deseadas en el sector agropecuario provincial, principalmente el de los pequeños productores ganaderos y crianceros, por su imposibilidad de disponer de otros recursos o alternativas para atenuar las pérdidas ocasionadas por la sequía, siendo la crianza de animales su actividad productiva”.