El Comité de Emergencia decidió esta mañana -desde la localidad de Caviahue- elevar “a naranja, sin evacuación de población y de forma preventiva” el alerta por el volcán Copahue. Sapag permanecerá en la villa hasta el martes inclusive y celebrará la Navidad junto con vecinos y autoridades de Caviahue Copahue.Desde la localidad de Caviahue y con presencia del gobernador Jorge Sapag, el comité de emergencia de la provincia, denominado Centro de Operaciones de Emergencia (COE), decidió elevar “de amarilla a naranja” el alerta del volcán Copahue, en virtud de los informes que organismos especializados suministraron a lo largo de la mañana de hoy domingo 23 de diciembre.

En rueda de prensa, el mandatario sostuvo que “en esta situación debemos ser realistas” porque “el Copahue es un volcán y como tal tiene vida y debemos respetar su naturaleza”.

Ratificó que “estamos organizados y prevenidos” y nuevamente llevó tranquilidad a la población “con un mensaje no pesimista, no alarmista, no dramatizador, pero sí de atención a las señales que nos va dando el volcán”.

Sapag confirmó que permanecerá en la localidad hasta el martes inclusive y que celebrará aquí la Navidad junto con funcionarios de la provincia y el municipio.

En las primeras horas de la tarde, el mandatario visitó la villa termal de Copahue, ubicada a 16 kilómetros de Caviahue y observó el volcán homónimo desde su base. Posteriormente recorrió todo el circuito termal en compañía del presidente del Ente Provincial de Termas del Neuquén (EProTeN), Ernesto Traversi.

Resumen técnico

El informe técnico elaborado y distribuido por el comité de emergencia da cuenta que hoy domingo “se procede a elevar la alerta volcánica a nivel técnico naranja, sin evacuación y con efectos preventivos”, todo ello “en base a los informes suministrados por organismos especializados nacionales e internacionales sobre un aumento de las señales sísmicas y la observación de incandescencias en el cráter, lo que indica la presencia de cuerpo magmático en la superficie”.

Según lo reportado por el Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur (OVDAS) perteneciente al Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin), la actividad sísmica se presentó de manera más eventual, por lo se que procedió a declarar en la zona del Alto Bío Bío de la República de Chile, el alerta volcánica nivel técnico roja sin evacuación, equivalente al alerta naranja declarada en la provincia de Neuquén.

El fundamento de la declaración de alerta roja en Chile está dado por la existencia de una represa en el lago Rauco, lo que en caso de erupción implicaría el deshielo, el aumento de los caudales de los río y afectación de las poblaciones aguas abajo.

Primeras acciones

En cuanto al curso de las acciones, Sapag detalló que “la primera de las medidas adoptada por el Comité de Crisis de la provincia de Neuquén consiste en la activación del Sistema Provincial de Protección Civil que consiste en la coordinación de todos los organismos del Ejecutivo provincial, municipal y nacional y así dar respuesta a las necesidades que puedan surgir de esta situación”.

Informó que “al mediodía de hoy se encuentran organizados los medios, protocolos y planes de comunicación con la población en general como así también, los medios de transporte y se adoptaron las medidas concretas de prevención y precaución”.

Este comité está formado por los ministerios de Desarrollo Social, de Salud, dirección provincial de Defensa Civil, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Gendarmería Nacional, Ejército Argentino, Policía de la provincia, entes y organismos provinciales.

El gobernador también confirmó que “se activaron de manera preventiva los albergues en las localidades de Las Lajas y Loncopué, como así también los organismos que componen dicho comité de emergencia en caso de una posible evacuación, dispusieron todos sus recursos ante una potencial necesidad”.

Sostuvo que el alerta naranja “representa estar atentos” y agregó que “aquella población que quiera por su propia voluntad irse de la localidad, tanto los vecinos del lugar como los turistas, tiene la libertad de hacerlo, pero desde el Comité Organizador de Emergencias no vamos a iniciar ninguna evacuación”.

“Ahora, si pasamos a otro nivel de alerta como es la roja, entonces sí los organismos especializados iniciarán la evacuación de la población, para lo cual estamos totalmente preparados”, aseguró y reiteró que “no debemos dramatizar. Hay que ocuparse y mantenerse alerta”.

En cuanto a una posible evacuación, Sapag afirmó que “la localidad está preparada para seguir el protocolo ante situaciones naturales de este tipo. Ese protocolo a seguir indica que hay que estar atento y monitorear –además del volcán en sí- tres aspectos fundamentales: el agua, la tierra y el aire”.

“El Comité de Crisis funciona y aprendimos mucho con la experiencia de Villa La Angostura, por lo cual la organización en todos los aspectos está garantizada”, dijo. Sapag detalló que “el agua se analiza de forma permanente y en paralelo, cuidamos los ojos y la respiración, sin olvidar que el ministerio de Salud está en acción”.

En la zona rural la situación es normal, según lo manifestado por los propios crianceros, vecinos y loncos de distintas comunidades mapuche que, de igual forma, abandonaron sus puestos de veranada en lo alto de la precordillera cercana al volcán Copahue.

Acompañan al gobernador en esta tarea el intendente local, Oscar Mansegosa; el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Rodríguez; y la directora provincial de Defensa Civil, Vanina Merlo, entre otros funcionarios provinciales y municipales.

Algunos antecedentes

Tras doce años, el volcán Copahue inició ayer una erupción freática. Primero emitió vapor de agua y luego expulsó ceniza. La columna llegó a 1,5 kilómetros de altura. Desde hace meses presentaba un incremento en su actividad. Algunas familias decidieron dejar la ciudad y las autoridades evacuaron a crianceros que estaban en la zona. Tanto Caviahue como Copahue no recibieron precipitaciones de material volcánico ya que el viento llevó la pluma hacia Zapala. Ambos destinos turísticos mantienen su actividad normal.

Especialistas aseguran que la actividad del Copahue no es tan peligrosa como la erupción magmática del Cordón Caulle. En tanto, expertos chilenos y argentinos que siguen la evolución del macizo coincidieron en se trata de una “erupción freática”.

El intendente Mansegosa afirmó que en la localidad no se hizo ninguna evacuación y que muchos habitantes se encuentran fuera por haber viajado con motivo de las fiestas de fin de año. “Alerta naranja no significa evacuar, sino estar preparados”. También informó que todas las tareas de asistencia y seguimiento están a cargo de un Comité de Crisis que integran personal municipal, de Salud, Desarrollo Social, Vialidad, Policía, Áreas Naturales Protegidas e Hidrocarburos del Neuquén Sociedad Anónima (Hidenesa).

Dijo, además, que el ingreso a las villas de Caviahue y Copahue está normalizado y en consecuencia se levantó la restricción de acceso. “Es un volcán activo, pero no hay erupción de lava ni rocas pero sí hay mayor cantidad de vapores y cenizas”, finalizó.