La subsecretaría de Cultura brindó un taller de pintura a niños que se encuentran bajo un programa de alimentación saludable dependiente del hospital Heller.

Madres e hijos participaron ayer en la Escuela N° 298 de Neuquén capital de un taller de pintura y decoupage destinado a población hospitalaria infantil. El eje del programa del hospital Heller es la alimentación saludable, y desde el equipo interdisciplinario buscan realizar actividades paralelas en las que los niños, mediante actividades lúdicas, artísticas y culturales, puedan relacionar los buenos hábitos de salud y alimentación.

El personal de la dirección general de Capacitación Artística y Formación Continua de la subsecretaría de Cultura brindó el taller y aportó los materiales para que los niños pinten sus propias macetas, a las que luego incorporaron plantas aromáticas para llevar a sus hogares.

La subsecretaría de Cultura y el equipo del hospital Heller acordaron realizar más acciones en conjunto durante el año próximo.