Crearon la Mesa Provincial de Emergencia Rural

julio 20, 2011

Su funcionamiento se estableció mediante la disposición N° 147 de la subsecretaría de Producción y Desarrollo Económico. Se consideró que la situación de emergencia por la caída de cenizas y la sequía “demanda un accionar coordinado en material de evaluación y respuesta entre los distintos organismos con presencia en el territorio de la provincia”.

Mediante la disposición N° 147 firmada por el subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, ayer -martes 19 de julio- quedó formalmente constituida la Mesa Provincial de Emergencia Rural.

Entre los fundamentos de su creación, se hizo hincapié en que “la situación de emergencia rural provocada por la caída de cenizas del volcán Puyehue, sumada a la situación de sequía prolongada en las zonas centro y sur de la provincia, demandan un accionar coordinado en material de evaluación y respuesta entre los distintos organismos con presencia en el territorio de la provincia”.

Van Houtte destacó que el objetivo es “coordinar acciones y gestiones para paliar la situación que están atravesando los pequeños productores de distintos puntos de la provincia por los efectos de la ceniza y la sequía”.

En la normativa se recuerda que en materia de incumbencias en política rural y agropecuaria en Neuquén intervienen, además del propio gobierno provincial, distintos organismos como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Administración de Parques Nacionales, el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (Senasa), y la subsecretaría de Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura de la Nación; además de herramientas como la Ley Ovina y la Ley Caprina. Es por eso que representantes de estos ámbitos integran la Mesa Provincial, que está coordinada por la cartera de Producción y Desarrollo Económico.

En este sentido, el funcionario explicó que “tuvimos una reunión muy positiva en la que los distintos organismos nacionales mostraron interés en colaborar y en tratar esto como una política de Estado y no como una cuestión sectorial aislada”.

Comités locales y coordinación territorial

La disposición menciona además que en algunas de las localidades afectadas se han conformado comités locales de crisis integrados por los referentes locales de organismos nacionales y provinciales y organizaciones de productores con el objeto de evaluar y centralizar las demandas y de coordinar y articular las posibles respuestas.

Frente a este panorama es que se consideró necesario “constituir una instancia de coordinación y articulación a nivel provincial del accionar de los distintos organismos que actúan sobre el territorio provincial en materia de política rural agropecuaria”.

En este ámbito, se especificó, “se debería coordinar la demanda de asistencia que surgiera de las distintas zonas afectadas así como articular la respuesta de emergencia en el corto plazo, y planificar coordinadamente con los comités locales las acciones a implementar para el mediano y largo plazo, a efectos de recuperar la capacidad productiva de las áreas afectadas”.

Van Houtte explicó además que la idea es “poder coordinar las acciones y los criterios de los comités locales, de manera que no se generen sobredemandas sino que en el diseño de los planes de contingencia esté prevista la variable de la factibilidad de las propuestas realizadas, es decir que lo que se acuerde se pueda cumplir”.

La disposición establece la creación de un Comité Técnico que tendrá la función de generar y homologar la información técnica de diagnóstico; elaborar un plan de acción provincial en base a los criterios definidos y a las planificaciones surgidas de los Comités de Emergencia Locales (CEL); ejecutar de manera articulada con los CEL las acciones que demanden el corto mediano y largo plazo; promover la conformación de CEL en aquellas localidades o zonas donde no existieran y monitorear la aplicación y distribución de los recursos que se asignen, entre otras atribuciones.