Lo establece la ley 2689, que fue publicada el viernes en el boletín oficial. El principal beneficio es poder unificar, procesar y mantener actualizada la información relativa a planes y programas sociales.

El viernes se publicó en el boletín oficial la ley 2689, que establece la creación del Registro Integrado de Prestaciones de Programas Sociales (Rippros) en el ámbito del ministerio de Desarrollo Social. El objetivo de esta herramienta es optimizar los recursos del Estado y evitar la superposición de asistencia a personas físicas, jurídicas u organizaciones.

El principal beneficio del Rippros es poder unificar, procesar y mantener actualizada la información relativa a planes y programas sociales de cada beneficiario. Esto supone una sistematización de toda la información disponible, en una única base de datos provincial, gestionada conjuntamente con la Oficina Provincial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Optic) y accesible para las demás áreas de Gobierno.

Según consta en la ley, son funciones del Rippros “captar, sistematizar y procesar información relacionada con los planes sociales, subsidios, becas, donaciones, capacitaciones y todo tipo de programa de asistencia a personas, familias y entidades físicas y jurídicas”; y también “administrar una base de datos generales que contenga los entes intervinientes, beneficiarios, prestaciones asignadas y todo otro dato que se considere necesario para el cumplimiento” de la ley.

El Rippros también debe “ordenar y facilitar la gestión y el control de los planes y programas otorgados por el gobierno” y “unificar, integrar y compartir la información con las distintas áreas de gobierno”, según determina la ley.

El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Rodríguez aseguró que “veníamos trabajando para que se concretara porque nos permite el control”, y aclaró que “lo venimos haciendo en el caso de la tarjeta alimentaria, donde hacemos cruzamiento con los municipios”.

“En el municipio de Neuquén capital ustedes saben que tienen la tarjeta Comer en Casa, la provincia tiene la tarjeta Crecer, y los beneficiarios de ambas tarjetas están ‘cruzados’ los listados a los efectos de que no haya duplicidad”, recalcó.

Rodríguez expresó que “se pretende hacerlo con los organismos nacionales y también provinciales y municipales” y añadió que “vamos a convocar, como autoridad de aplicación, a los municipios para que adhieran a esta ley”.

“Es fundamental que una vez que se tome la decisión se informe, porque es un banco que va a tener que contar permanentemente con el ingreso de los beneficiarios. Es a los efectos de no duplicar”, remarcó.

Por último, aseguró que “con el Rippros podremos optimizar aún más los recursos que la provincia destina a la asistencia social”.