Con el objetivo de reforzar constantemente la capacidad diagnóstica de la provincia se han sumado distintos test y estrategias en el transcurso de la pandemia. 

Desde el inicio de la pandemia por Covid-19, la Provincia ha incorporado y aplicado permanentemente distintas estrategias de testeos con el objetivo de ampliar la capacidad diagnóstica, frente a la dinámica de la situación epidemiológica. Es así que al procesamiento de las muestras que comenzó a realizar el Laboratorio Central en marzo, a través de la denominada PCR y al que se sumaron otros cuatro laboratorios, también se incorporaron recientemente tres tipos de test: el Covid Ag, el Neokits y el de anticuerpos.

La inversión en equipamiento y recurso humano potencia el trabajo del Laboratorio Central, que en la actualidad lleva procesadas más de 35.500 muestras (denominadas PCR). A este se han sumado también otros cuatro laboratorios privados que han analizado otras 10 mil muestras.

La PCR para la detección específica de Covid-19 es denominada por los profesionales como “gold standard” puesto que, con esta patología en particular, tiene una especificidad y sensibilidad que no es superada por otros métodos, por lo cual se utiliza siempre como referencia ante cualquier duda.

En este sentido, es importante resaltar que las muestras son procesadas por el Laboratorio Central, que trabaja con biología molecular. La muestra se obtiene a través de un hisopado, que mide el ARN del virus, es decir, una parte específica del genoma, la cual es amplificada.

El tiempo necesario para el procesamiento de esta muestra es de 4 a 6 horas y su resultado indica si la persona tiene o no el virus al momento de su realización. Esta estrategia se aplica a los casos sospechosos, según definición.

Por otra parte, están los Neokits (que también es un tipo de PCR) en el que la muestra se obtiene con un hisopado, el cual mide el ARN del virus, con un tiempo de procesamiento de dos horas. En este caso, el resultado también indica si la persona tiene Covid-19 en el momento y se aplica estratégicamente a los casos sospechosos, según definición. El hospital Castro Rendón es el único que lo implementará.

El test Covid Ag, en cambio, mide antígenos reactivos a partir de una muestra obtenida con un hisopado y se requieren sólo 15 minutos para el procesamiento de la misma. El resultado de este test rápido indica si la persona tiene el virus al momento de su realización.

El mismo se aplica sólo para aquellas personas con síntomas compatibles con Covid-19, con menos de cinco días desde la aparición de síntomas, y en el programa DetectAR Federal. Cabe aclarar que ante un resultado negativo, la persona deberá realizarse un hisopado para procesar la muestra por PCR en el Laboratorio Central.

Finalmente, el test de anticuerpos mide si la persona estuvo expuesta al virus y debe confirmarse mediante PCR si está en proceso activo de enfermedad. En este caso la muestra se obtiene con una gota de sangre y el resultado se obtiene en 15 minutos. La estrategia se aplica al personal de salud, de seguridad y residencias de larga estadía.