El subsecretario Gustavo Pereyra explicó que ante un hecho de estas características “se le acerca a la justicia la constatación del hecho, la identificación de las personas, las fotografías y las filmaciones” y agregó que desde el gobierno “hemos expresado que no estamos en contra de la protesta o de los reclamos, sino de la metodología”.

El subsecretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Gustavo Pereyra, explicó hoy que ante cualquier corte de ruta que se produce como método de protesta, “se le da en forma inmediata intervención a la justicia”. “Cada vez estamos aportando más pruebas respecto de este tipo de cortes, que los consideramos totalmente ilegales”, destacó.

El funcionario aclaró que “desde el gobierno de la provincia hemos expresado que no estamos en contra de la protesta o de los reclamos, sino de la metodología que se utiliza”.

“En estos casos, como se le da la intervención en forma inmediata a la justicia, esperamos la respuesta, tanto de la Fiscalía como el Juzgado. Si se decide el desalojo, actuamos avalados por esta decisión judicial”, indicó Pereyra.

Al referirse puntualmente al corte sobre la ruta provincial 7, el subsecretario expresó que “en este caso, al gobierno le indigna un poco más porque los empleados de la Cerámica Neuquén no sólo no quieren admitir su responsabilidad en el delito, sino que ponen en riesgo a todos los automovilistas al tener que desviarlos por caminos alternativos”.

“Ayer escuchaba a algunos de los representantes gremiales querer hacer cargo al gobierno provincial de la situación que atraviesan, cuando se trata de una empresa que está concursada desde 2010”, subrayó el funcionario.

Explicó que “el concurso ya está en el Juzgado Civil N° 1, a cargo de la doctora Paula Stanislavsky y no se ha resuelto aún un concordato de acreedores como para que la empresa pueda dilucidar cuál es la verdadera deuda que tiene y de esta manera negociar para seguir funcionando, en el caso de que así se den las condiciones”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de desalojo, Pereyra comentó que “hay supuestos en donde la Policía debe necesariamente hacer cesar el delito en forma inmediata y está habilitada ante riesgo inminente. Por ejemplo, en los ingresos a los pozos petroleros, donde se pone en serio riesgo el medio ambiente al no poder las empresas operar los equipos».

Pereyra explicó que ante el corte de ruta “se le acerca a la justicia la constatación del hecho, la identificación de las personas, las fotografías, las filmaciones y testimonios de las personas que son damnificadas”.

“Ante cada acto que se comete, es una causa nueva que se inicia”, afirmó el subsecretario y amplió: “Quienes cortaron ayer tienen una causa penal iniciada, a quienes cortan hoy -aunque sean los mismos- se les inicia otra causa paralela, independientemente de la iniciada ayer. Me parece que no toman conciencia de la gravedad de esto».

Pereyra aseveró que “apelamos a que desde el Poder Judicial también se resuelva en forma rápida y ágil. Ante la cuestión de la coyuntura -el corte de ruta-, necesitamos resoluciones más rápidas”. “Después la situación penal de cada uno de estos individuos, que la resuelvan como corresponda”, dijo.

Por último, señaló que se espera que la orden de desalojo “llegue en tiempo y forma para poder llevarla adelante”.