El ministro de Salud y Desarrollo Social dijo que el proyecto para modificar la ley 1352 busca agilizar el mecanismo para cobrarles a las obras sociales las prestaciones que sus afiliados se hagan en los hospitales públicos.

El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez, aseguró hoy que el proyecto para modificar la ley 1352 de Recupero Financiero “no significa, bajo ningún punto de vista, el arancelamiento de las prestaciones en el sistema público de Salud”.

El proyecto modificatorio, presentado por el gobernador Omar Gutiérrez en la Legislatura el pasado 1 de marzo, busca agilizar los mecanismos mediante los cuales se les cobra a las obras sociales las prestaciones que sus afiliados se realicen en hospitales públicos.

El documento indica que el arancelamiento de los servicios de salud tendrá como finalidad el incremento real de los recursos regulares del sector y se aplicará a financiar gastos de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud en general. También se destinará a la administración, capacitación e investigación en unidades asistenciales y nivel central mediante la adquisición de bienes de consumo, equipamiento y otros que tiendan a mejorar la productividad de los establecimientos y la calidad de los servicios.

“Lo que pretendemos es seguir resguardando el recurso de todos los neuquinos, que hoy queda al libre albedrío de quien está en administración, si le factura o no a una obra social, a una prepaga o a cualquier sistema de prestación que tenga el gobierno nacional”, explicó el ministro.

Indicó que “queremos fortalecer el recupero del dinero para que aquellas personas que no tienen recursos se puedan atender y dotar a los hospitales de tecnología para estar más cerca de la gente. La idea es recuperar ese dinero que hoy queda en manos de obras sociales y prepagas, que sí le están cobrando a sus afiliados por ese servicio”.

Sobre el proyecto presentado en la Legislatura

El documento argumenta que las acciones tienden a una “gestión más eficiente” del sistema de Salud Pública. En este sentido, la Ley Provincial de Recupero Financiero modifica a la actual Ley Provincial 1352 y focaliza en tres ejes principales: un procedimiento de facturación por parte del Ministerio de Salud y Desarrollo Social más ágil sobre el recupero; un reconocimiento expreso por parte del paciente sobre la obra social que le brinda cobertura y una recuperación total y más eficiente del recurso, para que pueda ser aplicado a la mejora del Servicio Público de Salud.

Las personas que cuenten con cobertura de atención médico-asistencial por parte de obras sociales y entidades similares; de compañías de seguros; aseguradoras de riesgos de trabajo o empleadores que se constituyan en propios aseguradores y los sectores de la población con suficientes recursos que carezcan de cobertura de atención médica, podrán hacer el pago del arancel personalmente o a través de las entidades que de ellos se hagan responsables.

Además, faculta a la subsecretaría de Salud a celebrar convenios de prestaciones médico-asistenciales con obras sociales o entidades similares, como así también acuerdos de pagos. En todos los casos, se excluirán pagos directos por parte del beneficiario.

El proyecto contempla la creación de un Fondo provincial de Salud que contendrá un plan de prioridades e inversiones.