Lo aseguró hoy el ministro de Salud y Desarrollo Social. La obra se incluyó en el presupuesto nacional 2017 con 30 millones de pesos, se ubicará en la meseta de la ciudad capital y atenderá una población en constante crecimiento de más de 600 mil habitantes.

El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez se refirió hoy al avance del proyecto ejecutivo para instalar en la zona de la meseta de la ciudad de Neuquén el hospital Norpatagónico, y explicó que los equipos técnicos a cargo del diseño arquitectónico quedaron ayer conformados en Buenos Aires, luego de una reunión de trabajo que encabezaron el gobernador Omar Gutiérrez y el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus.

Confirmó que “la obra ya fue incluida por el gobierno nacional en el presupuesto 2017, con una partida de fondos de 30 millones de pesos y cuyo financiamiento será compartido oportunamente entre provincia y Nación. Se espera para el 2017 el llamado a licitación, por lo menos de la primera etapa de la obra”.

El ministro afirmó que el acuerdo con Nación para llevar adelante esta obra “es un reconocimiento al esfuerzo, trayectoria y dedicación de los neuquinos; a una provincia que desde hace muchos años es y aún hoy sigue siendo, un ejemplo en su sistema de Salud progresivo, que está sectorizado, que se divide por regiones y es un modelo que el gobierno nacional adoptó ahora para todo el país; de allí su nombre de Norpatagónico”.

Adelantó que “este nuevo hospital será para todos los argentinos, con el adicional para la región patagónica de poder contar desde la ciudad de Neuquén con una tecnología mucho más avanzada y de máxima complejidad”. Detalló que “el inicio de los trabajos nos permitirá contar en los primeros meses del año que viene ya con el proyecto correspondiente. Para ello, la semana próxima se realizará la primera reunión entre los equipos técnicos y profesionales. También está prevista una recorrida por el lugar físico donde se asentaría”.

Sostuvo que la obra “descomprimiría los otros tres nosocomios de la ciudad (Castro Rendón, Heller y Bouquet Roldán). A eso se le agrega que la expectativa de Neuquén es muy buena debido a su desarrollo permanente, específicamente el previsto para los próximos diez años en cuanto a demografía, con gran arraigo de población en todo el territorio provincial”.

“La característica especial de este hospital es que es para todos los neuquinos, con una proyección a futuro que involucra a unos 600 mil habitantes, con la máxima complejidad y con un sistema de funcionamiento diferente, que comprende la articulación entre todos los hospitales”, añadió.

Manifestó que “se estudiará también qué hacer con los tres hospitales de la ciudad para que ellos implementen una primera línea de acción, una atención primaria modelo, con el aporte de los centros de salud barriales”, y agregó que se dejaría “para este nuevo hospital la mayor complejidad e inclusive avanzar un escalón más en las cirugías de alta complejidad ambulatorias, tendencia mundial en la cual gran parte de las cirugías no requieren atención posterior”.

Sostuvo que “a Neuquén y a la Norpatagonia este hospital le aportará mucha complejidad en cuanto a camas de terapia intensiva, de pediatría, neonatología, cardiología y también trasplantes, ante lo cual estamos muy próximos a inaugurar la nueva ala en el hospital Castro Rendón” y, en cuanto a su emplazamiento, dijo que “la meseta es el lugar ideal para su ubicación, por la rapidez de la vinculación y la posibilidad de instalar un helipuerto para poder trabajar con otras provincias y que los pacientes derivados de éstas tengan un rápido acceso”.

El ministro reseñó que “la idea de este nuevo hospital se remonta a la campaña electoral del actual gobernador Gutiérrez. En ocasión de una visita al hospital Castro Rendón, conversó con sus autoridades, los agentes de los distintos servicios y con la gente, y se comprometió a gestionar esta idea de pensar en un nuevo hospital”.

Corradi Diez indicó que “desde ese mismo momento se comenzó a trabajar en un plan médico arquitectónico, en el diseño de las necesidades, requerimientos de la población y la proyección de la provincia. De este modo, el proyecto se presentó ante el gobierno nacional y se inició esta posibilidad de trabajar junto al ministerio de Salud de la Nación, para conformar un equipo que trabajará en el enriquecimiento de dicho plan”.

El proyecto

El proyecto prevé la construcción de un complejo sanitario de 35 mil metros cuadrados de superficie y 300 camas de internación, de las cuales el 50 por ciento se destinarán a la atención de casos de máxima complejidad -50 para la Unidad de Terapia Intensiva, 40 a Neonatología, 40 a Pediatría y 40 al servicio coronario, entre otras-.

Contará con 15 quirófanos acondicionados para la resolución de cirugía mayor y ambulatoria, servicio de Oncología, 4 salas de shock room para adultos y 4 para pediátricos. Dispondrá también de un helipuerto para los traslados de urgencia. Se construirá, además, en una zona de rápido acceso, en la zona de la meseta capitalina.