El ministro de Salud y Desarrollo Social señaló que se inició sumario administrativo a los dos agentes que están siendo investigados por Asuntos Internos de la Policía provincial, debido a movimientos sospechosos en sus cuentas personales. “Mientras no se demuestre el hecho no se los puede suspender”, afirmó.

El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez informó hoy que la cartera a su cargo cumplió con todos los pasos administrativos previstos por el Estatuto del Personal Civil de la Administración Pública Provincial (Epcapp) respecto de dos agentes que están siendo investigados por Asuntos Internos de la Polícía, debido a movimientos sospechosos en sus cuentas personales.

Dijo que “existe animosidad política y personal por parte de ATE” al afirmar que no se está colaborando. “Evidentemente hay un perfil y un trasfondo netamente personal y político conmigo, y no tiene que ver con la función del sindicato, que es defender a los trabajadores hasta que se demuestre cualquier hecho”, señaló en referencia a la presunción de inocencia que impide establecer sanciones por la mera sospecha.

Explicó que el sumario administrativo “lo iniciamos el mismo día en que Asuntos Internos de la Policía nos informó de la anormalidad en el movimiento de las cuentas de estos empleados. Eso habilita la investigación, pero como el hecho no ocurrió dentro del ámbito del ministerio sino en sus cuentas personales, no podemos aplicarles alguna sanción o separación del cargo”.

Señaló que, según lo que indica el Epcapp, “la suspensión se debe ordenar cuando los hechos están relacionados con su servicio o cuando haya una orden judicial de privación de libertad, como prisión preventiva, o cuando el alejamiento del personal de su lugar de trabajo favorezca a la investigación. En este caso, la duda sobre la investigación y la presunta corrupción está dada sobre las cuentas personales de los trabajadores”.

“Si la justicia determina que tienen responsabilidad y no pueden demostrar cada depósito que pudieran tener en su cuenta con una factura, tendrán una resolución de la justicia y perderán su trabajo”, dijo el ministro. Además, aclaró que con los empleados sospechados “no tengo relación, ya que es la primera vez que estoy en la administración pública y los periodos referidos son de años anteriores. No tengo un vínculo con ellos para preguntarles qué paso, ni tampoco puedo hacerlo”.

Concluyó que desde ATE “saben muy bien que al no ser dentro de su ámbito de trabajo no podemos aplicar ninguna limitante para con el empleado: no podemos ni hacernos cargo ni apañarlo. Están desconociendo el Epcapp y están atacando a los empleados a quienes ellos deberían defender”.